Ciencia

Una órbita para dar vida

La Tierra está 5 millones de kilómetros más lejos del Sol; no tiene superestaciones como Plutón ni asimétricas como Marte.

Las estaciones se producen debido a la inclinación del eje de rotación de la Tierra.
Las estaciones se producen debido a la inclinación del eje de rotación de la Tierra.

En la jornada pasada, la Tierra llegó al punto más extremo de su órbita, conocido como afelio. Todos los habitantes de nuestro planeta quedaron situados casi cinco millones de kilómetros más lejos del Sol. El cambio ocurre cada mes de julio, porque la órbita de nuestro planeta no es perfectamente circular, sino elíptica. Asimismo, cada enero se sitúa en el punto más cercano al Sol, llamado perihelio.

La astrofísica y divulgadora del Instituto de Astrofísica de Canarias, Nayra Rodríguez Eugenio, explicó a BBC Mundo que "en el perihelio el Sol se encuentra a aproximadamente unos 147 millones de kilómetros de la Tierra, y cuando ésta se encuentra en el afelio está a unos 152 millones de kilómetros del Sol".

Las temperaturas calcinantes que se registran en el hemisferio norte, que han desatado enormes incendios de zonas boscosas, pueden inducir a pensar que el Sol está demasiado cercano y castiga a la Tierra, aunque en realidad ocurre lo contrario. La distancia extra determina que la cantidad de luz solar recibida disminuye 7% en comparación con enero.

Pero, los habitantes del hemisferio norte —por ejemplo, de Estados Unidos y la Unión Europea— no deben esperar alivio de las altas temperaturas de este verano. Las estaciones en la Tierra son la consecuencia de cambios en la cantidad de luz solar directa que recibe nuestro planeta por la inclinación del eje de rotación de la Tierra respecto al plano que describe alrededor del Sol, y no debido a la órbita.

Rodríguez Eugenio indicó que "este eje está inclinado unos 23.5 grados y por tanto, cuando estamos en el verano del hemisferio norte, el eje norte, es decir el Polo Norte de la Tierra, está apuntando más hacia la dirección del Sol". Añadió que "el verano del norte coincide con el afelio, pero recibimos radiación solar porque el Sol está más alto sobre el horitzonte y tenemos también más horas de luz solar".

En el hemisferio sur, el fenómeno es a la inversa, debido a que el verano es coincidente con el perihelio. "Esto nos podría hacer pensar que en el hemisferio sur sube más la temperatura que en el norte en verano, porque aparte de la inclinación, la Tierra también está más cerca del Sol", explicó Rodríguez Eugenio. En realidad, no es así, sino que "en el hemisferio sur la Tierra se calienta mucho más fácilmente que el agua y, como el hemisferio sur tiene una mayor proporción de su superficie cubierta por agua, el exceso de energía es absorbida por ésta". Por tanto, en verano, tanto en el norte como en el sur, la temperatura es aproximadamente la misma.

La astrofísica dijo que la mayor distancia se traduce en menor velocidad. Como señala la segunda ley de Kepler, cuando los planetas están cerca del Sol en su órbita, se mueven con más rapidez que cuando están más lejos. La mayor distancia en el afelio significa que la velocidad orbital de traslación es menor de 105.536 kilómetros por hora, cerca de 3.600 kilómetros por hora menos que la velocidad en el perihelio.

En otros planetas la situación se hace difícil en estas circunstancias. Por ejemplo, si se considera lo que podría ser la vida en otro planeta bajo estas circunstancias orbitales, la cantidad de luz solar recibida puede tener variaciones de hasta 31% en el curso del año planetario. Debido a que la órbita de Marte y sus curvas son mucho más dramáticas, la caída en la cantidad de luz solar crea un verano del norte más suave y un invierno helado en el sur. Después, Marte se acerca al Sol , lo que lleva a un invierno del norte más benigno y un verano sureño calcinante.

La órbita de la Tierra asegura que nunca tendrá temporadas extremas como ocurre en Plutón ni asimétricas como en el caso de Marte. En cambio, nuestro planeta se mantendrá relativamente estable, una característica que bien pudo ser determinante para el surgimiento de la vida. FUENTES: THE NEW YORK TIMES Y BBC MUNDO.

Incendios 1 - Están sin control en la zona oeste

Los incendios que estallaron en el oeste de Estados Unidos, no guardan relación con la distancia actual entre la Tierra y el Sol, como creen algunos. Más de un centenar de viviendas ya resultaron destruidas.

Incendios 2 - La llamas avanzan y destruyen

California, Colorado, Nuevo México y Utah, entre otros estados, combaten una treintena de incendios que ya quemaron tantas hectáreas como en 2017, un año que en esta materia es considerado récord.

Incendios 3 - Hay miles de hectáreas arrasadas

En el sur de Colorado el fuego ya arrasó 32.000 hectáreas, en tanto en California, donde movilizaron más de 2.100 bomberos, la superficie dañada suma 28.300 hectáreas. Está controlado solo en un 5%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)