REDES SOCIALES

Joaquín Nahuel, el pastelero de 10 años, fue atacado en Twitter y su mamá tomó una tajante decisión

El niño abrió un emprendimiento de pastelería para juntar dinero para pagar una operación que necesita de reconstrucción, tras sufrir la quemadura del 25% de su cuerpo.

Joaquín Nahuel y sus tortas. Foto: Twitter/@JoaqunNahuel extraído de La Nación
Joaquín Nahuel y sus tortas. Foto: Twitter/@JoaqunNahuel extraído de La Nación

Raquel Escobar, la madre de Joaquín Nahuel, el niño de 10 años que se volvió viral por hacer tortas para juntar dinero para pagar una cirugía reconstructiva que necesita, sorprendió este domingo al usar la cuenta de Twitter de su hijo para denunciar que sufrió ciberbullying por parte de algunos usuarios y que había tomado una drástica determinación: cerrar definitivamente la cuenta.

“Soy la mamá de Joaco. Sepan disculpar, pero ya no va a tener Twitter”, comenzó escribiendo la mujer, de 29 años, en la red social. Y explicó: “Le dijeron pastelero discapacitado, que su brazo no es lo único deformado, yo entiendo que Twitter sea así, pero es un nene y esto le está haciendo mal”.

Raquel ratificó que quien maneja las cuentas es su hijo, mientras que ella lo supervisa. Y contó que se dio cuenta de que algo estaba angustiando al niño cuando empezó con preguntas inusuales y es por eso que se puso a revisar todos los mensajes.

Tras detallar algunos de los repudiables comentarios que le hicieron los usuarios en la red social, la madre del pastelero reveló algunas de las consultas que le hizo Joaquín. “Empezó a preguntar si él es discapacitado, si sus tortas son feas, entre otras preguntas”, detalló.

Frente a este descargo, Raquel recibió el apoyo de muchísimas personas en internet. Finalmente, decidió no cerrar la cuenta pero si anunció que “ya bloqueé y silencié a todos. Ahora queda en Joaco si quiere seguir acá [en Twitter] o no”. Actualmente la cuenta está privada.

El sábado por la noche Joaquín Nahuel tuvo un cruce con la cuenta de Twitter “Sangre xeneize” (@sangrexeneize). El perfil que escribe contenido relacionado a Boca Juniors editó un tuit del pastelero y escribió un mensaje irónico que insultaba a los jugadores de este club tras el partido contra Arsenal.

Frente a esto, el niño arrobó a la cuenta y alertó en su perfil: “Esta persona está poniendo cosas que yo no dije ni escribí y está usando mis fotos”. El mensaje del pastelero se volvió viral, al punto que desató memes contra el titular de la cuenta xeneize y este se disculpo con Joaquín.

“Perdón Joaco, era un chiste, te amo”, le escribió. Pero el niño no lo tomó como una broma y le explicó: “Sí, pero me haces quedar mal y yo no quiero tener problemas con nadie. Además, dijiste que mis tortas son una mier**”.

Finalmente, Joaquín decidió perdonar al responsable de esta cuenta por lo que había hecho. “¡¡¡@Sangrexeneize te perdono!!! ¡Pero no hagas más esos chistes porque no para todos son joda. Yo no me meto con nadie, y me duele que digas que mis tortas son una mier**, y vi varios que lo dijeron si nos le gusta no lo vean!”, aclaró notablemente ofendido.

Más allá de que el cruce entre Joaquín y esta cuenta fue conciliador, el tuitero escribió en la red social un mensaje que decía: “Este es el fin de mi carrera tuitera”. Esto generó la reacción de sus seguidores, que salieron a agredir al niño.

Así lo confirmó la madre en la red social: “Sus seguidores fueron, Joaco entró al tuit que él puso diciendo que era el fin de su carrera y ahí le decían de todo a Joaquín”, comentó Raquel.

Tras las enormes repercusiones que tuvo el “chiste” publicado el sábado, Sangre xeneize hizo su descargo en Twitter, y explicó: “¿Cómo voy a criticar a un nene? Están locos. Era un tuit de Boca puteando por haber empatado con Arsenal, nada más. No insulté a nadie. No mandé a agredir a nadie. No me metí con nadie. Ya pedí disculpas si molestó y fueron aceptadas. Vuelvo a pedir disculpas si hace falta. Fin”.

El accidente que le cambió la vida a Joaquín

Tal como le contó a La Nación de Argentina, hace tres años, la familia pasó el peor susto de su vida cuando el pequeño pastelero tomó una botella de alcohol y la roció sobre unas brasas. El fuego le provocó una quemadura en el 25% de su cuerpo y tuvo que ser internado en el Hospital de Quemados en Caballito, donde permaneció por más de un mes hasta recuperarse.
“Estaba jugando con mi hermano, era el cumpleaños de mi mamá, agarramos el alcohol y había quedado brasa. Le tiramos a la brasa y nos prendimos fuego los dos”, recordó.

A Joaquín le quedó una cicatriz entre el cuello y su cara, y los médicos le dijeron a sus padres que se iba a volver más difícil la movilidad de esa parte del cuerpo, por lo que iba a necesitar varias cirugías. “Necesita cuatro expansores cutáneos para una reconstrucción facial que cuestan 500 dólares cada uno y son únicamente para la cara. Esa es la primera que le van a hacer y si sale todo bien siguen con el cuerpo. Pero todo depende de su crecimiento, a medida que vaya creciendo y se vea el movimiento de su cabeza se va a realizar”, contó Raquel.

En este sentido, a fines de noviembre se contactó con el niño Santiago Maratea, para ofrecerle ayuda con la recaudación del dinero. Luego, Joaquín contó el pasado 2 de diciembre que ya tenía turno para que le tomaran las medidas para estos expansores, lo cual ocurrirá en dos semanas, y que el siguiente paso sería en cinco o seis meses más.


En paralelo, Joaquín continúa creciendo con gran su pasión: la pastelería. En octubre abrió Delicias JN, una página de Facebook donde vende sus productos. Tras volverse viral, el niño fue convocado para hacerle una torta a los jugadores de Boca, asistió al programa que conduce Carmen Barbieri y logró conocer a su gran referente: Damián Betular.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error