CIENCIA

¿Lluvia de satélites?

Tiangong 1 caerá en la Tierra en otoño y uno de los lugares podría ser sobre Uruguay dicen expertos.

Tiangong-1. Foto: CMSEO
Tiangong-1. Foto: CMSEO

En algún momento a comienzos de la primavera boreal —otoño en el hemisferio sur—, se espera que una estación espacial de China de 9,4 toneladas se precipite a la Tierra. Se predijo que la estación espacial, Tiangong 1, regresaría a mediados de marzo, unas semanas antes o después, según un análisis de Aerospace Corporation, un centro de desarrollo e investigación con sede en California que recibe su financiamiento del gobierno. Pero no te preocupes: lo más seguro es que nadie resulte herido.

"Lo más probable es que no lastime a nadie", señaló Andrew Abraham, un miembro del equipo detrás del análisis. "Las probabilidades de que te golpee un pedazo de la estación espacial mientras reingresa son excepcionalmente diminutas".

Aunque los investigadores tienen confianza en que lo más seguro es que la humanidad esté a salvo, su capacidad para pronosticar con precisión el reingreso es limitada.

Cualquier predicción de cuándo regresará un objeto del espacio debe tomar en cuenta múltiples variables, entre ellas la densidad de la exósfera y la velocidad, la ubicación, la orientación y las propiedades físicas del objeto, detallaron por escrito los investigadores.

Además, debido a que el momento dicta el lugar de reingreso, predecir dónde va a caer un objeto es aún más difícil.

"Si te equivocas por media hora, estás del otro lado del planeta", afirmó Ted Muelhaupt, otro miembro del equipo de Aerospace.

Los expertos hicieron ese mal cálculo en 1979, cuando el descenso de la estación espacial de Estados Unidos Skylab llamó la atención de todo el mundo. La estación reingresó a la atmósfera cerca de media hora más tarde de lo que se había esperado y aterrizó en el desierto australiano en vez de sobre el Pacífico, como se había predicho.

La Tiangong 1, la cual no ha sido tripulada durante más de cuatro años y cuyo nombre significa "palacio celestial", podría caer en cualquier lugar de dos de las terceras partes de la superficie terrestre, aunque lo más probable es que aterrice en una de las dos franjas que circundan el globo paralelas al ecuador, según los investigadores.

¿Uruguay en riesgo?

Una de esas regiones, en el hemisferio sur, es en principalmente agua, aunque incluye a Tasmania y partes de Nueva Zelanda, Chile, Argentina y si hablamos de esos lugares no podemos ignorar la cercanía de latitud con Uruguay. La otra, en el hemisferio norte, cubre más terreno, pues pasaría por franjas de Estados Unidos, Europa y Asia.

Sin embargo, incluso en esas zonas, las probabilidades de que alguien reciba el impacto de una parte de la estación son increíblemente bajas.

"La probabilidad de que una persona específica (es decir, tú) reciba el impacto de los restos de la Tiangong 1 es cerca de un millón de veces más pequeña que la de ganar la lotería", hizo notar Aerospace en el análisis.

Los eventos de reingreso como el que se predijo para la Tiangong 1 son comunes: miles de objetos han reingresado a la atmósfera de la Tierra en el último medio siglo, según Aerospace. Esto incluye decenas de grandes objetos cada año.

A medida que se acercan volando a la Tierra, los objetos comprimen el aire debajo de ellos, lo cual genera un calor intenso de hasta 1600 grados Celsius, de acuerdo con los investigadores. Ese calor y la presión pueden provocar que los objetos se rompan, se derritan y se vaporicen, así que llega muy poco de ellos a la superficie terrestre.

"Sabemos que la mayor parte de la estación se quemará en la atmósfera cuando comience a romperse", señaló Roger Thompson, otro miembro del equipo de Aerospace que está detrás de los análisis.

Aun si los objetos sobrevivieran la caída, es extraño que provoquen un daño sustancial. Solo se sabe de una persona que ha sido golpeada por ese tipo de restos: en 1997, Lottie Williams de Oklahoma recibió el impacto de un pequeño pedazo del acelerador de un cohete sin resultar herida.

El objeto más grande que se haya fabricado y haya regresado a la Tierra fue la estación espacial Mir de 134 toneladas, la cual se estrelló en aguas tempestuosas a 2890 kilómetros de Nueva Zelanda en marzo de 2001. La Tiangong 1, con 12 metros de largo, ni siquiera califica entre los 15 objetos más grandes que hayan reingresado, según las cifras de Aerospace.

La estación se lanzó a finales de 2011 con planes de permanecer en órbita durante más de dos años. Después de ajustar su altitud de forma periódica hasta el 16 de diciembre de 2015, la Tiangong 1 ha estado cayendo lentamente desde entonces, señaló Aerospace.

En 2016, China anunció que ya no tenía contacto con la estación a la que no enviaba misiones desde el 2013.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)