"NUBE" DE LANGOSTAS

Plaga de langostas: por qué desencadenó el pánico global

La FAO advirtió una enorme crisis alimentaria global por la plaga que azota en distintos lugares del mundo. Actualmente está presente en Kenia, Pakistán y Argentina, entre otros países. 

langostas langosta
Invasión de langostas en Madagascar. Foto: AFP

La pandemia de coronavirus no es la única crisis a la que se enfrenta el mundo en este 2020. Desde Asia y África, y hasta Sudamérica, se pudieron ver imágenes de miles de langostas en movimiento que atacaron diversas plantaciones.

En Kenia y Pakistán y, más reciente, en Argentina, los ataques de los enjambres de langostas pusieron en estado de alerta a la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que advirtió una enorme crisis alimentaria global por la plaga que azota en distintos lugares del mundo.

A Uruguay la plaga no ha llegado, aunque las autoridades se mantienen en alerta. "El gran riesgo que tenemos es que no podamos controlar esta manga, que se queden acá y que lleguen las temperaturas como para que se puedan reproducirse", explicó el ministro Carlos María Uriarte, la semana pasada, tras un veranillo y condiciones favorables para que entren las langostas al país. 

Según la FAO, el siglo pasado hubo seis grandes plagas de langostas, una de las cuales duró casi 13 años. Pero el ataque actual en África Oriental está en aumento y, dependiendo de los esfuerzos en su control y los resultados, podría extenderse hasta convertirse en la peor plaga de la historia.

Una langosta puede comer alrededor de 2 gramos de comida en un día. Por lo tanto, un enjambre del tamaño de la ciudad de Nueva York puede devorar la misma cantidad de alimentos consumidos en un día por todos los habitantes de Nueva York y California juntos. Esto significa que casi 5 millones de personas en África podrían enfrentar el hambre este año, según datos citados por Vice.

El riesgo de una crisis de hambre por la plaga de langostas se suma a la lucha de los países que vieron interrumpidas las cadenas de suministro de alimentos por la pandemia de COVID-19.

¿Cómo controlar una plaga de langostas?

La estrategia para el control de la langosta es rociar a los enjambres con pesticidas. La vigilancia en tierra y las operaciones específicas de pesticidas requieren la coordinación de muchos actores, incluidos los gobiernos nacionales y la FAO.

Los expertos también estudian los patrones del viento para predecir el movimiento de los enjambres y advertir a las comunidades de las plagas que se aproximan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados