SEDENTARISMO

Orina ayuda a esclarecer misterios del pasado

Comparando las diferentes capas de sedimentos se dieron cuenta de que la concentración de las sales aumentaba considerablemente a lo largo de los siglos, lo que significaba más animales por metro cuadrado.

Asıkli Höyük. Foto: Commons.
Asıkli Höyük. Foto: Commons.

Hace 10.000 años los habitantes de un pueblo de Anatolia (Asia Menor) comenzaron a domesticar corderos y cabras. Se ignoraba el ritmo de esa domesticación hasta que un equipo de arqueólogos empezó a interesarse por los restos de orina dejados en el suelo: analizó las sales dejadas por la orina animal y humana a comienzos del Neolítico en diferentes capas del suelo del sitio turco Asıkli Höyük, y hace pocos días publicaron los resultados en la revista Science Advances.

Comparando las diferentes capas de sedimentos se dieron cuenta de que la concentración de las sales aumentaba considerablemente a lo largo de los siglos, lo que significaba más animales por metro cuadrado.

Estiman que entre 10.400 y 9.700 años antes de la actualidad, la concentración de sales aumentó de 10 a 1.000 veces, lo que proporciona una cronología detallada del proceso de sedentarización.

Los arqueólogos ya habían obtenido algunos indicios gracias a métodos de investigación tradicionales: restos de viviendas y recintos, pero no era suficiente para calcular la cifra de animales domesticados a lo largo de los siglos.

Sitios con características similares podrán ser candidatos a análisis parecidos, lo que permitirá reconstruir con más precisión la formación de los primeros asentamientos humanos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)