Biología

Estudio revela papel de ríos amazónicos en mantenimiento de diversidad aviar

Dos importantes ríos de la cuenca del Amazonas han tenido un papel crucial en el mantenimiento de la diversidad aviar en la región y al menos uno de ellos influyó en la generación de nuevas especies, según un estudio publicado en la revista Science Advances.

Amazonas
Foto: Archivo

Los investigadores Luciano N. Naka, del Departamento de Zoología de la Universidad Federal de Pernambuco (Brasil), y Robb T. Brumfield, de la Universidad Estatal de Luisiana (EE.UU.), elaboraron para su estudio una gran base de datos con información genética y geográfica de más de 28.000 registros individuales de aves del Escudo Guayanés.

Si el Amazonas es el pulmón izquierdo del planeta, el llamado Escudo Guayanés sería el derecho, ya que concentra el 25 % de los bosques tropicales del mundo y una interconexión de grandes ríos que van a parar al gigante Orinoco.

Dos de esos ríos, el Negro y su principal afluente por la margen septentrional, el Branco, son los examinados en este estudio.

La principal conclusión de los investigadores es que ambos ríos han ejercido básicamente de "barreras secundarias", cuyo principal efecto es "evitar el flujo genético entre poblaciones aisladas geográficamente", según explicó a Efe el profesor Naka.

"En el contexto de las aves amazónicas, que un río represente una barrera secundaria significa que el surgimiento de este río no fue responsable de la separación de las especies que actualmente separa", anotó Naka.

Para llegar a la conclusión de que los ríos fueron más importantes para el desarrollo evolutivo como barreras secundarias, los investigadores analizaron la genética de 74 pares de taxones de aves ecológicamente similares pero geográficamente separados en las dos cuencas fluviales.

La amplitud del periodo en el que se observa la diversificación genética entre esos pares y que abarca un rango de 0,24 a 8 millones de años atrás refuerza la teoría del papel de los ríos como barreras secundarias, no primarias.

"Una barrera primaria puede ser considerada responsable de la separación de una población ancestral", un fenómeno que se conoce como "evento vicariante" y que abriría el camino, con el paso del tiempo a que "nuevas poblaciones se transformen en nuevas especies", detalló Naka.

En este caso, "una barrera primaria sería responsable de la formación de dos especies a partir de una, en lo que llamamos 'evento de diversificación'", agregó el experto.

Su investigación también ha encontrado algunas evidencias de que el río Negro sí actuó como barrera primaria para alentar la diversificación de un grupo de 12 pares de taxones de los 74 analizados.

Según Naka, "el efecto de las barreras rivereñas en el Amazonas es sin duda incomparable por el número de ríos que funcionan como tales y por el número de especies que hacen parte de este fenómeno".

Estudios recientes han mostrado que algunos otros ríos también pueden ser importantes barreras biogeográficas, como el Misisipi en Estados Unidos o el Congo en Africa central, "pero el número de especies afectadas aparentemente es muchísimo menor", concluyó Naka.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º