Arte callejero

Muros con la magia del cine 3D

En 5 manzanas del barrio Palermo, 17 murales contarán una historia que podrá verse en el celular, mediante realidad aumentada e imágenes en 3D.

El artista italiano Fulviet pintando en Palermo. Foto: Booksonwall
El artista italiano Fulviet pintando en Palermo. Foto: Booksonwall

Desde hoy las paredes del barrio Palermo cobrarán vida. A lo largo de cinco manzanas, lo que en una primera instancia podrán parecer tan solo obras de arte plasmadas en muros, serán en verdad imágenes que formarán parte de un cuento y adquirirán voz y movimiento a través de la tecnología. La propuesta se llama “Books on Wall” (“Libros en paredes”) y fue creada por el artista y arquitecto italiano Fulviet, quien hace siete años llegó a Uruguay y se radicó en el barrio del candombe.

La historia involucra a 17 murales que vendrían a ser las ilustraciones convencionales de un libro -y que fueron creadas, además de por Fulviet, por otros artistas callejeros reconocidos-, mientras que la narración fue realizada por el escritor Javier Martínez. La tecnología, en tanto, permite ver las imágenes en realidad aumentada, con movimiento y voz, algo fundamental para comprender el cuento. Para vivir esta experiencia es necesario, en primer lugar, tener un celular. Luego se debe descargar la aplicación “Books on Wall” que estará disponible desde el mediodía únicamente para dispositivos Android.

A partir de eso, solo resta dirigirse al lugar en donde comienza la historia, en Magallanes y Durazno, donde está ubicado el primer mural. Allí, las personas, con la aplicación abierta, apuntarán con la cámara hacia la obra de arte y a partir de entonces “comenzarán a vivir un cuento de una manera diferente”, aseguran los creadores de la iniciativa.

Las obras fueron pintadas por artistas reconocidos como el español David de la Mano. Foto: Booksonwall
Las obras fueron pintadas por artistas reconocidos como el español David de la Mano. Foto: Booksonwall

Interactivo. 

La historia se llama Un silencio bárbaro y narra cómo un día el barrio Palermo amaneció en silencio: no había sonidos, los animales y las personas no tenían voz. Frente a ello, un par de niños se juntó y propuso rescatar los sonidos del barrio.

“Durante todo el cuento lo que se vive a través de los murales son los sonidos que caracterizan al barrio”, contó Manu Rivoir, encargado de comunicación de Books on Wall.

En uno de los murales se ve un barco que, al colocar el celular por delante, comienza a navegar y va rompiendo en su camino varios tejidos, mientras que se ven y escuchan cómo los niños protagonistas del cuento se sorprenden al ver la embarcación. Otra parte de la historia transcurre en la casa en donde, durante la época de la dictadura, se juntaban varios músicos a ensayar, entre ellos, Ruben Rada.

“En la fachada de esa casa hay un trompetista, y cuando la gente apunte con el celular va a poder no sólo escuchar la música que esté tocando el artista, sino que va a ver cómo se mueve la trompeta de arriba a abajo”, explicó Rivoir. Además, entre obra y obra, podrán escuchar distintos estilos musicales, desde candombe hasta jazz. En todos los murales las personas van a poder interactuar de alguna forma, sea mediante una animación o a través de la realidad aumentada.

En un mural los vecinos, a través de una app, podrán ver a un trompetista. Foto: Samu Brown
En un mural los vecinos, a través de una app, podrán ver a un trompetista. Foto: Samu Brown

“Lo que posibilita la aplicación es que el cuento cobre vida; la iniciativa busca que se genere una interacción entre la arquitectura, el arte urbano, la tecnología, y la gente, que sale a la calle en familia para recorrer el barrio y vivir en él una nueva experiencia”, dijo el encargado de comunicación.

Los vecinos del lugar no fueron ajenos al proyecto y muchos niños y adultos que viven en la zona son quienes le pusieron voz a los personajes.

A las 19:00 horas se realizará el lanzamiento del proyecto en Magallanes y Durazno, en donde estarán presentes todos los que participaron en el proyecto, en total 15 personas.

Además están invitados también los vecinos del barrio y todo aquel que quiera acercarse a probar la aplicación. “La idea es formar grupitos e ir yendo a través de los distintos murales descubriendo la historia”, dijo Rivoir. Recomendó para la ocasión llevar auriculares para no perderse ningún detalle de la historia.

Pero no será únicamente hoy que las personas disfrutarán del cuento, sino que podrán hacerlo en cualquier día del año “por su propia cuenta”. Los impulsores del proyecto recomiendan hacer el recorrido -que lleva entre 45 y 60 minutos- dos horas antes de que baje el sol, porque las sombras hacen más difícil captar la realidad aumentada.

“También se debe tener cuidado porque las personas van a estar cerca de la calle donde pasan vehículos, por eso el mejor día para hacer el paseo es el domingo de tarde cuando el barrio está más tranquilo”, recomendó el encargado.

Los murales se terminaron de pintar en diciembre del año pasado y también en las inmediaciones los creadores del proyecto colocaron carteles con números en cada una de las obras para que las personas no se salteen ninguna.

La aplicación cuenta con un mapa en donde aparece indicado el recorrido y en las veredas del barrio habrá flechas que señalan el camino.

Esculturas: también habrá que prestar atención a las azoteas. Foto: Booksonwall
Esculturas: también habrá que prestar atención a las azoteas. Foto: Booksonwall

El proyecto ganó fondo concursable del MEC

La idea se le ocurrió al artista italiano Fulviet en 2017 y tras casi un año de trabajo finalmente hoy verá consagrado su sueño para todo público. La aplicación puede descargarse a las 13:00 horas en la página web www.booksonwall.art. Según los impulsores del proyecto, Un silencio bárbaro será el primero de varios cuentos. “Cualquier artista o escritor de cualquier parte del mundo que quiera participar de este proyecto puede hacerlo. Solo tiene que escribir la historia y presentar el proyecto”, explicó Manu Rivoir, encargado de prensa de Books on Wall. En otras partes del mundo se han hecho murales interactivos con realidad aumentada pero “no sabemos ni creemos que se haya contado una historia como un libro a través de varios los murales”, sostuvo Rivoir. El proyecto de Fulviet ganó los fondos concursables del MEC, lo cual permitió financiar casi la mitad del costo, unos 200 mil pesos. La otra parte fue gracias al aporte de privados.El equipo, según Rivoir, estuvo integrado además de por Fulviet, por otras 15 personas, entre artistas que pintaron algunos murales, así como el escritor Javier Martínez, gestores, expertos que trabajaron en la animación 3D, y personas que se encargaron de desarrollar la aplicación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados