Salud

Hallan una concentración elevada de humo en autos

Investigación en Uruguay comprueba la existencia de partículas tres horas después de haber fumado en el vehículo.

Foto: Flickr
Foto: Flickr

Un estudio realizado por la Facultad de Medicina revela que los vehículos uruguayos presentan "elevadas" concentraciones de humo de tabaco que afectan la salud de aquellos que lo inhalan de manera pasiva.

Como los fumadores no pueden fumar en espacios públicos cerrados, pasan a hacerlo en sus hogares y también en los vehículos. "Son los lugares donde se trasladan y quisimos ver qué pasaba en los autos particularmente", comentó a El País Antonella Pippo, una de las autoras, integrante de la Unidad de Tabaquismo del Hospital de Clínicas.

La investigación, divulgada este mes por la Revista Médica del Uruguay, —y financiado por los fondos concursables de un programa de apoyo a la investigación de la Comisión Honoraria de Lucha Contra el Cáncer— consistió en la medición de los niveles de micropartículas en cuatro vehículos de fumadores y en dos de no fumadores. Se utilizó un aparato, llamado Sidepack, capaz de hacer fotografías que detecten estas partículas que pululan en el ambiente y afectan el cuerpo humano.

La idea fue medirlas en autos en movimiento que circulaban a 45 kilómetros por hora en promedio. Se analizó durante media hora en vehículos con la ventanilla adyacente al fumador abierta, semiabierta y en otro vehículo que tenía más de una ventanilla abierta o semiabierta. El análisis implicó autos estacionados con la ventanilla del fumador abierta o semiabierta.

Además, se realizó una última medición que consistió en medir la concentración de humo en un auto cerrado tres horas posterior de que se hubiera fumado en un auto estacionado y cerrado, independientemente de las condiciones de ventilación o movimiento del coche en el que se había fumado.

Hallazgos.

La concentración de tabaco encontrada en estos vehículos analizados son "elevadas", similares a las encontradas en bares de países donde se permite fumar adentro y no tienen políticas de control de tabaco en salud pública como Uruguay posee desde hace más de una década.

Si bien se observaron variaciones en la existencia de humo de acuerdo a la apertura de las ventanillas, las diferencias "no fueron estadísticamente significativas".

Cigarrillo
Foto: Pixabay

Tres horas después de que se fumó en ese coche también se constataron la presencia de estas partículas (denominadas PM2,5). "Esto es un riesgo por ejemplo si se piensa en un vehículo escolar", comentó Pippo.

Esta unidad ya había estudiado este año que se fuma en un 12 a un 19% de los vehículos en Montevideo. "El 4,5% de los vehículos fumadores llevan niños adentro. Eso sí es un riesgo. Además, muchos de estos vehículos también son laborales", agregó Pippo.

Si bien el estudio no abordó el tema del humo de "tercera mano", es decir, la contaminación de tapizados, techos y tableros en autos de fumadores, estos niveles encontrados podrían sospechar que es "alta".

Según aclara el estudio, el reconocimiento de "este problema y la obtención de datos objetivos sobre los niveles de concentración de humo de segunda mano en autos servirán para impulsar la adopción de nuevas medidas de control de tabaco", dice el estudio. Además, este estudio sirve como "otro incentivo" para que los fumadores tomen la decisión de abandonar este consumo.

La población estaría de acuerdo. Una encuesta divulgada por el centro de Investigación para la Epidemia del Tabaquismo de la Universidad de la República muestra que el 88% de los fumadores apoyaría una ley que prohíba fumar en los vehículos.

Qué tan tóxico.

El humo de tabaco contiene más de 7.000 sustancias tóxicas: 69 son cancerígenas. Estas partículas se vehiculizan y penetran profundamente en la vía respiratoria llegando a los alvéolos.

El estudio recuerda algunas advertencias que hace la Organización Mundial de la Salud sobre fumar en espacios cerrados. "Ni la ventilación protege a los no fumadores del daño. La única forma efectiva de proteger a las personas de esta exposición es la implementación de ambientes 100% libres de humo de tabaco", concluye.

Fumar atrofia el sentido del gusto, según estudio
Foto: Archivo

Pippo opinó en este sentido: "No hay un nivel mínimo que sea exposición que sea seguro. Si uno está expuesto repetidas veces en el tiempo, las probabilidades de tener consecuencias nocivas son muchas mayores".

La carga de enfermedad atribuible al tabaco alcanza las 6.542 muertes anuales en Uruguay de las cuales el 68% son hombres y el 32% en mujeres. El 8% de las muertes ocurre en fumadores expuestos al humo ajeno, señala una investigación.

"Existe evidencia suficiente que muestra una relación causal entre la exposición pasiva al humo de tabaco y el cáncer de pulmón, de mama, de la esfera otorrinolaringológica, el accidente cerebrovascular, la enfermedad cardiovascular y síntomas respiratorios crónicos", indica el estudio.

El 72,9% de fumadores uruguayos quieren dejar

El 72,9 % de los fumadores actuales planea dejar de fumar en algún momento, según datos del 2018 divulgados por el Ministerio de Salud Pública (MSP). Hoy la cantidad de fumadores en Uruguay pasó de representar 25 % de la población en 2009 a 21,6 % en 2017, según la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos en la que el país participa. "Uruguay era uno de los países con más alta prevalencia de tabaquismo en la región", dijo Enrique Soto, responsable del tema en el MSP.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados