ARTE

Exposición digital de Google descubre los detalles invisibles de Frida Kahlo

En la primera vez que un proyecto así se hace con un artista del siglo XX.

Muestra sobre la construcción de Frida Kahlo como mujer y artista.
Foto: Archivo

El titán tecnológico Google lanzó hoy la retrospectiva digital "Las caras de Frida", una exposición interactiva que atesora la desgarradora obra de la artista mexicana para contar su historia desde distintos puntos de vista, con atención milimétrica a los detalles invisibles.

En la primera vez que un proyecto así se hace con un artista del siglo XX, más de 800 imágenes de pinturas, dibujos, esbozos, vídeos, 69 obras de arte y 60 cuentos interactivos se ponen a disposición de los usuarios, quienes pueden acceder a ellos través de un portal web o una aplicación móvil.

La gerente del proyecto impulsado por Google Arts & Culture, Luisella Mazza, contó a Efe que la tecnología utilizada por la empresa estadounidense para radiografiar a Frida permite mostrar "varias interpretaciones de su obra y su legado".

Una de estas tecnologías es la potente Art Camera, que permitió a los desarrolladores captar los cuadros con una alta resolución medida en gigapíxeles, brindando a los usuarios la capacidad de explorar desde su dispositivo cada pequeño detalle de los lienzos, que hoy ya respiran a través de la textura digital.

Esto es una herramienta más para esclarecer detalles biográficos presentes en la obra de Kahlo (1907-1954) como ocurre con el cuadro "Autorretrato dedicado a León Trotski", en el que la mexicana se pintó para el comunista soviético con mirada serena, envuelta en un pañuelo ocre y con una carta de amor en la mano que por primera vez puede verse tan de cerca.

"Es una carta que nos permite saber más sobre la relación sentimental entre Frida y León Trotski, nos habla de su relación pero también nos da el sentido del tiempo, dónde se ha pintado esa obra y la fecha", detalló Mazza.

La italiana destacó el valor de "poder descubrir detalles como estos, algo muy útil para comparar con otras obras, para descubrir detalles invisibles".

Así, se puede "contar la historia de una forma diferente, interactiva por primera vez".

Esta cercanía casi voyeurística a la vida de la pintora enseña cada aspecto, como el medallón que porta Kahlo en el cuadro, o la porosidad de su maquillaje en los autorretratos, algo que a juicio de la experta resalta su feminidad con una expresividad nunca antes vista.

La fragilidad del lienzo y su incapacidad de tocarlo convierten a la herramienta de Google en un guante con el que poder palpar por primera vez cada color y textura.

Tampoco faltan en "Las caras de Frida" las experiencias inmersivas como cuentos interactivos narrados por los curadores de la muestra, hablando de sus obras pero también de su vida.

"Unen elementos interactivos como audio, vídeo, texto, imágenes de obras de arte y de recorridos virtuales a través de la tecnología Street View para contar historias dinámicas interactivas para descubrir las caras de Frida", manifestó la especialista.

Por descontado, toda la muestra es compartible a través de redes sociales, pudiéndose incluso seleccionar las imágenes y vídeos favoritos del usuario para volver a verlas luego con el nimio esfuerzo de hacer clic.

Pero lejos de apartar a los usuarios de los museos, este compendio digital pretende acercarlos, suscitar un interés que luego se materializa haciéndolos viajar al otro lado del mundo para tener una experiencia física, mirando de frente el material artístico.

"La experiencia digital no quiere realmente ser una repetición, sino una forma de animar a la gente", insistió Mazza.

Este escaparate de intuitivos meandros narrativos se realizó con la colaboración de 33 socios de Google Arts & Culture que cedieron las obras para su digitalización y pusieron a la disposición de la empresa tecnológica a su incontable equipo de curadores.

El resultado final es la posibilidad de explorar muchos lados de la controvertida vida de Frida Kahlo, "explorar su lado de mujer o de hija a través de sus cartas, de sus dibujos" y recoger así el testigo de su herencia artística.

Desde hoy, el mundo entero puede observar las distintas caras de una de las artistas más relevantes del siglo XX, cuya obra nunca pudo despegarse de su vida y ahora ambas dos, mostradas a todo detalle gracias a la tecnología, no podrán nunca separarse del público.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º