RECICLAJE

Diseñadora transforma viejos discos compactos y botellas de plástico en joyería

Ximena Bentancor creó EXeso, una línea de piezas únicas al reutilizar materiales de desecho

joyas recicladas plástico
Actualmente, Ximena Bentancor produce collares, caravanas y anillos en los que combina viejos discos compactos o botellas PET

Un viejo CD pirata y la botella del refresco que acaba de tomar pueden convertirse en piezas únicas de joyería. La diseñadora Ximena Bentancor recolecta materiales que cumplieron su corto ciclo de consumo, los lava, los pica, les da calor, los pinta y, al transformarlos, evita su largo ciclo de desecho.

“Ponemos un palito en el voraz engranaje del úselo y tírelo, para darle uso y belleza a lo que nos acostumbran a descartar”, describe en la página web sobre su emprendimiento EXeso.

Bentancor es licenciada en diseño gráfico por la Universidad ORT, con capacitación en joyería, plástica, cerámica y escenografía. En 2014 comenzó a explorar cómo podía crear piezas con materiales reciclados y plata 925. Actualmente, produce collares, caravanas y anillos en los que combina viejos discos compactos o botellas PET (tereftalato de polietileno). “Siempre me interesó el reciclaje; transformar basura en algo precioso y ver las propiedades más allá de que sea algo descartable”, dijo a El País.

Las propiedades físicas del plástico PET son explotadas con un método que recuerda a la filigrana, una tradicional técnica orfebre que consiste en fabricar hilos con un metal, generalmente oro o plata.

joyas recicladas plástico
Ximena Bentancor es licenciada en diseño gráfico por la Universidad ORT, con capacitación en joyería, plástica, cerámica y escenografía

En el caso de los CDs o DVDs, Bentancor aprovecha su textura y su brillo y el componente clave es el policarbonato. Los corta en diferentes formas; a veces aprovecha su color original y otras veces les agrega barnices, pintura acrílica y esmaltes. “Los pigmentos interactúan con la propia tinta del disco y producen cosas increíbles”, señaló.

La diseñadora lava las botellas, les retira las etiquetas, las corta en tiritas, las que coloca en moldes y les aplica calor. “Es bastante delicado el proceso para que quede todo parejo y perfecto”, contó. Si va a fabricar un anillo, por ejemplo, funde los desechos y los coloca en una forma construida con la plata. “Los limo y los pulo como si fueran una piedra”, explicó.

joyas recicladas plástico
Las piezas más simples les lleva tres horas de trabajo; las más complejas, cinco o hasta seis

Las piezas más simples les lleva tres horas de trabajo; las más complejas, cinco o hasta seis. Según su experiencia, el plástico es más desafiante que los discos.

Bentancor quiere que EXeso crezca y por eso prueba materiales nuevos. Actualmente investiga cómo reciclar las tapitas de botellas (hechas con polipropileno) y las bolsas de supermercado (de polietileno de baja densidad) para transformarlas en joyas. Sobre las primeras dijo que se les “puede sacar pila de provecho” y una ventaja es que ya tienen color. Las bolsas, por su parte, permiten crear piezas “marmoladas”. “El veteado de colores queda muy bueno”, agregó.

La diseñadora realiza las pruebas en su taller pero también en el makerspace de la cooperativa La Fábrica. Sus ensayos suceden en los hornos y con una plancha que parece una “sandwichera” para conseguir distintas formas con los materiales. “Estoy apostando fuerte a EXeso. Es un producto bastante diferente y la gente tiene que verlo para reconocerlo”, completó Bentancor.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)