SALUD

¿Qué es mejor? ¿Dejar de fumar de golpe o de a poco?

Casi 50% de los que lo hicieron de un momento a otro seguían sin fumar al mes de iniciado el estudio.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ex empleados de tabacalera fiscalizan en lugares de trabajo públicos y privados. Foto: AFP

Si es mejor dejar "de golpe" o poco a poco el cigarrillo, es una discusión que aparece con facilidad cuando alguien manifiesta su deseo de abandonar este vicio. Si la cuestión surge en un grupo de amigos, siempre hay un exfumador, o un familiar de un exfumador, que tiene una experiencia según la cual habría que elegir uno u otro camino para tener éxito.

Ahora la Universidad de Oxford da la razón a los que dejan de un día para el otro. Los fumadores que intentan bajar la cantidad de cigarrillos paulatinamente tienen menos probabilidad de dejar de fumar que los que eligen, de hoy para mañana, no volver a encender uno solo de estos cilindros, publicaron los autores del trabajo en la revista Annals of Internal Medicine.

"Reclutamos a 697 fumadores que habían decidido dejar de fumar. Luego, los dividimos en dos grupos. Uno de ellos, el grupo de la "cesación abrupta", fijó un día para abandonar el hábito y lo dejó repentinamente cuando llegó ese día", contó Nicola Lindson-Hawley, médica a cargo de la investigación en Oxford.

El segundo grupo, el de la "cesación gradual", también se fijó un día para dejar pero en las dos semanas previas a la fecha empezó a bajar poco a poco la cantidad de tabaco que consumía.

Los dos grupos tuvieron asesoramiento, apoyo y acceso tanto a parches de nicotina como a terapias de reemplazo mediante chicles o sprays bucales.

Una vez que cada grupo pasó la fecha que se fijó, sus integrantes fueron evaluados semana a semana durante cuatro semanas, y seis meses después.

Además de preguntarles cómo iban, les medían la cantidad de monóxido de carbono que estaban respirando, dato objetivo que los ayudaba a chequear si estaban adhiriendo a su plan.

A las cuatro semanas, 39% de los integrantes del grupo de "cesación gradual" se había mantenido sin fumar. En el grupo de cesación abrupta lo había logrado 49%, lo cual indicó que tenían 25% más probabilidades de dejar, según los autores.

"La diferencia en los intentos parecen estar en que las personas se esforzaron en dejar todos juntos", reflexionó la investigadora Lindson-Hawley.

"Vimos que las personas prefieren la idea de abandonar el cigarrillo de a poco antes que hacerlo de golpe. Sin embargo, más allá de sus pensamientos, tuvieron más probabilidad de lograrlo en el grupo de cesación abrupta" que en el otro.

Depende.

La investigadora de la Universidad de Oxford aclaró que los resultados de su trabajo fueron obtenidos en personas que querían dejar el cigarrillo rápidamente y estaban recibiendo apoyo profesional, además de una terapia de reemplazo de nicotina. Para ellos, dijo, el mejor consejo pareció ser fijar un día y dejar por completo desde ese día.

"Sin embargo, también vimos muchas personas que no se imaginaban dejando de un momento para otro. Para ellos, es mucho mejor intentar disminuir el consumo que no hacer nada y los médicos deberemos aumentar el apoyo para que tengan más chances de lograrlo", remarcó.

En Uruguay, Laura Roballo, cardióloga especialista en Control de tabaco e integrante del CIET (Centro de Investigación para la epidemia del tabaquismo) consideró que no existe un único método para abandonar este vicio porque no existe un fumador universal.

En cuanto a si es mejor dejar de golpe o no, Roballo dijo que existe bibliografía que aconseja lo contrario a este estudio y apunta a que se logran mejores resultados cuando la cesación es gradual. Por eso, tiene que quedar claro que es posible dejar de fumar, subrayó. Cada uno tiene que buscar el método que le sirva más.

Por otra parte, no recomendó intentarlo mediante sustitutos de nicotina como los chicles y los parches porque, aseguró, dan menos resultado que los medicamentos que son indicados en los programas de cesación de tabaquismo que existen en todas las mutualistas y centros de salud.

Medicamentos ayudan a dejar el hábito más que los chicles.

En cada centro de salud, por ley, debe haber un programa de cesación de tabaquismo, en el que se ayuda a dejar de fumar. A través del Fondo Nacional de Recursos, las instituciones reciben medicamentos que deben ofrecer al usuario; está demostrado que ayudan a dejar el vicio más que lo hacen los parches de nicotina o los chicles con el compuesto. Las drogas indicadas son brupiopion y vareniclina, este no es obligatorio otorgarlo pero es más efectivo, aunque es más caro.

MÁS DATOS SOBRE CIGARROS

Intentos. Tratar y tratar sin resultados

El 76.6% de los uruguayos muestran gran interés en abandonar el consumo de tabaco; el 48.6% de los que fumaron el año anterior hizo un intento de cesación en los 12 meses siguientes.

Compuestos. Arsénico y diluyentes entre ellos

Entre los 4.500 componentes tóxicos que posee el cigarrillo se encuentran la acetona, que es un diluyente de pintura, el amoníaco, que se usa como limpiador de pisos y el cadmio, que está en baterías de autos.

Informados. Saber que puede enfermar

Según la encuesta GATS (Global Adult Tobacco Survey) realizada en 2009, más del 90% de las personas sabe que fumar produce enfermedades graves, especialmente ataques cardíacos y cáncer de pulmón.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados