Central nuclear de Fukushima

Japón: el robot que fue al lugar que ningún humano pudo

Por primera vez se tocó el combustible derretido de la central nuclear de Fukishima, arrasada por un tsunami.

El robot puede medir los niveles de radiación y tiene un termómetro y una cámara.
El robot puede medir los niveles de radiación y tiene un termómetro y una cámara.

La compañía de electricidad japonesa Tepco lanzó el pasado miércoles una operación inédita en la central nuclear de Fukushima -que fue arrasada por un terremoto y un tsunami en 2011-, enviando un robot a uno de los reactores para “tocar” el combustible fundido, por primera vez.

La operación duró unas cinco horas, afirmó a la AFP una portavoz de Tokio Electric Power (Tepco) y el robot logró tocar con éxito parte del combustible derretido que se encuentra dentro del reactor 2, uno de los tres en los que se fundió el combustible.

Anteriormente, se habían realizado investigaciones en el recinto de confinamiento donde quedó estancado el combustible, consistentes en observaciones a distancia con cámaras y robots. Gracias a esto, se identificó una parte del combustible fundido. Pero esta es la primera vez que se logra “tocar”.

La retirada de estos restos, de un nivel de radiactividad excepcional, supondrá la tarea más difícil del desmantelamiento de estas instalaciones, afectadas por el tsunami que se abatió sobre la costa noreste de Japón en 2011.

“Esta vez, es un control táctil”, explicó Tepco en una presentación publicada en línea.

El robot que tocó los restos, tiene dos pinzas que son controladas remotamente desde una sala de control. El artefacto está equipado de un sistema de medida de radiaciones, de un termómetro, de una cámara y de una luz.

“Esta vez no tomaremos muestras”, precisó un responsable de Tepco en un video en el sitio web de la compañía, pero es un paso que se intentará en el futuro lo que permitirá realizar más pruebas, que podrían durar hasta marzo de 2020.

En tanto, para 2021, la empresa Tepco pretende comenzar a retirar el combustible. Ha dicho que puede comenzar aspirando o recogiendo escombros endurecidos y polvo radiactivo con un brazo de robot controlado a distancia Hay alrededor de 600 toneladas de combustible fundido, así como otros desechos radiactivos dispersos por todo el fondo de los reactores, lugar al que no puede ingresar ningún humano dadas las consecuencias en la salud que eso puede provocar.

“Si conseguimos, por ejemplo, evaluar la duración y otras características de estos restos, serán informaciones muy útiles para preparar las operaciones de extracción”, indicó el responsable de Tepco.

Los núcleos de los reactores 1 a 3 se fundieron en el accidente y tienen que ser refrigerados permanentemente. La gestora Tepco sigue estudiando los medios para sacar el combustible.

El accidente de Fukushima, ocurrido el 11 de marzo de 2011, fue el peor desde el de Chernóbil (Ucrania) en 1986. El accidente provocó la evacuación de decenas de miles de personas, muchas de las cuales no pueden o no quieren regresar a sus casas a causa de las radiaciones. Una parte de la zona será inhabitable durante décadas. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)