Tecnología

Hackers demuestran que es posible atacar vehículos inteligentes

Un grupo de especialistas informáticos junto a un redactor de la revista de tecnología Wired demostraron que los coches equipados con tecnología son vulnerables a un ataque informático.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Así terminó el Jeep Cherokee de 2014, luego de que los hackers desactivaran en forma remota los frenos del vehículo.

Dos piratas informáticos, sin más ayuda que una conexión de internet, han demostrado que pueden controlar a distancia vehículos nuevos o "inteligentes", hasta el extremo de conseguir girar el volante, bloquear los seguros o desactivar los frenos.

Un redactor de la revista tecnológica Wired, que hoy publica un vídeo y la narración de la prueba, sufrió en sus carnes la experiencia, realizada en una vía pública para hacerla más real y terrorífica.

Los dos "hackers", que consiguieron convertirse en dueños y señores de un Jeep Cherokee de 2014 (y que aparentemente pueden replicar el experimento en otros vehículos de Fiat Chrysler), son Charlie Miller, ingeniero de seguridad de Twitter, y Chris Valasek, ingeniero de la consultora de seguridad IOActive.

El experimento comenzó con ambos "hackers" conectados a una conexión inalámbrica a más de 15 kilómetros de la autopista por la que circulaba el conductor de Wired, que no sabía qué acciones tenían previstas los expertos en seguridad informática.

Primero, consiguieron poner a toda potencia el aire acondicionado; posteriormente, cambiaron la emisora de la radio, elevan su volumen y activan los limpiaparabrisas; para, a continuación, desactivar la transmisión y el acelerador en plena marcha.

Para realizar todas estas acciones, los piratas informáticos no necesitaron manipular físicamente el vehículo, solo una conexión de internet, una dirección IP y un software propio que se aprovecha de una vulnerabilidad en el sistema digital Uconnect del fabricante Fiat Chrysler.

En una demostración posterior llegaron a controlar el volante del Jeep (algo que solo pueden hacer si el vehículo se mueve en reverso), bloquearon las puertas e inhabilitaron los frenos.

Además, el software que creaeon les permitó obtener información de geolocalización del vehículo y otros datos de telemetría.

Los "hackers" alertaron a Fiat Chrysler, que ya ha distribuido una actualización de su sistema UConnect, aunque ambos advierten que otros expertos informáticos pueden hallar modos de acceder a vehículos modernos, donde las funciones del motor, GPS y otros se canalizan a través de sistemas informáticos con conexión a internet.

Precisamente hoy, dos senadores estadounidense presentaron un proyecto de ley para establecer estándares públicos de seguridad en automóviles y camiones, algo en lo que comenzaron a trabajar cuando Miller y Valasek comenzaron a demostrar los primeros intentos exitosos de controlar automóviles a través de internet en 2013.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados