SOLIDARIDAD

Festival Minas y Abril recauda para apoyar al hospital local

Se está realizando el 34° encuentro, con participación de destacados artistas.

La 34° edición del Festival Minas y Abril espera recibir más de 50.000 personas. Foto: El País
La 34° edición del Festival Minas y Abril espera recibir más de 50.000 personas. Foto: El País

Las guitarreadas entre Santiago Chalar y sus amigos minuanos eran un clásico cada fin de semana, hasta que en 1984 la música dejó de ser solo un motivo de reunión entre ellos para transformarse en un medio solidario.

Chalar era médico traumatólogo y creó el Festival Minas y Abril con el objetivo de conseguir fondos para comprar lo imprescindible para el Hospital Público Alfredo Vidal y Fuentes: vendas de yeso, jeringas y medicamentos.

El evento se realiza de forma ininterrumpida desde entonces, pero con un caudal de público y recaudación mucho mayor que antaño: en 2018 recibieron más de 40 mil personas en el Parque Rodó de Minas, y acumularon 100 mil dólares. La mayor recaudación sucedió en 2017, y fue 150 mil dólares.

En los ‘80 armaban un fogón y compartían en ronda clásicos de folclore y poemas del escritor Santos Inzaurralde.

La modalidad cambió hace siete años: dejó de ser un festival de exclusiva tradición gaucha para incluir géneros variados (rock, plena, murga, baladas) a la grilla. Hoy cuenta con la presencia de artistas locales y extranjeros. El objetivo es atraer más público, y brindar espectáculos de calidad.

La edición 34° del Festival Minas y Abril empezó ayer y se extiende hasta el domingo 7. Abrieron los Auténticos Decadentes a las 20:00, a las 22 cantaron Ciro y Los Persas, y cerró La Vela Puerca a la medianoche.

Logros

Doce de los 170 funcionarios del hospital integran la comisión organizadora y trabajan de forma honoraria desde octubre para realizar este evento. Uno de los hijos del fundador Santiago Chalar es médico ecografista y sigue el legado de su padre participando de esta planificación.

La logística se tercerizó hace algunos años con miras a brindar el mejor espectáculo. Se llama a licitación, la empresa ganadora plantea una grilla, y toma ideas de la comisión.

“Se tiene en cuenta el cachet de los artistas y quiénes convocan más. Se hace un balance y en función de eso se elige”, dice Carmen Estela, directora del Hospital público Alfredo Vidal y Fuentes. Agrega que conseguir sponsors la tarea más ardua.

El dinero recaudado con las entradas vendidas no puede destinarse a recursos humanos, ni salarios; todo debe invertirse en hacer obras.

Lo percibido en el Festival Minas y Abril permitió la compra de una ambulancia, la creación del centro de rehabilitación neuromuscular CRIMA, reformas en la emergencia y el centro de imagenología. Éste último es, a criterio de la directora, la perla del hospital.

“Se hacen alrededor de 600 tomografías mensuales y supone un ahorro para ASSE de 4 millones de pesos”, informó la doctora Estela.
El año pasado se inauguró un moderno centro oncológico llamado De Día, y el laboratorio que allí funciona se pudo levantar gracias a los fondos obtenidos en el Minas y Abril.

“Hay un médico oncólogo, se realiza quimioterapia y hormonoterapia. Eso generó que disminuyera muchísimo el número de pacientes que viaja a Montevideo para hacerse tratamientos específicos. Ha influido mucho en la calidad de vida de la gente”, señaló la doctora Estela.

Números y metas

Este hospital atiende a 29 mil pacientes de Rocha, Treinta y Tres, Maldonado, Florida, Cerro Largo y Lavalleja. El presupuesto que cubre ASSE es de 120 millones de pesos anuales para gastos de funcionamiento: material quirúrgico, mantenimiento de equipamiento, y limpieza. Solo en medicamentos se desembolsan 4 millones de pesos.

El monto recaudado en la edición 34° del festival se usará para empezar a construir un block quirúrgico nuevo. “El proyecto está licitado y vale 3 millones de dólares. Hemos recibido donaciones de distintas personas, y ASSE se comprometió a poner el resto del dinero para que el block sea una realidad”.

LA GRILLA

Voces y actividades para todos los gustos

El origen del Festival Minas y Abril es de tradición puramente gauchesca. En los comienzos solo había jineteadas, domas y canto popular, pero siete año atrás se decidió cambiar un poco el rumbo con el objetivo de convocar más gente, y así recaudar más dinero.

“Se empezó a tener otra mirada en cuanto al público y a pensar la grilla para otros gustos, por eso se agregó rock, cumbia, y plena”, cuenta Carmen Estela, directora del Hospital público Alfredo Vidal y Fuentes.

Los organizadores no querían perder el espíritu ni el germen del evento, y por eso mantienen las montas, un certamen internacional de danza folclórica con grupos de Argentina, Brasil y Uruguay, y el clásico desfile de caballería gaucha, que se realiza la última jornada.

A partir de 2011 se abrió la cancha para que participen artistas de diversos géneros. Hoy actuarán Emiliano y el Zurdo, el Alemán y Copla Alta a las 21:00, y una hora más tarde debutará el cantante de música tropical Chacho Ramos en el escenario del Parque Rodó de Minas.

El show de la medianoche estará a cargo de Braulio Assanelli, uruguayo ganador de La Voz Argentina. Y el broche de oro lo pondrá la banda Karibe con K.

El cierre del evento será mañana las 22:00, y estará a cargo de Larbanois Carrero. Este dúo es considerado de la casa porque han participado en las 34 ediciones, y ya son parte de la historia del Festival.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados