INN CONTENT PARA LABORATORIO ABBOTT

Nuevo probiótico para el cuidado de la salud intestinal

El suplemento alimenticio Protectis, de Biogaia y Abbott, llega al mercado uruguayo

El desarrollo del  producto se sustenta en cientos de ensayos clínicos   sobre los efectos de la cepa probiótica
El desarrollo del producto se sustenta en cientos de ensayos clínicos sobre los efectos de la cepa probiótica

Un suplemento alimenticio desarrollado en base a una cepa probiótica -Lactobacillus Reuteri DSM 17938-, proveniente de la leche materna, puede ayudar a una mejora cualitativa: produce beneficios directos sobre los cólicos, dolores abdominales (reduciendo de paso el tiempo de llanto) y regurgitaciones, así como un efecto preventivo contra infecciones respiratorias y gastrointestinales. El fortalecimiento del sistema inmune y la motilidad intestinal también se benefician por su acción.

Desarrollado por la empresa sueca de biotecnología, Biogaia, y en alianza con el laboratorio Abbott Uruguay, sale al mercado local esta semana Protectis.

“Hay una gran experiencia en distintos países del mundo que nos hablan de seguridad en el tema del tratamiento del cólico del lactante”, dijo Iván García, director regional para América Latina de Biogaia.

La cepa probiótica elegida es actualmente una de las más estudiadas por la comunidad científica en el mundo. A las investigaciones independientes se han sumado las desarrolladas por Biogaia -que abarcan 152 ensayos clínicos en más de 14.800 individuos- las cuales han demostrado la efectividad y seguridad del producto.

“Desde el punto de vista científico, esta cepa es uno de los tres probióticos más estudiados en el mundo. Y lo interesante es que estos estudios, que provienen de diferentes países y grupos de investigación, llegan a la misma conclusión. Eso es revolucionario en el mundo de los probióticos”, resaltó Gianfranco Grompone, PhD, ingeniero experto en temas de microbiología y Chief Scientific Officer (CSO) de Biogaia.

Calidad de vida

Protectis llega en sus dos presentaciones: gotas y comprimidos masticables.
Protectis llega en sus dos presentaciones: gotas y comprimidos masticables.

¿Cómo actúan los probióticos? Grompone lo explica así: “Tenemos que considerar que los seres humanos somos mucho más que eso, somos ecosistemas contenedores de microorganismos (bacterias, virus, hongos, parásitos, protozoarios). Entonces, lo que hacemos es aportar probióticos que ya son conocidos por el ‘ecosistema’, porque se trata de una bacteria que evolucionó con el ser humano y ha sido aislada de la leche materna”.
Uno de sus mecanismos de acción permite que la cepa “dialogue” con el sistema inmune para que responda mejor cuando hay un ataque de un virus o un patógeno.

Otro efecto se observa en el eje intestino-cerebro. La bacteria es capaz de inactivar ciertos receptores para reducir la señal del dolor que llega al cerebro a causa de un cólico o un dolor abdominal.

Además, la cepa actúa reforzando la pared del intestino para que no pasen sustancias nocivas para el organismo.

Estos procesos redundan en una mejor calidad de vida: según los estudios de Biogaia, Protectis reduce en un 53% el llanto causado por el cólico en lactantes en el curso de un mes; disminuye un 80% las regurgitaciones diarias e incrementa un 30% las deposiciones. También se detectó que tiene un impacto positivo en el círculo familiar. Cuando el niño llora mucho, la madre es más propensa a sufrir de depresión por posparto, pero según Biogaia el 60% de las mamás que utilizan el producto con el bebé reducen la probabilidad de sufrir ese trastorno. “Entonces es un producto que ayuda a la calidad de vida de la familia, del bebé y del médico, porque (los cólicos) son una de las causas por la que más lo consultan”, dijo García.

Iván García. Director regional de Biogaia. Gianfranco Grompone. CSO de Biogaia.
Iván García. Director regional de Biogaia. Gianfranco Grompone. CSO de Biogaia.

El producto se basa en una de las cepas más estudiadas en todo el mundo

El origen humano del probiótico es, por otra parte, un atributo clave que se alinea con la tendencia global que promueve el uso de productos naturales y que ayuda a no generar efectos secundarios, agregó.

“En la práctica clínica se utiliza durante mucho más tiempo porque como no hay efectos adversos se puede llegar hasta tres meses de consumo del probiótico sin problema. Por ejemplo, en Suecia es muy popular, muy consumido e inclusive se consume de manera preventiva”, comentó Grompone. “Sabemos que ayuda a aumentar la diversidad microbiana y a mejorar la salud a ese nivel también”, acotó.

El producto es beneficioso también para mujeres embarazadas que necesitan reforzar su sistema inmune frente a los cambios hormonales que sufren y que derivan en una baja de las defensas y la exposición a ciertas patologías. “Si llega a necesitar tomar antibióticos protege la microbiota del bebé con el probiótico”, afirmó García. “Estudiamos más cómo puedes usar ese tipo de probióticos combinados con los medicamentos actuales para tener un mejor beneficio”, explicó.

Grompone sostuvo que “todavía hay muchísimo más por descubrir con el probiótico”. Por ejemplo, se está profundizando en la investigación sobre el impacto que tiene el producto en la mujer embarazada y en la respuesta del sistema inmunológico de su bebé.

El suplemento alimenticio Protectis llega a Uruguay en dos presentaciones (gotas y comprimidos masticables) y es de venta libre. Desde la próxima semana se comenzará a vender en farmacias y estará disponible en mutualistas, confirmó García. “Biogaia es líder en probióticos en el mundo y éste es solo el primer producto que tenemos con Abbott. La idea es empezar a traer todo el portafolio de productos porque van a beneficiar mucho a la salud de los uruguayos”, cerró.

Más beneficios que suman valor

Una caída “significativa” de las infecciones y de patologías derivadas del estrés son los resultados del uso de Protectis en adultos que detectó Biogaia.

Los estudios de la empresa realizados en Suecia se centraron en un grupo de trabajadores de una fábrica que tras utilizar el probiótico mejoró su salud y productividad, reduciendo el ausentismo laboral.

Gianfranco Grompone, CSO de Biogaia, señaló que este probiótico tiene efectos en el sistema inmune adulto al actuar como un “entrenador” de las células inmunológicas.

“Hemos visto que hay vías específicas que el probiótico activa, por ejemplo la de inducción de la adenosina. Sabemos también que induce efectos antiinflamatorios”, resaltó. Incluso, la Organización Mundial de Gastroenterología (WGO, por sus siglas en inglés) recomienda su uso en adultos para la prevención de enfermedades, concluyó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados