TENDENCIAS

Los libros objeto de la editora y escritora Eloise Alemany están en Uruguay

Japonesa de nacimiento, francesa por herencia familiar y argentina por adopción, la creadora de Periplo Ediciones cuenta su historia a través de tres continentes.

Eloise Alemany
En 2012 creó su editorial, en la que combina libros de arte, relatos y gastronomía.

¿Cómo una hija de franceses nacida y criada en Japón, educada en Estados Unidos y con experiencia profesional en Londres terminó siendo la directora de una editorial en Buenos Aires? Eloise Alemany (45 años) lo cuenta con la mayor naturalidad, como si pudiera pasarle a cualquiera. Su amor por los libros, el arte y la cocina fue el hilo conductor que la llevó por tres continentes. Desde este año también tiene un pie en Uruguay gracias a Editorial Pomaire, que distribuye sus preciosos libros en los que ilustraciones y fotografía se mezclan con atrapantes relatos.

“Mis papás son franceses y se habían mudado a Tokio. Yo nací ahí, viví hasta los 17 años en Tokio y, cuando terminé la escuela, me fui a estudiar a los Estados Unidos. Cuando terminé me mudé a Londres, donde viví casi nueve años. Finalmente llegué a Buenos Aires”, relata quien también pasaba veranos en Francia.

En Londres trabajaba en la revista británica i-D, una publicación de moda, fotografía y cultura en la que se ocupaba de organizar eventos y promociones. Una vez le tocó armar una muestra que la llevó a visitar varios países de Latinoamérica. En Buenos Aires hizo muchos amigos, lo que determinó que volviera de vacaciones y que tuviera más oportunidades de conocer Argentina. “Por el momento en que estaba en mi vida, me dio ganas de venir a probar la vida acá”, dice entre risas quien desde 2006 está radicada en la capital argentina.

Eloise siguió trabajando para i-D realizando distintas cosas para la revista desde Argentina. La historia empezaría a cambiar cuando la convocaron para hacer un libro sobre diseño argentino. “Hice toda la producción y la recopilación del libro entrevistando y eligiendo a los diseñadores… Ese fue como mi primer proyecto editorial. A partir de eso me dieron ganas de hacer un libro sobre colecciones de arte contemporáneo argentino, pero desde otra mirada, desde un ángulo más personal. Se me ocurrió hacer un libro sobre colecciones privadas, hablando de los coleccionistas. Fue un muy lindo proyecto que compró Ediciones La Riviere”, recuerda.

Hacia la editorial.

“Yo siempre digo que soy editora, pero no una editora clásica. Estudié historia del arte y empecé con libros que tenían que ver más con el arte. Me encantan los libros como objeto y caí ahí por mis ganas de hacer algo con eso, pero no con una formación de editora y menos en español. Entonces entro en el mundo editorial desde un lugar muy diferente”, dice Eloise sobre la actividad que hoy la define.

Luego de aquel primer libro de arte, llegaría uno de gastronomía, Libro de cocina: Relatos argentinos. “Hacía mucho tiempo que tenía ganas de hacer un libro de cocina”, cuenta y lo vincula a su madre, que es cocinera. Pero en ese camino de buscar lo diferente fue que se le ocurrió hacerlo con gente que cocina muy bien pero no de manera profesional. La idea era contar su historia y, además, mostrar sus recetas. “Es un libro life style, fue mi primer proyecto que hice como libro independiente”, apunta sobre el material publicado en 2009.

La ruta marcada por los sabores y la gastronomía continuaría con Cuaderno Dulce, un libro de postres franceses que escribió con su madre, Pascale Alemany, quien enseñaba a cocinar en Japón.

Finalmente en 2012 llegaría el libro que inauguraría Periplo Ediciones, Sabores de la memoria, de la autora argentina Ana Pomar. “Era un libro que había encontrado en la biblioteca de una amiga, me lo prestó, lo leí y me enamoré de él. Una cosa llevó a la otra porque mi amiga conocía a la autora. El libro se había agotado y se estaba terminando el contrato con Emecé. Entonces le ofrecí reeditarlo y ahí empezó mi relación con Ana Pomar, de quien estoy por publicar su tercer libro a fin de mes”, recuerda.

Periplo empezó con libros de cocina para adultos como eje. Pero nació el hijo de Eloise y a la editora se le ocurrió hacer un libro para que los adultos cocinaran con los niños. “Trabajé con la ilustradora Johanna Willhem, que trabaja con calados de papel, para darle un toque visual diferente, más bien estilo Disney”, cuenta. Fue así que nació Amarillo limón el sol, un manual de recetas para cocinar con niños. “La idea era que fuera una actividad compartida, con recetas sencillas”, apunta.

Este libro determinó que Periplo ampliara su catálogo y que Eloise se interesara cada vez más por los libros infantiles. “Me gusta la mezcla de la literatura con la cocina, relatos con recetas, esa combinación que hizo Ana Pomar con su primer libro. Me parece maravilloso como formato y lo sigo usando de alguna manera con otros libros”, detalla.

Es así que en el catálogo podemos encontrar cosas como Diez gotitas de azar, de Melina Barrera, que recopila 10 leyendas de recetas que surgieron a partir de un accidente en la cocina. El ejemplo más clásico es el dulce de leche. “Tiene esa dualidad muy linda de libro literario y también práctico”, explica la editora.

Pero también hay otros que tienen como excusa la cocina para contar otras cosas, tal el caso de Julia Child, de Kyo Maclear, que es un cuento infantil ilustrado por Julie Morstad sobre dos niñas que cocinan juntas buscando con eso transformar a los adultos, a los que ven muy atareados o enojados. “Quieren volver a hacerlos felices a través de la cocina. Es una historia muy simpática inspirada en la cocinera americana Julia Child”, apunta.

“Ahora empecé a sumar libros álbumes que salen de la temática cocina para ampliar un poco el catálogo infantil y porque me encantan las ilustraciones”, señala y aclara que para los adultos por ahora sigue con el tema gastronómico.

Afortunadamente para los uruguayos, desde este año Periplo Ediciones tiene presencia en Uruguay gracias a Editorial Pomaire. “Con Pía Pomaire nos conocimos en la Feria del Libro de Buenos Aires y ahí surgió la posibilidad de trabajar juntas. Para mí fue maravilloso porque hacía mucho tiempo que quería llegar al mercado uruguayo, fue una linda oportunidad”, dice quien ha visitado Montevideo, Carmelo, Colonia, Punta del Este… “Los lugares más bien clásicos, me gustaría conocer más el interior y lugares un poco más alejados”, acota.

En alguna época organizó cenas itinerantes con una amiga a las que llamó Noches Grimod. “Elegíamos distintos lugares donde armar un restaurante durante una noche, dos noches como mucho, y cocinábamos todo nosotras. Fue un lindo proyecto, pero muy agotador porque hacíamos todo”, relata. El mismo concepto lo repitió con otras amigas para llevar adelante la tienda Souvenir. “Trabajábamos con diseñadores independientes y lo mezclábamos con objetos de arte, antigüedades, que vendíamos, por ejemplo, en Navidad”, explica.

Todo eso, de alguna forma, forma parte de Periplo Ediciones, un sueño hecho realidad en el que pudo combinar arte, interesantes relatos y muchos sabores de la cocina que tanto han marcado su vida.

Japonesa, francesa y argentina

Japonesa de nacimiento, francesa por herencia familiar y argentina por adopción, Eloise Alemany (45 años) estudió arte y trabajó en comunicación de moda y en la prestigiosa revista británica i-D antes de establecerse en Buenos Aires. Además de la directora editorial de Periplo Ediciones, es autora de varios de sus títulos. Su catálogo llegó este año a Uruguay gracias a Ediciones Pomaire, que distribuye sus libros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)