Cultura

Entre locos y presos: estos son los nuevos artistas británicos

De la prisión o el hospital psiquiátrico a Sotheby's. Una asociación ayuda a artistas marginales a hacerse un nombre, con la idea de sacudir el mundo del arte.

Outsiders británicos ahora se dedican al arte, Foto: AFP
Outsiders británicos ahora se dedican al arte, Foto: AFP

Creada en la galería Pallant House, en el sur de Inglaterra, hace algo más de diez años, Outside In es una asociación independiente que en la actualidad ayuda a más de 2.600 artistas. En enero, una treintena de ellos expuso en la prestigiosa sala de ventas Sotheby's en Londres.

"Outside In ayuda a artistas que se topan con obstáculos para acceder al mundo del arte. Esto puede ser un problema mental, una discapacidad, un problema de salud, la pobreza...", explica a la AFP el director de la asociación, Marc Steene.

"En esta exposición, se verán artistas cuyo trabajo viene del corazón, es puramente intuitivo, o con el que intentan resolver problemas personales", señala, en la sala Sotheby's. "El vínculo entre estos artistas y sus obras es muy potente".

Entre esas obras, una mujer desnuda, agachada, lanza una mirada punzante por detrás de su smartphone en un dibujo en blanco y negro de Dannielle Hodson, de 37 años.

"Hago muchos retratos, trabajo con espontaneidad y automatismo", cuenta esta inglesa, residente en Londres desde hace veinte años. Mi trabajo "siempre habla de libertad, quizá se deba también a mi historia", añade.

Escuchó hablar de la asociación en 2008 cuando "hacía garabatos" entre las cuatro paredes de una celda de prisión. "Cuando estás en la cárcel, o en una institución, no estás conectado con el mundo exterior", explica. "Sin formación ni experiencia, es difícil encontrar un lugar para tus obras".

Dannielle Hodson ha ganado un concurso organizado por Outside In. Cuando salió de prisión, expuso por primera vez. "Hacía algo que me gustaba y me pagaban por ello", recuerda, feliz, la treintañera, que ahora se dedica al arte a tiempo completo.

Arte marginal 
Outside In se enorgullece de haber ayudado a artistas a crecer, como Albert, que expuso por primera vez en 2009 y cuyo trabajo "figura ahora en colecciones muy importantes, como la ABCD/Bruno Decharme, en París", que reúne obras de arte marginal, destaca Marc Steene.

También es el caso de Manuel Bonifacio, de 70 años, quien visita este centro de día para adultos con trastornos cognitivos, donde crea de manera prolífica dibujos, pinturas y cerámicas.

"Puesto que llevamos su trabajo a lugares muy importantes, sus obras están ahora en la 'Collection de l'Art Brut' [Colección de arte marginal], en Lausana, Suiza", comenta complacido Marc Steene.

Outside In ayuda a los artistas a presentar sus obras, montar una página web y los apoya para que se abran camino. "Existen tantos riesgos de explotación que podrían no darse cuenta del valor que puede tener su arte", subraya Steene, quien también es artista.

Con Outside In, "lo que tratamos de hacer es sacudir la cultura, ampliar sus horizontes", afirma.

Carlo Keshishian, que presentó en Sotheby's una pintura titulada "Un millar de palabras", hecha con cientos de letras enmarañadas, cuenta que la asociación lo "ayudó a ganar confianza en sí mismo" y que le abrió numerosas "oportunidades". "De repente, me vi hablando delante de cientos de personas, conocí a numerosos artistas, conduje talleres de arte [...], entre otras cosas que, sin su apoyo, hubieran sido muy difíciles de cumplir".

La asociación apoya a artistas de muy diversos estilos pero hay algo que todos comparten, según Dannielle Hodson: "la voluntad de hacer arte pese a las circunstancias".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)