SALUD

Los “dolores” de la tecnología

Cada vez hay más consultas por las dolencias derivadas del uso de la PC

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mitos sobre el dolor de espalda. Foto: Shutterstock

Pasar muchas horas seguidas frente a la pantalla, mantener malas posturas o repetir el mismo movimiento durante períodos prolongados son los principales factores que generan una serie de molestias y hasta lesiones en los amantes de los videojuegos y en aquellos que enganchan con el juego de moda en sus celulares.

El tema es tan frecuente en las consultas médicas, que en el último Congreso Mundial de Cirugía de Mano -realizado en Argentina a fines de octubre-, se creó una asociación de médicos para tratar las patologías derivadas del uso de aparatos tecnológicos, como consolas, computadoras y teléfonos móviles.

Hace un par de décadas, no se describían lesiones de este tipo. “Hoy, en cambio, existe mucha bibliografía y se trata de cuadros agudos o crónicos que se ven cada vez a edades más jóvenes”, comenta el doctor Rodrigo Gutiérrez, traumatólogo y cirujano de mano de la Clínica Bicentenario.

Francisco Bravo (24) estudia ingeniería y en sus tiempos libres se dedica a jugar en su consola. “Cuando estoy muy embalado, he pasado noches enteras jugando. Aparte del sueño al otro día, varias veces quedo con dolor en las muñecas, los dedos y el cuello”.

Nunca le dio mayor importancia, hasta que su pulgar derecho quedó rígido y el más mínimo movimiento le provocaba dolor. “Tuve que ir al doctor y parar de jugar por varias semanas”, se queja.

En su caso, la molestia se produjo por el movimiento repetitivo de su dedo, que con el tiempo provoca ampollas, inflamación, dolor y que podría desembocar en una tendinitis.

Excesos.

Entre las lesiones más frecuentes “está lo que se llama tendinopatía por abuso, que se produce por mantener una posición por mucho tiempo o realizar un movimiento repetitivo en forma constante”, explica el doctor José Vicente Ballesteros, traumatólogo del equipo de Columna del Hospital del Trabajado de Chile.

“Las extremidades superiores (manos, muñecas, codos y hombros) son las que se ven más afectadas por esto. La persona descuida un poco su ergonomía y cuando juega adopta posiciones que pueden determinar un mayor o menor grado de dolor muscular o articular”, agrega.

Lo anterior también lleva a molestias a nivel de la columna y el cuello. Con el uso prolongado del celular se ha visto que “hay un cambio en la posición del cuello -se flexiona y saca hacia adelante del eje del cuerpo- y en las condiciones mecánicas de los discos y la articulación de la columna, que favorece la aparición de dolor”, puntualiza Ballesteros.

Si se prolonga en el tiempo, puede ir generando una deformación y cambios degenerativos en la columna.

“La mayoría de las veces la gente llega a consultar por una molestia y cuando se indaga un poco, ahí uno se encuentra con que son usuarios permanentes de estos dispositivos -comenta Gutiérrez-. Incluso, niños de 10 a 15 años, que pasan tardes enteras con sus consolas y ya presentan dolores”.

Pero como prevención, los especialistas enfatizan la importancia de dosificar el uso de estos dispositivos y establecer pausas durante el juego. Asimismo, complementar con otras actividades físicas.

Además de los dolencias musculares que provoca el excesivo uso de la tecnología, también causa fatiga visual. Los ojos también sufren con largos períodos de tiempo sin interrupciones frente a una pantalla. Irritación, sequedad, visión borrosa y sensibilidad a la luz son las dolencias más comunes. A lo anterior es frecuente que se una dolor de cabeza.

A su vez, el neurocientífico argentino Facundo Manes explicó en una entrevista a El País del sábado pasado que pasar muchas horas frente a una pantalla vuelve al ser humano “nos causa estrés, ansiedad, nos agota”.

En Uruguay.

Algunos fisioterapeutas de clínicas consultadas por El País aseguraron que se ha producido un incremento “notorio” en el número de consultas por dolores derivados por el uso de la tecnología.

Sobre todo, por personas que pasan “todo el día en la misma posición”, aseguró Juan Carlos García, fisioterapeuta del Consultorio Médico del Deportista. “Todos los días vemos pacientes con este tipo de problemas”, puntualizó.

“La silla que compra el patrón es uno de los factores que afectan a los empleados”, indicó García.Los problemas en miembros superiores es lo que más se encuentra, puntualizó el especialista. (Fuente: El Mercurio/GDA).


EL CASO DE LA MUJER QUE SUFRIÓ “WHATSAPPITIS”

En 2014, una mujer de 34 años fue diagnosticada por una enfermedad parecida a una tendinitis provocada por no parar de utilizar el popular servicio de mensajería instantánea WhatsApp, según publicó Europa Press.

La revista médica The Lancet cuenta que la mujer acababa de terminar una guardia en un hospital un 24 de diciembre. Tenía un fuerte dolor de muñeca. Al regresar, decidió responder todas las felicitaciones navideñas que había en su teléfono lo que agudizó el problema. Pasó seis horas de corrido enviando mensajes por la aplicación.

Los médicos le diagnosticaron una tendinitis agravada, aunque la revista The Lancet prefirió denominarlo el primer caso de “whatsappitis”, lo que viralizó la noticia en los principales medios de comunicación del mundo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados