Campaña de concientización

Enseñan a los choferes de bus a vivir como ancianos

Los capacitan en Montevideo con simulador realístico de envejecimiento.

El proyecto busca que las personas experimenten las dificultades que tiene un adulto mayor. Foto: F. Ponzetto
El proyecto busca que las personas experimenten las dificultades que tiene un adulto mayor. Foto: F. Ponzetto

Glaucoma, cataratas, pérdida de visión periférica, artritis, artrosis, encorvamiento de la columna y pérdida de audición. Este tipo de problemas que suelen afectar a personas octogenarias son posibles sentirlos con un simulador que un brasileño trajo a Montevideo y con el que se busca concientizar a choferes de ómnibus y a la población.

"Estamos juntando todos esos síntomas. Pero no necesariamente todas las personas de 85 años tengan el conjunto de todas estas enfermedades. Pueden tener problemas de visión y no tener problemas de encorvamiento. Acá juntamos todas las limitaciones para generar un impacto mayor", indicó Willians Fiori, quien llegó a Uruguay en el marco de una actividad organizada por el Municipio CH.

Se trata de un equipamiento especialmente diseñado para restringir la movilidad. "El objetivo es que la ciudadanía se ponga en el lugar del otro", dice Fiori, miembro de la Sociedad Brasileña de Geriatría y Gerontología y coordinador del proyecto brasileño "Brigfal Vetus".

Son distintas prendas que se ponen en diferentes partes del cuerpo y están compuestas por una especie de varillas plásticas que reprimen los movimientos articulares y reducen la flexión de las piernas. También hay una suerte de caparazón para generar el arqueo de la columna típico que suele darse en la tercera edad. Además, hay bolsas pequeñas de arena que buscan generar la sensación de pérdida de masa muscular en los brazos. La visión está alterada gracias a unos lentes intervenidos que, además, imposibilitan ver el entorno más próximo.

El proyecto busca que las personas experimenten las dificultades que tiene un adulto mayor. Foto: F. Ponzetto
Foto: Fernando Ponzetto

Por supuesto, la audición no está ajena a los problemas del adulto mayor. Se utilizan auriculares, cuya restricción es un 40% de lo que habitualmente se escucha, según el brasileño. Son similares a los que usan los controladores aéreos en los aeropuertos.

La idea es replicar la experiencia en Montevideo: ayer se hizo en el ingreso al Montevideo Shopping y hoy se realizará a partir de las 12:30 en el Disco de García Cortinas, en Punta Carretas. A a las 14:30 será en Kibón, para choferes de Cutcsa.

Mañana, en tanto, se podrá experimentar en el Festival Internacional de Innovación Social en Parque Batlle.

En 2050 se duplicarán las personas mayores de 60

Entre 2015 y 2050, el porcentaje de los habitantes del planeta mayores de 60 años casi se duplicará, pasando del 12% al 22%.

Actualmente, por primera vez en la historia, la mayor parte de la población tiene una esperanza de vida igual o superior a los 60 años. Para 2050, se espera que la población mundial en esa franja de edad llegue a los 2000 millones, un aumento de 900 millones con respecto a 2015. Si bien las tasas de discapacidad grave se han reducido en los países de ingresos altos a lo largo de los últimos 30 años, no se ha registrado cambio alguno en la discapacidad ligera o moderada en el mismo periodo.

La experiencia.

El objetivo es realizar un pequeño paseo en la Plaza Varela y cruzar la calle. Ponerse todo este equipaje es ingresar en otro mundo. El espacio público elegido parecía un lugar amplio y ruidoso y ahora pasa a ser un sitio inseguro y de calma.

Mientras el brasileño va colocando cada uno de los implementos, la limitación va creciendo. Y cuando los termina de colocar se siente una falta de libertad total. Tanta que el bastón se transforma en el amigo indispensable para ir lográndolo poco a poco.

La pérdida de visión periférica es el primer impacto. Hay que verificar si se está pisando firme para lograr un avance seguro. El siguiente desafío es subir la escalera, a la que el subconsciente indica que es mejor hacerlo sujetándose del muro devenido en baranda. Solo se logra una mejor flexión con la pierna derecha, porque la izquierda se siente tironeada y casi inmóvil. Por eso, subir cinco escalones lleva casi 15 segundos.

El circuito invita a intentar sentarse en uno de los asientos de la plaza. Como la articulación de los huesos es muy dificultosa, lograr el objetivo implica desplomarse desde el aire e impactar con el mobiliario público. Incomodidad y dolor por momentos.

Luego de una "travesía" por otros puntos de la plaza, llega el turno de cruzar la calle. Una funcionaria ofreció ayuda para cruzar, pero el bastón ya era el mejor aliado de este nuevo veterano de 85 años. El color verde del semáforo pasa a ser azul y el temor a no llegar a destino antes de que cambie a rojo se intensifica. Al final, lo logra con lo justo.

El último desafío fue "perder" el bastón. Recogerlo llevó entre unos 15 y 20 segundos. Toda una dificultad. Suficiente para sentir la empatía con las más de 135.000 personas mayores de 80 años que viven en Uruguay y son propensas a sufrir estas dolencias.

Existe dificultad para flexionar las piernas y sentarse. Foto: Fernando Ponzetto
Existe dificultad para flexionar las piernas y sentarse. Foto: Fernando Ponzetto

Los problemas de la tercera edad

1 de cada 3 pierde la audición
Foto: Pixabay

Una de cada tres personas mayores de 65 años tiene pérdida de audición. Si bien puede paliarse con audífonos, no se fabrican los suficientes como para cubrir las necesidades.

Movilidad y necesidad de asistencia
Foto: Pixabay

Muchos ancianos en edad avanzada pierden la capacidad de vivir independientemente porque tienen limitaciones de movilidad o problemas físicos. Muchos necesitan alguna asistencia.

Un mal que afecta a 1.300 millones
Foto: Pixabay

A nivel mundial, se estima que aproximadamente 1.300 millones de personas viven con alguna forma de deficiencia visual. La mayoría de ellas tienen más de 50 años.

Respeto a los ancianos: Uruguay en el debe

En un ranking global elaborado por la organización periodística Orb Media en base a datos de muchas fuentes estadísticas, y que intenta medir el respeto hacia los ancianos en casi 60 países, Uruguay se encuentra de media tabla para abajo. El líder es Hungría, con un puntaje de 4,80, y el peor posicionado es Ucrania, con 2,84. Uruguay obtuvo 3,63.

En tanto, una encuesta de la OMS encontró que el 60% de las personas en 57 países tiene una opinión negativa de la vejez y se las percibe a menudo como menos competentes y menos capaces que los jóvenes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)