Alimentación

El pescado: rey de quienes prefieren la comida sana

Asado de salmón, salchicha de pescado o ensalada hawaiana. Ante el retroceso del consumo de carne, los productos del mar quieren conquistar a más consumidores en busca de platos ligeros y dietéticos.

salmón
 

Parecen las de cerdo que se hacen en barbacoa, pero las salchichas de la empresa francesa Marin Vendéen solo contienen pescado —salmón y merluza de Alaska— y verduras en juliana.

Esta compañía es una de las que se exponen en la capital belga entre el 24 y el 26 de abril en la Brussels Seafood Expo, el mayor salón de productos marinos del mundo.

Sus brochetas de rape o de marlin, sus asados al horno con relleno de pescado y de vieiras y su lomo de atún marinado a la provenzal son un ejemplo de cómo se inspira en productos elaborados a base de carne para realizar propuestas 100% procedentes del mar.

"A quien le guste la carne poco hecha puede cocinarlo de la misma forma. Hay que ser inventivo para tener productos perfectos", dice sonriendo el presidente de Marin Vendéen, Olivier Bonnin.

En un momento en que la tendencia hacia una alimentación más sana y sostenible se hace notar en el consumo de carne, el sector de la pesca quiere sacar provecho de las ansias del consumidor por otras fuentes de proteínas.

Para Laurent Mauray, director general de Rolmen, otra empresa presente en el salón, el objetivo es atraer a los menores de 40 años, quienes consumen menos pescado.

"La oferta actual no está adaptada para este nicho. Hay que hacer que el producto sea más accesible", asegura Mauray. El carpaccio, el tartar o incluso los asados, los laminados y las brochetas están "listos para consumir o para cocinar".

Productos frescos y naturales
En el puesto de ultramarinos de Réunipêche, una hamburguesa de pez espada y atún blanco se codea con un "jamón" de marlin al que solo le falta que llegue un chef inspirado a filetearlo.

Con la vista puesta en otras tendencias del momento, el sector bulle de creatividad para introducir productos del mar en la hora del aperitivo --en forma de patés, tarrinas, bolitas de pescado-- pero también en los platos de quienes no disponen de mucho tiempo para almorzar.

Así, el "poke bowl", tradicionalmente una ensalada de atún crudo originaria de Hawái y popular en la costa oeste de Estados Unidos, hace su incursión en Europa.

"Es una mezcla entre el ceviche peruano y el sushi japonés", explica Fredrik Hald, encargado del desarrollo de productos en Leroy, segundo productor mundial de salmón. La empresa lanzó esta pequeña ensalada para llevar en España, Francia, Finlandia y Noruega.

El francés Delpierre también está a punto de introducirla en las estanterías de los supermercados para "sumarse a la ola de la tendencia de los picoteos sanos", explica Amaury de Lepinau, su director comercial.

Entre las compañías reconocidas por sus productos innovadores en el salón de Bruselas se encuentran la empresa bretona especializada en algas Globe Export y sus "perlas de espirulina".

Esta microalga está compuesta en un 70% de proteínas y contiene los ocho aminoácidos esenciales "que solo se encuentran en la carne", destaca su fundadora, Christine Le Tennier.

"Es el origen de la vida y se dice que es un producto de futuro. Miren la ironía", dice la bretona entre risas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º