COMUNIDAD

La organización TECHO creó lugar para deporte y esparcimiento en barrio 24 de enero

" Sueños compartidos" se llama el espacio que cuenta con cancha polifuncional, otra cancha más chica, juegos infantiles, aparatos para ejercicios físicos, mesas comunitarias y un salón con merendero.

Sueños compartidos
El diseño fue hecho por los vecinos del barrio con gente de TECHO y DirecTV. Fotos: TECHO

Este domingo quedó oficialmente inaugurado el espacio recreativo y deportivo Sueños compartidos del barrio 24 de Enero de Montevideo, impulsado por la organización TECHO y la empresa DirecTV.

“Ubicado en Avenida de las Instrucciones y Camino Durán, este nuevo lugar fue creado con la finalidad de contribuir con la comunidad al generar un ambiente propicio para el desarrollo de actividades físicas y la socialización”, manifestaron sus responsables.

Sueños compartidos

En tal sentido, el lugar cuenta con una cancha polifuncional en la que se puede practicar fútbol, básquetbol o voleibol; una pequeña cancha barrial que ya existía previamente y que fue reacondicionada; mobiliario urbano con mesas para encuentros vecinales; juegos infantiles y aparatos para realizar actividad física. Además, en el predio hay un salón comunal en el que funciona un merendero.

“Básicamente se buscó que respondiera a las necesidades que tenía el barrio, que era la falta de un espacio de este tipo para los jóvenes”, explicó a El País Giovana Tomasiello, directora de Comunicación de la organización TECHO.

Sueños compartidos

La primera etapa consistió en realizar un diseño participativo, en el que intervinieron los propios vecinos de 24 de Enero en conjunto con integrantes de TECHO y miembros de DirecTV.

“Para nosotros es fundamental la participación y la co-creación de estos proyectos con las propias comunidades porque se apropian del espacio y son las que saben exactamente qué es lo que necesitan y qué va a ser funcional a su cotidianidad”, destacó Tomasiello.

Los trabajos comenzaron en febrero de este año, pero el aumento de casos de COVID-19 obligó a tomar recaudos, cambiar la planificación y, por ende, demorar más de lo previsto.

Sueños compartidos

Finalmente se pudo terminar y, si bien los habitantes del barrio ya estaban haciendo uso de sus instalaciones desde hacía un tiempo, quedó formalmente presentado el pasado fin de semana.

“Como organización esto nos satisface por completo porque es un proyecto de carácter definitivo. Para nosotros ha sido un gran desafío poder conjugar lo comunitario con la parte de las empresas y realmente nos deja muy contentos el resultado al que llegamos”, destacó la representante de TECHO.

Agregó que siempre hubo un trabajo con 24 de Enero, “pero a raíz de la pandemia comenzamos a trabajar semanalmente liderando todo tipo de actividades; la idea es el trabajo continuado en el barrio”.

Sueños compartidos

Unas 200 familias con predominio de jóvenes

“”Cada vez que empezamos a trabajar en un asentamiento hacemos una Encuesta de Comunidad para tener un pequeño mapa de la situación”, explicó Giovana Tomasiello. En el caso del barrio 24 de enero contabilizaron unas 213 viviendas y estiman que viven unas 200 familias, lo que daría un promedio de unas 1.950 personas.

“Se caracterizan por ser principalmente jóvenes, más o menos el 50% tiene menos de 18 años, por lo que este proyecto tiene un impacto muy necesario en la comunidad. Era vital contar con un espacio de recreación. De hecho, no tenían otros espacios cerca para poder generar encuentros”, agregó.

El mantenimiento estará a cargo de los propios vecinos; en este caso hay un grupo de mujeres referentes que por lo general se ocupan de estas tareas.

Sueños compartidos
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error