ESPAÑA

Gatos y juegos por internet para atraer a las urnas a los indecisos

Cualquier mensaje vale para conseguir el mayor número de votos en estos segundos comicios que se darán en seis meses.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rajoy, Sánchez, Rivera e Iglesias en el escenario del debate. Foto: Reuters

Los partidos políticos españoles recurren a la música merengue, a juegos por internet o a la imitación de un catálogo de la firma sueca Ikea como nuevas fórmulas de comunicación para atraer al gran porcentaje de indecisos que pueden inclinar la balanza en las elecciones del próximo 26 de junio.

Cualquier mensaje vale para conseguir el mayor número de votos en estos segundos comicios que iniciarán en seis meses, después de que las pasadas elecciones del 20 de diciembre de 2015 no dieran una mayoría suficiente y los partidos españoles no alcanzaran un acuerdo para elegir al nuevo Gobierno.

"Cuando utilizan vídeos y nuevas formas de comunicación los partidos tradicionales (Partido Popular, PSOE) necesitan que pasen por el filtro de los medios tradicionales (como la televisión), porque por el perfil de su electorado todavía no están tan metidos en redes sociales como los nuevos partidos, sobre todo Unidos Podemos", declara el profesor de la Universidad Carlos III, Javier Redondo.

El gobernante Partido Popular (centroderecha), que ha elegido el lema "A favor" para esta campaña, ha llamado la atención con un anuncio televisivo.

En él, una joven pide 70 kilos de comida para sus 122 gatos (el mismo número de escaños que obtuvo el partido en las elecciones pasadas) y, aunque reconoce que no le gustan esos felinos, confiesa que los tiene porque está "en contra de los perros".

Aparte de que los gatos son un recurso muy extendido en vídeos por internet, el mensaje es que no tiene sentido hacer las cosas simplemente por ir a la contra, que es lo que hacen sus adversarios según el PP.

El PP ha adaptado además su himno y, para esta campaña, suena a ritmo de merengue, aunque los responsables confiesan que se plantearon incluso convertirlo en una pieza de reguetón.

El PSOE (socialista), principal partido de oposición, ha querido poner un contrapunto nostálgico, y en uno de sus vídeos de campaña piden imaginar España como era antes, sin Mariano Rajoy (actual jefe de Gobierno, del PP).

La formación Unidos Podemos (izquierda) presentó su programa como si fuera un catálogo del gigante de decoración sueco Ikea, donde los propios dirigentes aparecen fotografiados en sus casas y despachos mientras anuncian sus medidas políticas. Y todo ello, al precio de 1,80 euros más gastos de envío.

Unidos Podemos está "permanentemente activa" en las redes sociales e internet, factor que les permite mantener a sus electores y atraer a algunos indecisos de otros partidos, además de influir principalmente en el voto de los jóvenes, los cuales son "decisivos, fácilmente influenciables y pueden cambiar", señala Javier Redondo.

El partido Ciudadanos (liberal), cuya campaña Redondo sitúa a mitad de camino entre lo tradicional y lo nuevo, se centra en problemas como el paro o la corrupción que sufren los "héroes anónimos" de la calle y aboga por "creer en nosotros mismos y en este país", además de reclamar "humildad" a los políticos españoles.

Izquierda Unida, que se presenta a estos comicios en coalición junto a Unidos Podemos, es uno de los más activos en las redes sociales, donde publica varios mensajes humorísticos relacionados con la actualidad política.

En este sentido, con motivo del debate electoral del pasado lunes que reunió a los cuatro principales aspirantes a la Jefatura del Gobierno, editó un bingo en línea, donde los jugadores debían tachar una palabra cada vez que la dijeran los dirigentes y, los más atrevidos, podían beber un pequeño trago con cada término acertado.

"Cuanto mejor se utilizan las técnicas publicitarias más estamos devaluando o banalizando los debates. (...) Si queremos que la política sean campañas publicitarias, el catálogo de Ikea (de Unidos Podemos) es lo mejor", afirmó el profesor, aunque reconoció que "si aspiramos a que la política sea otra cosa" esta campaña no es lo más óptimo.

Los tiempos han cambiado y ahora el impacto se mide en visitas y retuits, cuando hasta hace poco el éxito era llenar plazas de toros y pabellones deportivos con los militantes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)