VOLUNTARIOS

Ingeniera recibe solicitudes para prótesis impresas: las hace gratis

Andrea Cukerman lanzó su propia fábrica de prótesis de manos y brazos para aquel que las necesite

prótesis 3d
En dos días recibió más de 30 solicitudes de prótesis

Durante el embarazo de su segundo hijo –el que ahora tiene siete meses–˗ a Andrea Cukerman le vino un antojo irrefrenable. Pero no era algo previsible. Era, según sus palabras, “la necesidad de volver 10 años” en el tiempo, en concreto, cuando hacía su tesis en ingeniería biomédica en el Hospital de Clínicas y cuando había sido voluntaria en la Teletón. “Sentí la necesidad de volver a mi verdadera vocación”, dijo a El País.

Andrea se compró una impresora 3D y empezó a estudiar qué podía hacer con ella con una idea en mente que materializó hace unos días: abrió su propia fábrica de prótesis de manos y brazos en 3D gratuitas.

El mismo día que The Medical Design˗–el nombre de su emprendimiento– se lanzó en redes sociales con una frase ambiciosa –“Nuestro sueño es que todos los uruguayos accedan a una mano”–, Andrea concretó 15 pedidos y se puso a trabajar. Al segundo día, ya tenía más del doble de casos agendados. “En dos días me sorprendí de la necesidad que hay en el país”, contó.

Cada prótesis es entregada sin costo, puesto que la ingeniera eléctrica asume los gastos: alrededor de $ 600 por unidad. “Eso es lo increíble de la impresión 3D; es lo que va a revolucionar”, afirmó.

Una de las primeras piezas es para un hombre de 30 años de Montevideo al que le fue amputado un antebrazo. Para él imprimió un brazo 3D que utiliza la articulación del codo para abrir y cerrar la mano.

“Le dije que podría andar en bicicleta y me contestó: ‘Es como si me conocieras, necesito andar en bicicleta para todos lados”, contó Andrea emocionada.

Y añadió que no se trata de un sistema eléctrico o robótico, sino mecánico, pero que le dará estabilidad y funcionalidad al miembro a un costo muy inferior al de una prótesis convencional, cuyo precio “está por arriba de los US$ 2 mil”.

Gracias a esta tecnología, las personas que sufren la amputación o la malformación de alguno de sus miembros tienen la posibilidad de tener una vida digna y autónoma.

Estos dispositivos deben verse como herramientas y no como un dispositivo protésico completamente funcional. Son útiles para tareas simples como sostener una botella de agua mientras se puede sostener algo para comer en la otra mano al mismo tiempo. También ayudan a mantener el equilibrio al permitirles usar las dos manos para andar en bicicleta o practicar deporte, entre otras actividades cotidianas.

La ingeniera eléctrica también trabajaba en una prótesis para una mujer de Salinas que perdió parte del antebrazo por la mordida de un perro. “Me contactó la hermana. La señora estaba muy desganada. Hablar con ellos te parte el alma. Todos, sin excepción están desesperanzados y agradecen aunque sea una respuesta”, explicó. Otro de los primeros casos le llegó desde la ciudad de Minas.

Lo que necesita Andrea son ciertas medidas para empezar a trabajar. Si la prótesis es de una mano, la ingeniera eléctrica necesita el ancho y el largo de la extremidad sana; si es de un brazo, la circunferencia del bíceps y el largo del antebrazo y de la mano no amputados para que queden parejos. Luego escala en la computadora, imprime las piezas y las ensambla; la última parte es la más compleja.

“Uso hilos de pescar. Los dedos funcionan con esos tensores que se llaman tendones porque funcionan así. En la prótesis de brazo, un movimiento de codo las flexiona y ese hilo de pesca abre y cierra la mano”, explicó. En cuatro días está listo todo el proceso: del diseño a la impresión 3D.

Andrea también recibió una solicitud de un trabajador de un frigorífico de Durazno que perdió cuatro dedos de una mano (con excepción del pulgar). Los modelos que ella tenía previsto imprimir en una primera etapa de The Medical Design no podían contemplar su caso por lo que consultó a otros voluntarios de la organización internacional de impresión 3D Enabling the Future; pronto le respondieron de Israel, Inglaterra y Rusia con diseños que se habían hecho para pacientes similares. Los modelos son de código abierto y solo queda adaptarlos.

Pero, aunque lo lamente, Andrea no puede darles respuesta a todos. Primero porque, hoy, The Medical Design es un emprendimiento personal, aunque ya ha tenido algunos contactos de posibles voluntarios, entre ellos, un chico de Maldonado que quedó cuadripléjico por un siniestro de tránsito y que tiene una impresora 3D que ahora estaba ocupando en hacer piezas para respiradores artificiales en el marco de la pandemia por COVID-19.

“Me contactaron voluntarios de diferentes departamentos que les movilizó la causa y que trabajan de manera muy profesional. En una tarde ya tenía un diseño de una mano armada y pude adelantar la impresión gracias a un voluntario que prestó su tiempo y material para hacer un brazo”, contó. Y añadió: “En dos días también me sorprendió el altruismo del uruguayo y del valor que tiene una buena gestión”.

prótesis 3d
Prótesis de mano

Se necesitan voluntarios.

Andrea necesita ayuda porque, hasta ahora, la impresión que ha estudiado y probado está limitada a brazos y manos y se han contactado muchas personas que necesitan una prótesis de pierna. A ellas las derivó con una comunidad de makers de Paraguay. “Hay una demanda muy grande; mucho más de lo que yo me hubiese imaginado”, apuntó.

Andrea forma parte de Enabling the Future, una red global de voluntarios que están utilizando sus impresoras 3D, habilidades de diseño y tiempo personal y, en el caso de la ingeniera, hasta sus ahorros personales, para crear manos protésicas impresas en 3D que se entregan de forma gratuita en más de 140 países del mundo.

Y añadió: “Por eso quiero expandir la red de voluntarios para que podamos colaborar todos en darle esperanza a la gente. Está muy desganada por pelearla. Estoy intentando dar una solución. Si no es con la impresión 3D, darles una esperanza para que no se desmotiven y no sea yo la última puerta que vayan a tocar”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados