ALERTA

Fentanilo: la droga que eleva las muertes por sobredosis en EE.UU. a máximos históricos

Su presencia no se limita a Estados Unidos, pues ha provocado muertes en varios países europeos, especialmente Estonia, Letonia y Suecia.

Tres viales muestran una dosis letal de heroína, fentanilo y carfentanilo. Foto: LA NACIÓN (GDA), Paige Sutherland of New Hampshire Public Radio
Tres viales muestran una dosis letal de heroína, fentanilo y carfentanilo. Foto: LA NACIÓN (GDA), Paige Sutherland of New Hampshire Public Radio

La policía de Oakland, la ciudad vecina de San Francisco, ha informado este miércoles del hallazgo de seis kilos de fentanilo ocultos en un coche aparcado frente a una escuela secundaria. Dentro del automóvil, los agentes hallaron también 139.000 dólares y un paquete de heroína.

El potente opiáceo, sin embargo, superaba por seis veces la cantidad de la droga, lo que refleja cómo esta sustancia ha inundado las calles de Estados Unidos y disparado las muertes de los usuarios. El decomiso es uno más entre las decenas de operaciones que diversas fuerzas del orden en Estados Unidos han emprendido en contra de esta droga sintética, responsable del 66% de muertes por sobredosis en la nación, de acuerdo a cifras oficiales publicadas esta mañana.

Los fallecimientos por el uso de opioides sintéticos, principalmente el fentanilo (50 veces más potente que la heroína), pasaron de 58.000 en 2020 a 71.200 un año después, un incremento de 23%. Junto con las metanfetaminas, que provocaron 33.000 muertes en 2021, el 34%. Estas son las sustancias que más vidas cobraron el año pasado. Este miércoles, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) reveló que 107.602 personas fallecieron por el abuso de sustancias, un incremento de 14,9% comparado al periodo anterior. A excepción de 2018, el número de muertes accidentales por sobredosis crece año con año. Desde el año 2000, hay más de un millón de víctimas.

“Nunca habíamos visto algo así”, ha señalado esta mañana Robert Anderson, el encargado de las estadísticas de mortalidad del CDC. El centro documentó en realidad 103.500 casos, pero advierte que este es un número provisional y que este crecerá en los próximos meses, una vez que los forenses confirmen algunas muertes bajo sospecha que están siendo revisadas.

Daniel Ciccarone, un académico de la Universidad de California especializado en drogas, ha argumentado que el aumento de la oferta del fentanilo se debe, entre varios factores, a que su producción es más barata que la de la heroína. Así que la sustancia, un polvo blanco, ha sustituido a la heroína en tiempos de escasez. Su presencia no se limita a Estados Unidos, pues ha provocado muertes en varios países europeos, especialmente Estonia, Letonia y Suecia. Canadá también ha visto aumentar el número de sobredosis accidentales.

El fentanilo ha dejado de ser un problema contenido en algunas zonas de Estados Unidos. Entre 2014 y 2017, provocó un gran número de muertes en el noroeste y medio oeste del país, principalmente blancos caucásicos. En 2017 y 2018, sin embargo, se extendió al oeste, donde cobró miles de víctimas, notablemente en San Francisco. Las comunidades negras y latinas también comenzaron a notar el incremento de muertes mientras aumentaba la oferta. China dejó de ser el principal exportador de esta sustancia, que es legal y es usada para disminuir el dolor crónico, por ejemplo, en pacientes de cáncer. México e India comenzaron a hacer envíos en forma de pastillas pasadas por contrabando.

La epidemia de sobredosis provocada por el fentanilo no es solo obra del mercado ilegal. La farmacéutica Perdue Pharma, fabricante del opiaceo OxyContin, ha sido señalada como responsable de una serie de adicciones al promover la prescripción de la droga como analgésico. Esto originó una crisis de salud pública desde 2016. La empresa, propiedad de la familia Sackler, se declaró en bancarrota el año pasado después de que autoridades locales inundaran los tribunales con más de 2.600 demandas.

A inicios de abril, la DEA, la agencia gubernamental antidrogas, alertó a los cuerpos de policía de todo el país de un incremento en el número de sobredosis masivas. “Solo en los últimos dos meses, ha habido siete, que han dejado 58 sobredosis y 29 muertes”, indicó Anne Milgram, la responsable de esa agencia. “El año pasado dejó más muertes por fentanilo que la suma de fallecidos por armas de fuego y por accidentes de coche”, añadió la funcionaria.

Las autoridades han explicado que los traficantes de drogas están mezclando el fentanilo con otras sustancias como metanfetaminas o cocaína para enganchar más a sus clientes. Los agentes han hallado que aquellos que piensan estar consumiendo cocaína están en realidad tomando el potente opiáceo. Este también se ha encontrado en pastillas que imitan drogas de prescripción como OxyContin, Percocet, Xanax y Vicodin. “Todo esto está creando una terrible tendencia nacional donde muchas de las víctimas de sobredosis están muriendo porque están ingiriendo fentanilo sin saberlo”, afirmó la DEA. La agencia ha lanzado las alarmas para 2022, un año que puede profundizar una tendencia mortal que va a más.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados