Zumbidos o pantallas que se iluminan: cómo lidiar con las notificaciones

Una "plaga" virtual

Ilustraciones que se viralizan en Internet dan cuenta de cómo hace 15 años la llegada de un correo electrónico era algo que agradaba al usuario porque significaba que alguien le mandaba un mensaje personal.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Según la Universidad de Florida una notificación distrae tanto como responder un mensaje.

Hoy en día, con decenas y hasta cientos de mensajes por día que llegan a la bandeja de entrada y que incluso suelen acumularse sin ser leídos, si algo puede ser visto con agrado es una carta que llegue en papel, pero no un mensaje electrónico, Mucho menos agrada la notificación de ese mensaje en el celular ni las que informan quién hizo qué en las redes sociales. Si un amigo subió una foto, si alguien sigue a tal o cual y la lista es interminable. Cómo lidiar con esas notificaciones, cómo ordenarlas y volverlas aliadas para que no quiten tiempo dedicado a responsabilidades pero entretengan en el tiempo libre es uno de los grandes desafíos de las tecnologías.

Aunque para algunos son la mejor solución para no perderse nada de lo que sucede en el mundo virtual, para otros son una plaga dentro de los teléfonos inteligentes. Las notificaciones, esas alertas que se toman las pantallas de estos aparatos avisando que recibió un nuevo correo, que a alguien le gustó su foto en Facebook o que su compañero de oficina ha iniciado una nueva cuenta en Instagram, no son gratas e incluso pueden llegar a desconcentrar bastante.

Según un estudio realizado por la Florida State University (EE.UU.), recibir una notificación en el teléfono distrae tanto como responder un mensaje de texto o una llamada. Los investigadores llegaron a este resultado luego de pedirle a un grupo de personas realizar dos veces una actividad donde necesitaban estar altamente concentrados.

La primera vez lo hicieron sin recibir ningún tipo de estímulo externo, pero la segunda, sus celulares comenzaron a sonar. No importaba si se trataba de un zumbido, un ting o un ringtone, el nivel de distracción era el mismo. Incluso, aunque las personas no atendieran estos mensajes, su desempeño en la actividad se veía afectado.

Respuesta inanimada.

"La gente cree, como norma general, que puede comer chicle, caminar y patear una pelota al mismo tiempo. Pero tenemos tantos estímulos que es muy difícil concentrarse en hacer una actividad. Es casi imposible", explica Daniel Halpern, académico de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Católica de Chile. Además, dice, dentro de esta "cultura del multitasking", se siente la presión de estar disponibles a toda hora.

Además, este tipo de avisos hace que uno sienta que debe estar respondiendo permanentemente. "Las notificaciones generaron normas sociales de responder inmediatamente. Uno puede tener 15 o 20 mensajes y se estresa", considera Halpern.

"Hay una necesidad constante de atender hasta el más mínimo mensaje por WhatsApp, aunque sea un emoticón. También hay muchas personas que postean fotos y comentarios para llamar la atención y recibir notificaciones con respuestas del resto", comenta Óscar Jaramillo, docente del Instituto de Comunicaciones y Nuevas Tecnologías de la Universidad Mayor (Chile). Esto se ve especialmente en los adolescentes.

El académico recalca que estas alertas no solo distraen al destinatario, sino también al resto, aunque no parezca. "Por eso antes de comenzar las clases les pido a los alumnos desactivar las notificaciones"; no solo silenciar el celular sino desactivar las notificaciones, comenta el profesor.

"Típico que en las reuniones todos dejan el teléfono sobre la mesa. Y no hay nada más molesto que estos empiecen a sonar o se iluminen las pantallas con mensajes", opina Valentina Rojas (28). "Por lo menos a mí me molesta, quizás soy una amargada", dice riendo.

Pero a Cristóbal Aguilar (39) le pasa lo mismo. "Las notificaciones son molestas e interrumpen. Sobre todo cuando estás trabajando, manejando o almorzando con amigos y todos están pendientes del teléfono".

No volverse loco.

Hay ciertas cosas que usted puede hacer para ganarles la "lucha" a las notificaciones. Por ejemplo, Valentina configuró su celular para desactivar las de Facebook y la de los grupos en WhatsApp.

"Tengo amigas que dicen voy a dejar el grupo porque no me dejan trabajar. Pero solo basta con desactivarlas en los ajustes y listo. Cuando quieres ver los mensajes, te metes".

Cristóbal optó por borrar las aplicaciones de redes sociales de su teléfono. De es-ta manera, solo se entera de lo que sucede en estas cuando se conecta desde Internet. "Cuando estoy con alguien dejo el celular boca abajo, así no es molesto para nadie".

"No se trata de desconectarse totalmen- te, pero, por ejemplo, cuando uno esté trabajando puede bajar el nivel de notificaciones al mínimo y establecer un horario para después revisar el correo electrónico y las redes sociales", aconseja Halpern. Y, por último, nunca hay que olvidar que si es urgente, lo van a llamar.

Capacidad de atención bajó con las alertas.


Investigadores de la Florida State University (EE.UU.) le pidieron a un grupo de personas realizar dos veces una actividad donde necesitaban estar altamente concentrados. La primera vez lo hicieron sin recibir ningún estímulo externo, pero la segunda, sus celulares comenzaron a sonar. No importaba si se trataba de un zumbido, un ting o un ringtone, su desempeño en la actividad se vio afectado.

SABER MÁS

Cómo evitar que lo saturen


Email. Establecer un horario para chequearlo

No se trata de desconectarse totalmente, pero, por ejemplo, cuando esté trabajando puede bajar el nivel de notificaciones al mínimo y establecer un horario para después revisar el correo electrónico.

Configurar. Para que no lleguen al celular

Hay ciertas cosas que usted puede hacer para ganarles la “lucha” a las notificaciones. Por ejemplo, configurar el celular para desactivar las de Facebook y las de los grupos en WhatsApp.

Internet. Usarlo para ver qué sucedió en redes


Borrar las aplicaciones de redes sociales del teléfono celular. De esta manera, solo se enterará de lo que suceda en las redes cuando se conecta desde Internet y no lo molestarán en el día a día.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados