COACH DE LOS FAMOSOS

Federico Pintaluba, el uruguayo que dio clases de tenis a Bill Gates y peloteó con Federer

El encuentro con Bill Gates se manejó con tal hermetismo que el coach no supo el nombre de su alumno hasta último momento. Años atrás le enseñó a la modelo Naomi Campbell.

Federico Pintaluba junto a Roger Federer. Foto:Federico Pintaluba
Conoció a su ídolo Roger Federer gracias a su trabajo en el Hotel W. Foto:Federico Pintaluba

Un tal Mr. Rusk se agendó con el instructor uruguayo Federico Pintaluba para recibir tres clases privadas de tenis en el Hotel W de Miami Beach. La reserva se hizo con un mes de anticipación a través de una agencia de viajes neoyorquina de elite. Su dueña visitó la cancha 15 días antes de la cita para verificar que estuviera en condiciones, y luego lo hizo un seguridad junto a una persona de confianza del señor cuya identidad fue una incógnita por semanas.

El encuentro con Bill Gates se manejó con tal hermetismo que el coach no supo el nombre de su alumno hasta último momento, pero imaginó que se trataba de “un político o una estrella de Hollywood” por el manto de secreto. Así lo contó Federico Pintaluba en diálogo telefónico con El País desde Miami.

Cuatro personas del staff explicaron al uruguayo en qué consistía la logística un día antes: debía esperar al hombre -un desconocido hasta ese momento- en el valet parking del hotel el sábado 25 de mayo a las 8:15 y acompañarlo a las canchas de tenis privadas, principal atractivo para estas figuras que no desean ser molestadas.

“Llegaron dos camionetas negras y cuando se abrió la puerta lo reconocí en seguida. Él igual se presentó, ‘Hi, I’m Bill’ (hola, soy Bill)’, me dijo”.

Entrenaron una hora y media y el domingo retornó por su segunda clase. “Es buena señal porque a ese tipo de gente si no le gusta el servicio no vuelve”.

Federico Pintaluba junto a Bill Gates. Foto: Federico Pintaluba
El fin de semana pasado le dio tres clases a Bill Gates. Foto: Federico Pintaluba

No era la primera vez que Pintaluba se codeaba con celebridades. Años atrás le enseñó a la modelo Naomi Campbell y antes del Mundial de Rusia le dio cátedra de raqueta a Jorge Sampaoli, exdirector técnico de la selección argentina.

Conoció a Marcelo Tinelli en el Hotel W, y si bien no jugaron juntos le entregó su tarjeta por si le interesaba tomar clases. En 2017 se dio el lujo de pelotear con el talentoso tenista Roger Federer antes de que venciera a Rafael Nadal en el Miami Open. “Vino al hotel a practicar, lo saludé y hablamos un rato”.

Bill Gates, simple y bonachón.

Bill Gates está en un nivel intermedio, a juzgar por Pintaluba, que lo “acomodó en varios aspectos técnicos para que hiciera las cosas de forma correcta”. El mega empresario informático confesó a su coach que decidió tomar clases para mejorar su juego debido a que competirá con un amigo neoyorquino pronto y le quiere ganar.

A Gates le costaron bastante los juego de piernas, y los movimientos en cancha, pero aprovechó el fin de semana largo por el Memorial Day para perfeccionarse. Lo que más impresionó a Pintaluba fue su rapidez para captar cada consigna.

“Fue distinto al resto de los alumnos que tuve: no había terminado de explicarle el concepto y el tipo se daba la vuelta y lo agarraba en el aire”.

El fundador de Microsoft escuchó con atención cada instrucción que se le dio y aceptó con humor sus errores. “Se reía mucho y no se calentaba si un tiro le salía mal. Mucha gente se enoja pero el tipo estaba tranquilo, y se divertía”.

Solo charlaron sobre tenis porque el coach no quiso meterse en la intimidad de Gates. “Al finalizar lo felicité por su trabajo solidario y me contó que piensa hacer una exhibición en Sudáfrica junto a Federer, y así recaudar fondos para las fundaciones de ambos”.

Miami Beach entre las raquetas y economistas

Federico Pintaluba se fue de Uruguay afectado por la crisis en 2002 y consiguió una beca por el tenis para estudiar administración de empresas en Estados Unidos. Hizo un MBA y se quedó sin empleo tras el colapso inmobiliario de 2008. “Durante la recesión nadie contrataba gente y lo único que me quedaba era destacarme en el tenis”, cuenta. En Uruguay se había formado en el Círculo de Tenis, y se abrió camino como instructor en clubes de Manhattan gracias a ciertos contactos. Se instaló en Miami Beach una década atrás y fundó la empresa Top Tennis, que provee de servicios a hoteles y edificios, y le permite combinar el rol de coach y su carrera universitaria. Antes de despedirse de Bill Gates le pidió que le escribiera unas líneas a sus hijos: “les deseó buena suerte y firmó el papel”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)