EMBAJADOR DE REINO UNIDO

Ian Duddy: "Es importante romper los estereotipos de los diplomáticos"

Ian Duddy llegó a Uruguay hace tres años para ser embajador de Reino Unido y desde entonces se convirtió en uno de los personajes más simpáticos de la diplomacia.

Ian Duddy, embajador de Reino Unido en Uruguay, en la residencia. Foto: Leonardo Mainé
Ian Duddy, embajador de Reino Unido en Uruguay, en la residencia. Foto: Leonardo Mainé

Bella es la primera en recibir a los invitados en la residencia del embajador del Reino Unido en Uruguay, ubicada en la calle Jorge Canning y Avenida Ricaldoni, en Parque Batlle. La antigua casona está habitada desde 2016 por el embajador Ian Duddy, su esposo Neil y su perra, la que corre hacia la puerta con un juguete en la boca.

Duddy habla un español perfecto y conoció Uruguay antes de ser designado como embajador, cuando trabajaba en Buenos Aires como diplomático. Desde que llegó al país se convirtió en uno de los embajadores más notorios por su cercanía: habla en Twitter de la suciedad en las playas; pide recomendaciones para comer chivito o parrilla; se anima a participar en la Marcha de la Diversidad y abre su casa cada Día del Patrimonio.

—¿Qué lo llevó a elegir la diplomacia para su vida?
— Soy del sur de Inglaterra, de Canterbury un pueblo chiquito. Mi familia era de clase media y fui el primero en ir a la universidad. Siempre me fascinó un mapa que mi padre tenía en la pared. Siempre me gustó mucho la geografía y me di cuenta que el Reino Unido era muy chiquito. Luego estudié Economía y alemán. Descubrí que tenía pasión por los idiomas y tras terminar la universidad viajé a Japón, donde aprendí el idioma mientras daba clases de inglés. Tras volver, con 23 o 24 años, me postulé para la oficina de relaciones exteriores decidido a tener una carrera internacional. Finalmente entré en cancillería en el 2000 con 26 años.

—Antes de ser designado como embajador, ya había visitado Uruguay: ¿Qué lo atrajo?
—Mi primer puesto como diplomático fue en Argentina (2003-2006). Fue un momento de inflexión en el Río de la Plata, después del 2002. Aproveché mucho para conocer Argentina y la región, por lo que venía a menudo al Uruguay. Confieso que antes de eso no sabía nada del país, así que visité Colonia o Montevideo varias veces, incluso vine a ver uno de los partidos clasificatorios de Uruguay contra Australia para el Mundial. Fui a visitar el Frigorífico Anglo de Fray Bentos, algo que para mí fue muy extraño como es para los ingleses entender que Fray Bentos realmente es una ciudad que existe en Uruguay. Hay muchos británicos que reconocen la marca pero no saben que Fray Bentos es un lugar físico. Siempre me fascinó la historia y me interesaba conocer los pueblos. Además, varias veces vine para disfrutar de las playas que no existen en Buenos Aires, como Punta del Este o toda la costa de Rocha.

Ian Duddy, embajador de Reino Unido en Uruguay, en la residencia. Foto: Leonardo Mainé
Ian Duddy, embajador de Reino Unido en Uruguay, en la residencia. Foto: Leonardo Mainé

—¿Qué diferencias encuentra entre Uruguay y Reino Unido?
— Cuando llegué a Uruguay en 2016 pensé que Montevideo iba a ser como una versión pequeña de Buenos Aires; sin embargo, cada año que estoy en Uruguay veo más las diferencias y algunas similitudes entre Uruguay y Reino Unido. Por ejemplo, a los uruguayos y británicos no les gusta ostentación, son más quietos, respetan la privacidad, no gritan mucho y son más humildes. Al mismo tiempo, en Uruguay hay una gran diferencia entre el campo y la ciudad como sucede en Reino Unido. Al igual que sucede con Londres, todo se centraliza en Montevideo. La principal diferencia es que los británicos están más acostumbrados a vivir con extranjeros o tener personas de diferentes culturas. En Reino Unido la migración es un tema; se nota que hay más diversidad, mientras Uruguay tiene una sociedad muy homogénea.

¿Qué se conoce de Uruguay afuera?

“Fuera del mundo diplomático, me cuesta un poco explicar qué es Uruguay. La imagen que tienen los británicos es fútbol y carne. Hay que tener en cuenta que cuando escuchan de América Latina, todo es crisis en Argentina o problemas en Venezuela. Es difícil entender que es un país más estable, con buenas instituciones, buena reglamentación. Cuando los británicos llegan a Uruguay se sorprenden de ver un país tan europeo y desarrollado”.

—¿Qué lo impulsó a ser un embajador tan comprometido con la sociedad?
— Muchos uruguayos me dicen eso. Creo que es importante como embajador tratar de romper un poco los estereotipos, como que somos todos de familias aristocráticas o privilegiados. Me gustaría romper esa imagen. Además, la diplomacia ha cambiado mucho en los últimos 20 años y las redes sociales son una herramienta importante para llegar a un público con el que capaz no podés hablar todos los días. Por otro lado, la política de nuestro gobierno es abrir las puertas y mostrar un Reino Unido moderno y diverso. Tal vez estoy haciendo las cosas diferentes en Uruguay, pero creo que a nivel mundial, mis colegas en otros países están haciendo lo mismo y muestran una imagen moderna. Considero que es bueno que a los uruguayos les encante la historia y la cultura, cosas clásicas de Inglaterra como Downton Abbey o la música, pero también me gustaría que lo conocieran como un país moderno.

— ¿Cómo se le ocurrió usar las redes para pedir sugerencias de chivito o parrilla?
—Hace poco publiqué que venían algunos amigos y pregunté qué parrilla me recomendarían. Lo hice también tratando de mostrar un poco la persona, porque también los embajadores son seres humanos como todos los demás. A veces, usando las redes se puede promover la política externa de mi gobierno, entendiendo que las cosas personales tienen más impacto con el público. Por otro lado, por el tema del chivito, estoy armando una ruta en Montevideo. Gracias a las sugerencias de las redes sociales fui a lugares que no conocía. Por ejemplo, hace poco fui al Bar Tinkal y visité una parrillada en el centro que me encantó.

Ian Duddy, embajador de Reino Unido en Uruguay, en la residencia. Foto: Leonardo Mainé
Ian Duddy, embajador de Reino Unido en Uruguay, en la residencia. Foto: Leonardo Mainé

—¿Qué es lo que más disfruta de vivir en Uruguay?
— En primer lugar, las personas; son muy amables y abiertas. Siempre me siento muy a gusto y bien recibido. Me encanta hablar con los uruguayos. En segundo lugar, tengo la oportunidad para salir de la burbuja de la diplomacia. Uruguay tiene mucha tierra, campo y playas desconocidas en Rocha. Así que tengo la ventaja de hablar fácilmente con el público pero además es fácil salir de esa burbuja.

—Participó en la Marcha de la Diversidad, ¿cómo ve a la sociedad en ese aspecto?
— Creo que es un país abierto, con una buena legislación y que defiende los Derechos Humanos. El país tiene buena reputación a nivel mundial por esa razón. Además, siempre participo de la marcha, no por temas políticos domésticos, sino para mostrar mi afiliación a esa comunidad y también para apoyar el derecho de salir y manifestar públicamente la libertad de expresión. Creo que eso es fundamental para ambos países.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)