CRÁNEO DE LUZIA

Tras incendio de museo, hallan una de las "joyas"

Luzia, el cráneo más antiguo de Sudamérica, estaba bajo los escombros.

La gente observa incrédula como el fuego destruye el Museo Nacional de Brasil en Río de Janeiro, Foto: Reuters
El incendio destrozó casi la totalidad de los edificios más importantes de la cultura brasileña y latinoamericana. Foto: Reuters

El cráneo de Luzia, los restos humanos más antiguos descubiertos en Sudamérica, fue hallado en medio de los escombros del Museo Nacional de Río de Janeiro, el mayor de Brasil y que se incendió el 2 de septiembre junto con la mayor parte de su colección de 20 millones de piezas. También fue encontrado un fragmento del fémur.

El hallazgo del cráneo que data de hace unos 12.000 años y era una de las joyas del Museo Nacional fue confirmado por Claudia Rodrigues Carvalho, investigadora de la institución y una de las integrantes del equipo que trabaja en el rescate de las piezas que sobrevivieron al fuego.

La funcionaria explicó que el cráneo fue hallado hace algunos días por los equipos de rescate en un escaparate en el que estaba más protegido que las otras piezas y que, pese a algunos daños, podrá ser recuperado en gran parte.

“Como el cráneo había sido reconstruido, la cola usada se soltó por el fuego y todas las piezas se desprendieron. Algunas fueron dañadas por el fuego y el calor, pero la mayor parte quedó en buenas condiciones”, afirmó.

“A simple vista identificamos cerca del 80 % del cráneo y consideramos que podemos recuperar más que eso”, agregó.

La especialista afirmó que el cráneo está ahora bajo la guardia de los equipos de rescate y que sufrió menos daños que los que todo el mundo esperaba.

“Hoy podemos decir que está de regreso y está viva. No fue consumida por el fuego. Resistió”, agregó.

Rodrigues Carvalho relató que el cráneo podrá ser reconstruido en gran parte gracias a que, por los planes de contingencia del Museo, era mantenido en un área diferente y más protegida.

Un desastre que se llevó 200 millones de piezas

Un enorme incendio devoró el 2 de septiembre pasado los 200 años de historia del Museo Nacional de Rio de Janeiro, una de las joyas culturales más preciadas de Brasil, con un acervo de más de 20 millones de valiosas piezas provenientes de varias civilizaciones de América, Europa y África. En el accidente no hubo víctimas y se desconoce el costo de los daños.

Pese al rápido envío de veinte cuadrillas de bomberos, el fuego fue avanzando por las cientos de salas del Museo de 13 mil metros cuadrados, destruyendo todo lo que se encontraba a su paso. El lugar fue fundado en 1818 y creado por el rey Juan VI.

La historia.

El cráneo corresponde a una mujer que falleció entre los 20 y los 25 años de edad. Fue hallado en el estado de Minas Gerais en 1974 por una expedición conjunta franco-brasileña, y no fue exhibida al público hasta 1999. A partir de su cráneo, un equipo de la Universidad de Mánchester (Inglaterra), dirigido por Richard Neve, realizó una reconstrucción digitalizada de su rostro, que sirvió de base a una escultura sobre su hipotética figura. Se le puso el nombre de Luzia en homenaje a “Lucy”, los famosos restos de 3,2 millones de años hallados en África.

Durante mucho tiempo fue el resto humano más antiguo jamás encontrado en América, pero el título lo tiene ahora la conocida como Eva de Naharon, que vivió hace más de 13.000 años en lo que hoy es territorio de México.

Hallazgo. Los restos de Luzia fueron recuperados tras el fuego. Foto: Efe.
Hallazgo. Los restos de Luzia fueron recuperados tras el fuego. Foto: Efe.

Luzia era, junto con un meteorito de cinco toneladas hallado en 1784, los restos del primer dinosaurio montado en Brasil, el conjunto de momias egipcias comprado por el emperador Pedro I y la colección de arte grecorromano traída a Brasil por la emperatriz Teresa Cristina, una de las joyas del Museo Nacional.

El Museo, el más antiguo y de mayor acervo de Brasil con cerca de 200 años, fue reducido a escombros el pasado 2 de septiembre por un incendio que destruyó al menos el 90 % de su colección de 20 millones de piezas.

La histórica edificación, que sirvió inicialmente como palacio imperial de Brasil, albergaba el considerado mayor museo de su tipo en América Latina y uno de los cinco mayores en el mundo de historia natural.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)