SALUD

OMS matiza vínculo entre mate y cáncer

El “mate no muy caliente” fue quitado de la lista de posibles cancerígenos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los países con más cáncer de esófago es donde se bebe mucho té y mate. Foto. Shutterstock

La Organización Mundial de la Salud (OMS) mejoró la posición del mate entre las sustancias que podrían estar asociadas con algún tipo de cáncer. El "mate no muy caliente" fue ubicado en el grupo de sustancias "no clasificables como cancerígenas para el ser humano".

"El mate frío no ha tenido efectos cancerígenos en experimentos con animales ni en estudios epidemiológicos", señaló la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC por sus siglas en inglés) en un informe difundido ayer.

"Por lo tanto, tomar mate a temperaturas no muy calientes no es clasificado como cancerígeno para el humano", agregó el informe.

La IARC aclaró luego que existen "evidencias insuficientes sobre el riesgo cancerígeno de tomar mate frío y tibio, y evidencias insuficientes sobre el riesgo cancerígeno del mate caliente en animales de experimentación".

"Los resultados sugieren que tomar bebidas muy calientes es una causa probable de cáncer de esófago y que es la temperatura más que la bebida en sí misma la que aparece como responsable", expresó Christopher Wild, director de la IARC.

Las conclusiones fueron obtenidas luego de un trabajo realizado por 23 científicos y publicado ayer por la revista The Lancet Oncology.

Los matices.

La IARC clasifica a las sustancias en tres grandes grupos: en el N° 1 incluye procesos industriales o compuestos químicos cancerígenos para el hombre (el tabaco, por ejemplo); en el N° 2 incluye los "probables carcinógenos y este grupo lo subdivide en "2A", para los de alta probabilidad y en "2B" para los de baja probabilidad. Finalmente, en el N° 3 incluye lo que no puede considerar cancerígeno para el hombre.

Desde 1991, y hasta ayer, el mate estaba ubicado sí o sí en la categoría 2A y compartía el nivel de riesgo con los esteroides y el trabajo en refinerías.

Ahora, la agencia de la OMS mantiene en esta categoría únicamente a "el mate muy caliente", definiéndolo como el que se bebe por encima de los 65°C.

El mate que se toma por debajo de esa temperatura es ubicado ahora por la OMS en el grupo N° 3, como sustancia cuyo riesgo no está probado; allí aparecen bebidas como el té y la cafeína y compuestos como el petróleo o el hollín.

"Estudios hechos en lugares como China, Irán y América del Sur, donde el té y el mate son tradicionalmente bebidos muy calientes (a unos 70°C) han encontrado que el riesgo de cáncer de esófa-go aumenta a medida que aumenta la temperatura a la que la bebida es ingerida", señala el informe.

Al respecto, el director de IARC agregó "las principales causas de cáncer de esófago son el tabaco y el alcohol. Sin embargo, la mayoría de los casos de este cáncer se dan en zonas de Asia, Sudamérica y el este de África, donde tomar asiduamente bebidas muy calientes es común".

Café.

Otro de los cambios que realizó la IARC en su nómina fue la categorización del café. Hasta ayer lo definía como una sustancia de "baja probabilidad cancerígena" (grupo 2B). Ahora los expertos se reivindicaron y lo quitaron de esa nómina, para incluirlo en el grupo en el que quedó el mate frío o tibio (grupo 3).

"El sólido cuerpo de evidencia que hoy tenemos disponible lleva a una reevaluación de la carcinogenicidad del café como bebida, clasificado en 1991 como posible cancerígeno", señala el informe.

Después de rever más de 1.000 estudios en humanos y animales, el grupo de trabajo halló evidencia insuficiente sobre el riesgo cancerígeno de tomar café, agregó el trabajo.

"Muchos estudios epidemiológicos muestran que tomar café no tiene efectos cancerígenos, al menos en tumores de páncreas, mama y próstata", explicaron los expertos.

El grupo de trabajo encontró en el café elementos reductores del riesgo de cáncer de hígado y endometrio (revestimiento interno del útero).

Para otra lista de más de 20 cánceres, las evidencias no fueron concluyentes, señalaron.

"Disfruta de tu café o de tu mate, pero asegurate de que no estén muy calientes", resumió Mariana Stern, investigadora de la Universidad del Sur de California e integrante del equipo de trabajo de la IARC.

Los frankfurters y el jamón en la lista negra.

En octubre de 2015 la carne procesada fue ubicada en el grupo 1 de posibles cancerígenos, porque "hay pruebas convincentes de que causa cáncer". Allí entran productos como los frankfurters y el jamón. Mientras, la carne roja fue clasificada dentro del grupo 2A, (probablemente cancerígena), en el mismo grupo en que queda el mate "muy caliente". En el caso de la carne roja, la clasificación se basa en "evidencia limitada" procedente de estudios epidemiológicos que muestran una asociación positiva entre el consumo de carne roja y el desarrollo de cáncer colorrectal. La expresión "evidencia limitada", según la OMS, significa que ha observado asociación positiva entre la exposición a la carne y al cáncer, pero que no se pueden descartar otras explicaciones para las observaciones obtenidas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º