ENTREVISTA A LA HUMORISTA Y ESCRITORA ARGENTINA

Maitena Burundarena: "La agenda del pañuelo verde tuvo mucho apoyo uruguayo"

"La chica prendida fuego" es la protagonista de la tapa de la Agenda 2020 de la conocida autora argentina. Cómo elige esa imagen y cómo es el proceso de creación fueron algunas de las cosas que contó en la siguiente entrevista. 

Maitena
El año pasado organizó la actividad "Mostrame tu agenda y llevate la nueva". Foto: Mariano Sanjiao

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Hay quienes sostienen que hoy en día tener una agenda es una rareza. Para muchos, el celular ha pasado a ocupar ese lugar. A pesar de ello, por estas épocas vuelve a aparecer en papelerías y librerías ese cuadernito que ayuda a organizarnos la vida. ¿Por qué? Maitena Burundarena cree que eso responde a que cumple la función de ser mucho más que un organizador... por lo menos en su caso.

La escritora y humorista argentina edita desde hace 12 años una agenda junto a la editorial Granica, la que se ha vuelto un clásico y ha generado legiones de fanáticas. Uno de sus aspectos más característicos es la tapa, que la autora diseña cuidadosamente cada año, siempre en torno a un tema que preocupa especialmente a las mujeres. Han pasado temas como la superstición, los gatos, el espacio y, en los últimos años, temas relacionados con género y sexualidad.

Por ejemplo, la de 2019 tiene como protagonista a una mujer con pañuelo verde, que representa la lucha de las mujeres argentinas por lograr la aprobación de la ley del aborto en el país vecino.

Este año, la dueña de la tapa es “la chica prendida fuego” porque el tema que la autora aborda en 2020 es la sexualidad. La agenda ya está disponible desde esta semana en librerías y papelerías uruguayas.

Del proceso de creación de esta y todas sus tapas, y lo que genera su agenda desde el primer año, Maitena habló en entrevista con El País.

-¿En qué consiste el proceso de creación de la tapa de cada agenda?

-Trato de encontrar algo que late en el aire, en las conversaciones, en la calle, en las noticias e intento dar información y bajar data que considero que suma, que aporta y abre puertas. Me gusta sentir que aprovecho la posibilidad de divulgar las cosas en las que creo y que hace falta difundir. Todo me inspira: mis amigas, mis hijas, personas o fotos que me cruzo. Este año el tema de la agenda es la sexualidad, un tema del que me parece importante hablar porque estamos en un momento donde se mueve todo.

-Una vez que elegís la imagen, ¿a quién se la mostrás primero?

-Hijes y amigas siempre primero, porque las tengo a mano, pero trabajo con el diseñador Iñaki Jankoswki, que desde el diseño potencia las imágenes hasta convertirlas en lo que busco. Hago casi 100 bocetos antes de dar con la imagen de tapa que busco. Es un proceso largo, el mas difícil de la agenda.

-¿Qué opiniones pesan en la decisión final?

-Mi idea siempre es elegir una cara que resista mirarla todos los días del año sin cansarte. Hay dibujos que son lindos, pero que no tienen resto, se quedan en algo estético. Me gusta dar con una cara a la que le vayas encontrando algo más a medida que pasan los meses, como si fuera una persona que vas conociendo y cada vez te gusta más.

-¿Cómo definirías la imagen 2020 y qué puntos intentaste representar en ella?

-Este año tuvimos problemas con la tapa de la agenda. Empezamos trabajando con una idea que finalmente tuvimos que abandonar porque encarecía el precio de tapa y, en esta época de crisis, nos pareció desubicado. Finalmente llegué a la chica prendida fuego. Quería que fuera latina, aindiada, morocha, que no quedara muy claro si es flaca o gorda, y que transmitiera una sensualidad salvaje y dulce. Por primera vez en 12 años que hago la agenda, puse a una mujer en tetas, que me parece que resume muy bien la postura de naturalidad y aceptación sobre el cuerpo de la que habla la agenda 2020.

-¿Cuáles han sido las primeras repercusiones, comentarios y devoluciones sobre esta chica prendida fuego?

-Todas buenas. El otro día una chica me mandó una foto de ella exactamente igual a la chica de la agenda y me dio una alegría enorme. Me gusta pensar que es una mujer real, que se parece a mujeres reales.

-¿Hay portadas que recuerdes más que otras por algún motivo en especial?

-La agenda 2019, con la chica del pañuelo verde, fue una decisión difícil. Mis editores de Granica me acompañaron y apoyaron, pero no sabíamos qué iba a pasar realmente. Muchas personas que compraban mis agendas dejaron de hacerlo, pero se sumaron otras. El manualcito de feminismo que contiene esa agenda es una joyita, escrito por Marta Dillon, que también escribió los textos de la agenda de 2020. Tiene conceptos claros y amorosos que creo que contribuyen a que el mundo sea un lugar más habitable para todos. Desde lo gráfico, esa agenda de cartón impresa en serigrafía creo que resume muy bien la fuerza de la lucha feminista de este año tan particular.

Intercambio.

A fines del año pasado, Maitena y Ediciones Granica lanzaron el concurso “Mostrame tu agenda y ganate la nueva”, por el cual invitaban a las poseedoras de agendas de Maitena a llevarlas a Espacio Moebius, en Buenos Aires, y compartirlas con la escritora argentina. “Puede ser de cualquier año, escrita y dibujada por vos, con cosas pegadas o sueltas”, rezaba la convocatoria para el sábado 3 de noviembre, en el que Maitena anunciaba que habría “sorpresas, música, premios” y que ella firmaría “libros y agendas, participes o no en el concurso”. Las ganadoras se llevaban la agenda 2019, la de la chica con el pañuelo verde.

-¿Cómo surgió la idea de organizar esta actividad con tus seguidores?

-Hace años que soñaba hacer ese concurso y fue una experiencia increíble. Muchas usan mis agendas casi como un diario o una bitácora de vida y las guardan. Vi agendas maravillosas: escritas, dibujadas, con cosas pegadas, con mensajes, comidas por el perro, garabateadas por los hijos... Es muy fuerte estar en la vida de la gente, formar parte de su cotidiano, es un regalo inesperado de la vida que me hace muy feliz, por eso también intento que la agenda brinde algún aporte, para que no se corte ese feedback amoroso que tenemos con las usuarias.

-¿Has tenido repercusiones, mensajes o comentarios desde Uruguay por tus agendas?

-Yo vivo la mitad del tiempo en Uruguay y tengo muchas seguidoras uruguayas en Instagram, algunas que viven en otros países y que me agradecen los videos de Montevideo o La Pedrera que comparto siempre en las stories. Por la agenda del pañuelo verde recibí comentarios de apoyo y aliento de muchas uruguayas, que valen doble porque ya pasaron por lo espera que estamos viviendo en Argentina con el tema de la ley. El aborto legal y la ley trans son dos ejemplos a seguir.

-En una época en la que la agenda casi es un objeto en desuso en beneficio del celular, ¿por qué creés que la tuya sigue teniendo fuerza y vigencia?

-Porque la agenda no es solo un organizador, la agenda está pensada para asistirte en varios sentidos. Si de verdad la usás, te ordena y de eso no hay ninguna duda: lo que se escribe en el papel, se escribe en la mente. Pero además es una compañía, te habla y te hace reflexionar. Y para cualquier cosa que necesites escribir, incluye muchas páginas de block de notas. Es verdad que la agenda es un objeto en desuso en beneficio del celular, pero es un fetiche distinto, mucho más íntimo. Cada vez hay más plataformas digitales de música y también más discos de vinilo.

Erotismo, humor y una novela

Nacida en 1962, empezó dibujando tiras eróticas. Luego llegarían las “mujeres alteradas” y “superadas”, y “Curvas peligrosas”. Además, escribió la novela “Rumble”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)