inglaterra

Enviada a prisión por hacer mucho ruido mientras tenía sexo

Ocurrió en Birmingham, la segunda ciudad más grande de Inglaterra. Cuando tenía sexo, Gemma Whale gritaba tan fuertemente que molestaba a los vecinos. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cuatro vecinos alegaron que vivir junto a Whale era "una pesadilla viviente".

Según informa el portal Daily Mail, el nivel sonoro que emitía Wale a la hora de tener relaciones sexuales era tan elevado, que llevó a que la procesaran con prisión por "romper normas de comportamiento social". 

La mujer cumplió la condena, que fueron dos semanas. Sus vecinos de un edificio de Birmingham dijeron que "era la vecina del infierno", en relación a los molestos y resonantes gritos y gemidos que emitía la mujer. 

Whale, de 23 años de edad, es madre de dos niños, y la jueza que estuvo a cargo del caso, Emma Kelly, alegó que el sonido imposibilitaba la convivencia con los demás residentes del complejo Según declaró al Daily Mail un vecino, "los gritos eran tan elevados que tenía que subir la televisión a todo volumen para poder neutralizar el ruido".

Además de la condena a prisión por los gritos sexuales, a Whale se la condenó por emitir insultos y escuchar música con sonido elevado. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)