INN CONTENT PARA HOSPITAL BRITÁNICO 

Hospital Británico profundiza concepto innovador

Las salas de nacer avanzan para que las pacientes y parejas disfruten de un parto lo más confortable y natural posible

Hospital Británico

Las salas de nacer o birthing rooms ocupan un lugar de privilegio en la rica historia de innovación y aportes del Hospital Británico a la medicina en el Uruguay.

Creadas a comienzos de la década del 2000, ponen a disposición de las pacientes y sus parejas la posibilidad de disfrutar de un parto lo más confortable y natural posible, de acuerdo a sus deseos y necesidades, con la seguridad de contar con el mejor equipamiento médico disponible, si se presentaran complicaciones.

Aquélla innovación pionera liderada por el doctor Juan Carlos Scasso encuentra hoy un nuevo impulso que avanza en la misma dirección, la de asegurar a las mujeres que darán a luz el confort, la privacidad y la intimidad que merecen en un momento tan trascendente.

Estas habitaciones que se transforman en salas de parto, fueron concebidas así a partir del concepto de parto humanizado, de modo de facilitar a las embarazadas un parto confortable y seguro.

Bajo las mismas premisas es que el Hospital Británico avanza en esta etapa en el proyecto de renovación integral de su Maternidad, que incluye una serie de cambios estructurales y la adquisición de tecnología alineada con lo que es el parto humanizado.

El proyecto es liderado por los doctores Gonzalo Sotero y Juan Alves, jefes del Departamento de Ginecología Obstetricia del Hospital Britanico. Y es en ese marco que se incorporó recientemente una central de monitoreo inalámbrico de frecuencia cardiaca fetal, único de su especie en el Uruguay.

La importancia de contar con dicho equipamiento está dada por el hecho de que “no limita la movilidad de la paciente, le da libertad de movimientos, le permite incluso ducharse, nos evita entrar tanto a la Sala de Nacer sin perder el control de la frecuencia cardiaca, preservando la intimidad de la pareja”, apuntó el doctor Sotero.
Destacó, asimismo, que en tiempos de pandemia contribuye con el objetivo de asegurar una menor circulación de personas en el área.

“El concepto de parto humanizado es la política de asistencia en nuestra maternidad, una política de asistencia basada en evidencia”, sostuvo y explicó que se trata de poner a disposición de las pacientes “acciones probadamente beneficiosas sin perder de vista lo fisiológico y natural del parto, brindando todas las seguridades científicas de la medicina obstétrica”.

“Es fundamental encontrar un equilibrio entre la parte humana y la parte científica, sin que una desdibuje a la otra, respetando siempre a la parturienta como parte central del esfuerzo, como persona”, sumó el doctor Alves.

Recordó que la implementación de las salas de nacer fue “totalmente innovador” al comienzo de este siglo y reivindicó ese espíritu para llevar adelante su “actualización con todos los requerimientos que puedan necesitar las pacientes para tener el mejor parto posible”.

La renovación de las Salas de Nacer incluye la puesta a disposición de las pacientes de sillas de parto, telas, cuerdas y la infraestructura que contribuyan a su mayor comodidad y al cumplimiento de sus expectativas o plan de parto.

“El concepto sigue siendo el mismo, preservar la intimidad de la pareja, que se sientan tan cómodos como en su casa, con todo el respaldo médico y tecnológico del Hospital Británico”, resumieron los profesionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados