CONSUMO

Usan emojis para estudiar consumidores

Investigadora uruguaya en estudio internacional sobre uso de estas imágenes ante los alimentos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A unos clics.La app de Aerobox permite gestionar los paquetes desde el celular. (Foto: Archivo El País)

Carita sonriente, carita con corazones en los ojos, carita con la cabeza azul y la boca simulando un grito... ¿le suenan? ¿Los utiliza? Los emoticones forman parte del lenguaje. De la mano de Whatsapp y otras redes sociales, lo que tiempo atrás se reducía al mundo de los chats pasó a formar parte de la comunicación de todo el mundo.

Hasta tal punto estos dibujos se integraron a los diálogos que los investigadores comienzan a utilizarlos para estudiar el comportamiento de las personas.

"El análisis de datos de las redes sociales está en la cresta de la ola", expresó Leticia Vidal, ingeniera en alimentos por la Facultad de Química e investigadora del Área de Sensometría y Ciencia del consumidor del Institu- to Polo Tecnológico de Pando (IPTP).

Son datos que la gente pone espontáneamente porque no están respondiendo a una pregunta que se les haga durante un estudio, explicó Vidal. Cuando se interroga a un consumidor sobre determinado tema, la persona suele responder de forma políticamente correcta o dice lo que cree que el investigador quiere escuchar, agregó.

Por el contrario, cuando alguien pone un emoticón en un texto lo hace sinceramente, para expresar algo. Por eso, ofrecen información útil a la hora de conocer gustos y preferencias.

A fines de 2016 Vidal publicó junto a Sara Jaeger, integrante del Instituto neozelandés de investigación sobre alimentación y cultivos, el artículo "¿Pueden los emojis ser utilizados como método directo para medir las asociaciones con nombres de alimentos? Investigación preliminar con consumidores de Estados Unidos y China".

El trabajo consistió en seis estudios con 1.087 consumidores de Estados Unidos y China. Utilizando una lista de emoticones, pidieron a los participantes que pensaran en ciertos alimentos y bebidas, desde lasagnas hasta hígado. Es decir, comidas con distinto nivel de agrado. Las personas debían elegir una imagen que describiera cómo se sentirían si los tuvieran que ingerir.

Las caras sonrientes y con corazones en los ojos estuvieron asociadas con las lasagnas, un alimento que suele tener gran aceptación. Por el contrario, el rostro del grito fue el más indicado en relación al hígado.

Pero las investigadoras también trabajaron con alimentos que tenían niveles de agrado "discutibles", es decir para unos podían ser muy ricos y para muchos podían ser muy feos. Por ejemplo, las achuras. En todos los casos vieron que la selección de la imagen era altamente efectiva para expresar lo que sentían. "Los datos recabados permitieron obtener perfiles emocionales detallados de los productos utilizados", señalaron.

Las investigadoras sostuvieron entonces que tanto los emojis (caritas compuestas por signos de puntuación) como los emoticones (imágenes gráficas con colores) pueden tener potencial para expresar la emoción de una persona hacia una comida o bebida. Resta estudiar otros aspectos para validar la técnica definitivamente.

"En general (cuando se estudia un alimento) te dan una lista de palabras para medir qué sentís. Uno de los problemas es que a la gente le cuesta verbalizarlo, entonces elige palabras que asocia con el producto pero no con lo que está sintiendo", explicó Vidal. Por eso, "quisimos evaluar el uso de emoticones" apuntó.

El Área de Sensometría y Ciencia del consumidor del IPTP trabaja con empresas de alimentos uruguayas, que necesitan este tipo de información por parte de sus consumidores para tomar decisiones. La sensometría evalúa distintos aspectos de cómo la gente percibe los productos a través de los sentidos.

Tuits que hablan de la emoción en la comida.

En una pasantía realizada en 2013 en Nueva Zelanda, Leticia Vidal analizó de qué habla la gente cuando tuitea sobre contextos de alimentación (sobre qué consume, con quién, dónde) y vio que hablaban sobre emociones que les generaba comer en contextos especiales (no en su casa). En 1 de 4 había un emoticón que expresaba emociones que no estaban dichas verbalmente en el tuit.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados