Arte

Usan originales muñecos para explicar la importancia de conservar la fauna boliviana

Con una antigua máquina de coser como aliada, una bióloga recrea los animales con telas de diversas texturas y también hace joyas de madera prensada reciclada, dentro de una iniciativa que bautizó como Artyka-Arte en Fauna y Flora.

Foto: EFE
Foto: EFEE

Osos andinos, murciélagos, ranas gigantes del lago Titicaca, delfines rosados y capibaras, entre otros animales de la rica biodiversidad boliviana, cobran vida en el taller de Ninostka Burgoa, una bióloga que quiere infundir su pasión por la conservación ambiental a través del arte.

Con una antigua máquina de coser como aliada, la boliviana recrea los animales con telas de diversas texturas y también hace joyas de madera prensada reciclada, dentro de una iniciativa que bautizó como Artyka-Arte en Fauna y Flora.

Sus productos, hechos a mano, se pueden observar en un catálogo en la página de Facebook de Artyka, donde la experta también comparte información de interés sobre conservación ambiental.

Cuando entrega los pedidos a sus compradores, les explica ampliamente sobre las principales características de cada especie y "su importancia ecológica", indicó Burgoa.

"El mensaje que quiero dar es que la gente aprenda, comprenda por qué es importante la conservación de nuestra biodiversidad y que nosotros vivimos de la madre naturaleza", afirmó.

Bióloga de profesión, Burgoa está especializada en mamíferos grandes, aunque aprender sobre educación para la conservación fue lo que le "abrió la mente" para llegar al público con un enfoque distinto y le motivó a fundar Artyka.

Foto: EFE
Foto: EFE

Burgoa llamó la atención sobre los impactos negativos de la deforestación, la ampliación descontrolada de zonas agrícolas y la pérdida progresiva del hábitat de los animales, ante lo cual muchas veces los expertos no saben "cómo llegar al público" para generar consciencia.

Así, decidió "explotar" sus habilidades para la costura y las manualidades y fusionarlas con su carrera, "con la intención de educar, concienciar y cambiar el chip de la mente de las personas" para que se interesen por el medio ambiente.

Su pasión por la biodiversidad se nota desde el logotipo de Artyka, en el que aparecen sus tres especies favoritas: la "Cariama cristata", un ave; el "Dinomys branickii", un roedor conocido en Bolivia como jochi con cola; y la "Cattleya rex O'Brien", una de las tantas especies de orquídeas del país suramericano.

En un principio la bióloga se dedicó solo a hacer aretes con formas de animales bolivianos.

Luego comenzó a hacer muñecos de tela, inicialmente por pedidos específicos de distintas entidades especializadas en conservación, como la Colección Boliviana de Fauna, que le planteó el reto de hacer "un murciélago que se parezca mucho al real".

Foto: EFE
Foto: EFE

Y no se trata de coser por coser, porque antes de ponerse frente a la máquina, Burgoa se empapa con toda la información a su alcance sobre estas especies.

Después hace los bocetos para luego ir en busca del material para hacer el muñeco lo más parecido posible al animal verdadero.

Esto implica infinitas caminatas por los mercadillos de tela de La Paz en busca de texturas que emulen a los originales a la perfección.

Burgoa resaltó que todo está hecho a mano por ella misma, incluidos los ojos, garras, hocicos o huellas que moldea en porcelana fría y "con diferentes técnicas".

Uno de los animales del catálogo es el jukumari u oso de anteojos, que vive en Los Andes tropicales de Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

Estos muñecos llevan alambres en sus extremidades para que la gente vea la posición que asumen los jukumaris para comer.

La bióloga también cose bufeos o delfines rosados de río, murciélagos de tres especies distintas, ranas, monos, zorros del Chaco, parabas, flamencos, pájaros carpinteros y capibaras, consideradas el roedor más grande del mundo, entre otros.

Las joyas las entrega en sobres de papel reciclado y los muñecos en bolsas de tela pensadas para contribuir a la reducción del uso de plásticos.

Burgoa también imparte talleres a niños que quieran coser sus propios animales y aprender sobre "el rol ecológico de las especies, por qué debemos conservarlas, por qué los necesitamos".

La bióloga prevé ampliar su catálogo y apoyar las iniciativas de otros artesanos interesados en la conservación. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)