Astronomía

Experto espera que para el 2030 se hayan descubierto cientos de planetas habitables

Para 2030 se habrán detectado cientos, o incluso miles, de exoplanetas potencialmente habitables, un número y una variedad que permite pensar que pueda encontrarse vida en esos remotos objetos antes incluso que en nuestro propio Sistema Solar, según el astrofísico Alain Lecavelier des Étangs.

Telescopio. Foto: Archivo EL PAIS|
Foto: Archivo El País.

"Soy más optimista sobre encontrar primero vida en exoplanetas. Debido a la diversidad. Hay planetas tan distintos que estaría sorprendido si ninguno de ellos fuera capaz de sostener un tipo de vida", explicó el científico francés en una entrevista con EFE.

Lecavelier des Étangs preside la Comisión de Exoplanetas y Sistema Solar dentro de la Unión Astronómica Internacional (UAI), que celebra hasta el viernes en Viena su asamblea general.

El astrofísico recuerda que ya se han detectado casi 4.000 de estos cuerpos desde que hace dos décadas se localizaron los primeros exoplanetas, un número que no deja de aumentar.

Lecavelier des Étangs afirmó, además, que no hay dos exoplanetas que sean iguales y que se están descubriendo cosas que no se esperaban y que hasta se consideraban imposibles.

"Con los exoplanetas estamos descubriendo un nuevo campo que va más allá de nuestra imaginación", afirmó, y puso como ejemplo la existencia de planetas que se "evaporan", que están tan cerca de las estrellas alrededor de la que orbitan que su atmósfera "hierve".

"Sería aburrido si todos los planetas fueran como los del Sistema Solar", afirmó.

Este investigador del Institut d'Astrophysique de París asegura que el ritmo de descubrimiento de planetas seguirá acelerándose y que los descubrimientos se duplicarán en los próximos cinco o diez años, y que el número de cuerpos potencialmente habitables detectados, hoy día un par de docenas como mucho, se disparará.

"Al final de la próxima década, para 2030, tendremos cientos, si no miles, de planetas habitables", afirmó.

Debido a esa variedad, Lecavelier des Étangs considera posible el descubrimiento de vida extraterrestre en las próximas décadas.

"No sé si será en cinco o en cuarenta años, pero me sorprendería que fuera en más de cincuenta", se aventuró a calcular.

Exoplaneta. Foto: Pixabay
Exoplaneta. Foto: Pixabay

Lecavelier des Étangs explicó que, aunque en la comunidad científica aún son minoría quienes creen en la posibilidad de encontrar una civilización inteligente, lo que ya no se pone en duda es el sentido de la búsqueda de la vida extraterrestre.

"La búsqueda de la vida no es ciencia ficción. Hay gente trabajado hoy día en detectar huellas de vida en exoplanetas. Es pura ciencia", afirmó.

Por contra, la posibilidad de viajar a esos exoplanetas entra en el mundo de la fantasía.

"La búsqueda de la vida, incluso descubrir una civilización inteligente, es aún ciencia. Pensar en mudarse a esos planetas, eso es ciencia ficción", aseguró.

Respecto a las posibilidades de localizar pruebas o señales de vida en exoplanetas, Lecavelier des Étangs explicó que la detección de cócteles de moléculas, incluyendo el ozono y el oxígeno, pueden ser indicios de esa vida y que dentro de unas pocas décadas será posible detectarlos en esos cuerpos lejanos.

Una vida, que si se encuentra, será muy diferente a la de la Tierra, y difícil de caracterizar, reconoce el experto, quien, por otro lado, recuerda que aún se debate sobre la definición de vida.

"Estoy bastante seguro de que, bastante pronto, detectaremos algo extremadamente interesante, y que alguna gente creerá que es vida, y otros no", resume.

Galaxia
Foto: Pixabay

En general, Lecavelier des Étangs compara la importancia de la exoplanetología con la que tuvo la cosmología el pasado siglo y aseguró que es el gran nuevo capítulo de la astrofísica en el siglo XXI.

Justo debido a la acumulación de nuevos conocimientos, la Comisión de Exoplanetas de la UAI debatió hoy una propuesta para modificar la definición provisional de exoplaneta redactada en 2003.

Aquella definición establecía la condición de que el planeta orbitara una estrella o sus restos.

Ahora, se propone admitir como exoplaneta a aquellos que orbiten enanas marrones, objetos no tan masivos como las estrellas y en cuyo núcleo no se da fusión de hidrógeno, pero que tampoco pueden ser considerados planetas gigantes gaseosos.

Pero la nueva definición, que aún debe hacerse oficial, establece que debe quedar clara la relación de dominio del objeto principal sobre el planeta que lo orbita, cuya masa debe ser al menos 25 veces menor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)