Tecnología

Matías Boix de Globant:“Hay un cambio en el trabajo en tecnología”

Esta semana la tecnológica Globant presenta las tendencias en el área en un evento híbrido dirigido a innovadores de todo el mundo; una de las instancias presenciales será en las oficinas de Uruguay.

Matías Boix, tech partner en Globant. Foto: Cortesía
Matías Boix, tech partner en Globant. Foto: Cortesía

Hace más de una década que Globant desembarcó en Uruguay. Fue la primera oficina fuera de Argentina que la empresa, hoy considerada un “unicornio” —una tecnológica valuada en más de US$ 1.000 millones—, abrió fuera de su país. Fue entonces cuando Matías Boix, hoy Tech Partner de Globant, se incorporó al equipo de la empresa.

Desde hoy y hasta el jueves, Globant organiza la primera edición de Tech N’ Fest, un festival de tecnología y creatividad que ofrecerá una visión sobre lo último en inteligencia artificial (IA), blockchain, gaming, diseño, emprendedurismo y liderazgo. Sobre el evento, el presente de la industria tecnológica en Uruguay y sobre su carrera, Boix conversó con El País.

—¿Cómo fueron tus 10 años en Globant?
—Entré a la empresa a principios de 2011 como arquitecto de soluciones. Al poco tiempo que Globant desembarcó en Uruguay, fui parte del primer salto de la empresa. Luego vino una expansión acelerada por otros países. En esos primeros años la empresa me acercó al mundo al trabajar con clientes de primera línea de Estados Unidos como Google, Gap, Autodesk. Luego tuve la oportunidad de tomar el liderazgo con algunas de las verticales de tecnología. En particular la de datos y analítica y desarrollarla a nivel global. Eso me dio una experiencia muy enriquecedora. Fue en plena expansión que tuve la chance de desarrollar equipos de Latinoamérica a India y fue muy interesante; aprendí muchísimo. Desde comienzos del año pasado trabajo como partner de tecnología y estoy a cargo de Uruguay, Chile y Brasil.

—¿Qué hace un tech partner?
—Estoy a cargo de identificar las capacidades de tecnología para cada uno de esos países: sus diferenciadores, potencial y desarrollar nuevas iniciativas. Allí también estoy a cargo de desarrollar los vínculos locales de los ecosistemas de los países para identificar desafíos y dar oportunidad a los globers que trabajan en cada uno de esas área. A nivel del ecosistema, desarrollamos programas y vínculos como, por ejemplo, este año con Sembrando, donde tenemos una participación por el desarrollo de los estudiantes y en el acompañamiento; también con el programa WomenThatBuild, un premio que tuvo muchísimo impacto y estamos lanzándolo nuevamente para Uruguay. Por otro lado tenemos un compromiso muy fuerte con las empresas; estoy como directivo en la CUTI y ahí estoy muy involucrado en programas de formación.

—¿Cómo cambió el mundo de la tecnología en Uruguay en los últimos años?
—En estos 10 años Globant experimentó un crecimiento exponencial, pero también lo tuvo todo el sector. Eso generó muchas oportunidades y, al mismo tiempo, desafíos entorno al talento. Sin dejar de ver las oportunidades de generar impacto en el sector.

—¿Qué perfiles son los que buscan para la empresa?
—Vivimos un cambio en los puestos de trabajos en tecnología, respecto a la expectativa más tradicional de hace años. Antes pensábamos que esta industria era solo para el ingeniero o programador. Nuestro cometido en el presente es transformar un negocio, por lo que no solo buscamos talento que pueda desarrollar una pieza de software, sino un negocio y poder cambiarlo. Con lo cual también nuestro sector amplió mucho los perfiles. No solo buscamos ingenieros o techies, aunque siempre hay un componente de amor por la tecnología. Eso es muy enriquecedor porque redujo las brechas y dio posibilidad de traer al sector a personas que antes no estaban como economistas, neurocientíficos, gente de áreas más creativas y expertos de negocios en sí, que nos acompañan en las sociedades que hacemos con los clientes.

—Cuando Globant salió a la bolsa, ¿cambió la experiencia de trabajo?
—Claramente algo así siempre genera un impacto, pero cuidamos mucho la cultura y los valores que gestaron a Globant. La empresa nació como una start up y eso se respira en el presente aunque tengamos 20.000 colaboradores en todo el mundo. El hito de la salida a bolsa nos ayudó a alcanzar nuevos desafíos y también acceder a oportunidades que no teníamos.

—¿Hacia dónde se dirige el mundo de la tecnología?
—En nuestro sector los desafíos y oportunidades van muy de la mano. Estamos en una industria que es muy acelerada y siempre tenemos que estar con una mirada hacia lo que viene, las tendencias y cómo la tecnología puede ser adoptada para transformar un negocio como puede ser la inteligencia artificial o el blockchain. Hay un concepto que trabajamos mucho y es el estar siempre en beta, reinventándonos.

—¿De qué tratará Tech ‘n Fest?
—Del 6 al 9 de septiembre se desarrollará el primer festival de tecnología híbrido —habrá instancias presenciales, como la de Montevideo y al mismo tiempo se transmitirá por streaming—, básicamente vamos a generar un espacio para que personas de todo el mundo exploren tendencias en tecnología. Yo voy a moderar un panel que se llama Blockchain and beyond, donde participarán referentes locales.

Las oficinas de Globant. Foto: Cortesía
Las oficinas de Globant. Foto: Cortesía

¿Qué hace Globant?

“Globant en su gran mayoría es una empresa que ofrece servicios profesionales que apunta a acompañar a los clientes a transformar su negocio. Cuando se habla de la transformación digital, bajado a tierra, nos referimos a cómo la tecnología puede ayudarlos a impulsar su negocio, generar una mejora para los clientes y creo que eso acercó mucho, más en el último tiempo por toda la situación de la pandemia”, señaló.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados