día de la mujer

Industria británica del videojuego lucha contra desequilibrio hombres-mujeres

Dando vida a un duende negro en un videojuego fantástico, la joven estudiante Hannah se acerca el micrófono para lanzar una advertencia terrible: "este mundo, y todo lo que hay en él, ¡arderá!".

Lara Croft
Lara Croft

Con otras siete chicas, Hannah, de 13 años, aprende las interioridades de la producción de videojuegos como parte de una iniciativa para que más mujeres entren en el sector.

En los últimos tres años, Creative Assembly, una de las empresas británicas punteras de videojuegos, ha organizado talleres solo para chicas en su sede del sur de Londres.

"Recibimos muchos comentarios de estudiantes y padres", explicó Jodie Azhar, que es la principal "artista técnica" -una figura que ejerce de puente entre los programadores y los artistas- en "Total War: Warhammer", la serie emblemática de esta empresa.

"Queremos responder a ideas equivocadas como 'es más fácil para los hombres encontrar trabajo en esta industria que para las mujeres' o "mi madre me dice que busque un trabajo de verdad'".

Con sus gafas rectangulares y sus mechas rojas, Jodie Azhar sabe, siendo ella mujer, que es una excepción en el sector.

Según un informe de 2016, las mujeres representan sólo el 19% de los empleados del sector, pese a que la mitad de los usuarios de videojuegos británicos son mujeres.

"En ese 19%, ¿cuántas mujeres se ocupan de hacer los juegos?", se pregunta Marie Claire Isaaman, presidenta del grupo "Women in Games" (Mujeres en los videojuegos), que busca incrementar la representación femenina en el sector.

"No hay muchas mujeres haciendo videojuegos", responde ella misma. "Así que lo que tenemos son equipos masculinos desarrollando personajes femeninos. Eso puede ser un gran problema".

La patria de Lara Croft
Para Azhar, la escasez de mujeres tiene que ver con la educación.

"El principal problema para que las mujeres lleguen a la industria viene de la edad escolar", explicó a la AFP.

"Aunque me encantaba jugar a videojuegos, no me daba cuenta de que realizarlos podía ser una carrera profesional. En la escuela nunca oí nada sobre estos trabajos".

La disparidad se debe también a una escasez de oferta, porque hay menos chicas que chicos estudiando ciencias, tecnología, ingeniería o matemáticas, según Richard Wilson, director de la Asociación británica de creadores independientes de videojuegos.

Parte del desequilibrio se atribuye también a actitudes negativas hacia las mujeres comunes en el mundo de los videojuegos.

Los estudios parecen ahora más proclives a dar protagonismo a personajes femeninos, como en los juegos recientemente aparecidos "Horizon: Zero Dawn" y "Uncharted: The Lost Legacy".

En los últimos años se ha incrementado el ritmo de incorporaciones de mujeres a los equipos de creadores, en un momento de eclosión de este sector: sólo en el Reino Unido hay más de 2.000 estudios que emplean a 13.000 personas, y la industria creció un 7% en 2017.

El Reino Unido tiene a algunos de los nombres más prestigiosos en este campo, como el estudio Rockstar North en Escocia, creador de la serie "Grand Theft Auto", y Rocksteady, en Londres.

"Las cosas van en la buena dirección", dijo Isaaman, que espera que las mujeres supongan el 40% de esta industria hacia 2025.

El Reino Unido aspira a colocarse al frente del debate.

No en vano, fue cerca de Derby, en el centro de Inglaterra, en 1996, cuando los desaparecidos estudios Core Design alumbraron a Lara Croft, uno de los personajes femeninos más famosos de los videojuegos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º