PRIVACIDAD

Las grandes tecnológicas escuchan a sus usuarios: ¿por qué lo hacen?

Facebook es la última empresa en admitir prácticas de escucha a usuarios; aquí todos los escándalos desde 2015

alexa
Foto: Pixabay

Uno de los primeros escándalos comprobados sobre dispositivos conectados que grababan a los usuarios salió a la luz en 2015. Un televisor inteligente de Samsung podía grabar todo lo que hablaba el espectador y transmitirlo a un tercero. En ese momento, los consumidores cuestionaron si estaban siendo vigilados. Años después, otras grandes tecnológicas se han visto involucradas en la misma polémica. Amazon, Microsoft, Google, Apple y también Facebook admitieron que realizan escuchas de audios de los usuarios, en teoría, para mejorar lo que sus asistentes virtuales son capaces de entender.

Lo que ocurre es que esto supone en la práctica que transcriptores, subcontratados a través de terceras empresas, tengan acceso a conversaciones íntimas e incluso a datos personales sensibles.

Facebook
Facebook

Facebook.

La red social confirmó que realizó escuchas y transcripciones de mensajes de audio enviadas por Messenger de sus usuarios, pero que abandonó esta actividad luego de las críticas que recibieron otras compañías tecnológicas. “Como Apple y Google, hemos suspendido la revisión de audios desde hace una semana”, dijo la compañía citada por Bloomberg.

De esta forma, Facebook analizó los audios de voz del chat Messenger y realizó las transcripciones de las conversaciones mediante operadores de firmas contratadas. El método fue empleado para mejorar la interpretación del sistema de inteligencia artificial que desarrolla la compañía que dice que los usuarios debieron aceptar esta inclusión en el programa. Pero no menciona en sus políticas de uso de datos que recopile audios o envíe datos a tercero.

Empleados de estas firmas contratistas dijeron, con reserva de identidad, que desconocen la procedencia de estos audios enviados por Facebook.
La red social, que acaba de pagar una multa récord de US$ 5.000 millones a las autoridades federales de Estados Unidos por mal uso de los datos privados de sus usuarios, ha negado durante mucho tiempo el uso de grabaciones de audio para orientar mejor sus anuncios o hacer que sus páginas sean más atractivas.

Foto: Apple
Foto: Apple

Apple.

A pesar de presentarse siempre como referente en materia de privacidad, la empresa de la manzana dijo recientemente que suspendía su programa “Siri grading”, por el que se escuchaban fragmentos de conversaciones para mejorar la tecnología de reconocimiento de voz, después de que el periódico británico The Guardian informara que los contratistas escuchaban información médica confidencial, tratos criminales e incluso relaciones sexuales.

La compañía aseguró que los productos de Apple están diseñados para mantener la información personal a salvo y que es el propio usuario el que decide “qué comparte y con quién”.

Según Apple, las grabaciones de las consultas de Siri se guardaban durante un período de seis meses “para que el sistema de reconocimiento pueda utilizarlas para comprender mejor la voz del usuario”. Después de seis meses, Apple guardaba otra copia de la grabación “sin su identificador” hasta por dos años.

Google. Foto: Shutterstock.
Google. Foto: Shutterstock.

Google.

De su lado, Google anunció que haría una pausa en su tarea de escuchar y transcribir conversaciones en la Unión Europea desde su Asistente de Google a raíz de una investigación de privacidad en Bélgica. En algunas de esas grabaciones se ha podido comprobar que el usuario ni siquiera había pronunciado el comando “OK Google”. La compañía respondió que Google solo transcribe “un 0,2% de todas las grabaciones de audio” para mejorar su sistema de reconocimiento de voz.

Google sostuvo que “los fragmentos de audio no se asocian con las cuentas de usuario como parte del proceso de revisión”, según afirmó en un comunicado oficial tras la filtración de audios en Bélgica. “El sistema solo te muestra el audio, su duración y un apartado donde escribir o revisar lo ya escrito. No tenemos acceso a ningún dato personal más allá de lo que se escucha”, se aseguró. Sin embargo, esto no quiere decir que la compañía no pueda identificar los datos con usuarios concretos.

Microsoft
Foto: Reuters

Microsoft.

También admitió que utiliza estas prácticas para mejorar los servicios de voz. “Nos esforzamos por ser transparentes sobre nuestra recopilación y uso de datos de voz para garantizar que los clientes puedan tomar decisiones informadas sobre cuándo y cómo se utilizan sus datos de voz", agregó la compañía. En este caso, sus empleados realizaban labores de revisión y transcripción de los comandos de voz de Cortana –su asistente virtual– y el servicio de traducción de Skype. Desde la empresa se aseguró que solo se revisaban las conversaciones de los usuarios que lo hubieran aceptado. Sin embargo, aunque Skype advierte que las llamadas pueden ser analizadas, no explica que el proceso incluye a humanos. 

Amazon
Foto: Reuters

Amazon.

Amazon, la tienda de comercio electrónico más grande del mundo, tiene contratados a miles de trabajadores para revisar y transcribir fragmentos de conversaciones entre los usuarios y Alexa. “Solo se revisa una parte extremadamente pequeña de las conversaciones. Esta iniciativa nos ayuda a mejorar el lenguaje natural de la máquina, así como la comprensión de nuestro asistente. De esta forma, optimizará su eficacia y permitirá que funcione correctamente para todo el mundo”, se señaló desde la compañía. A pesar de todo, Amazon dejará que sean los usuarios los que decidan si sus audios son susceptibles de ser revisados por empleados. Esta nueva política se concreta en una opción en el menú de configuración de la aplicación del asistente virtual.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)