al teléfono

La dieta da cuenta al mercado

Está claro que la tecnología llegó para quedarse y más vale aprovecharse del asunto.De eso sabemos todas las mujeres que tenemos teléfonos inteligentes, utilizamos Whatsapp y somos parte de tantos grupos como actividades hacemos

En mi caso, el de “madres del colegio” me salvó todo el año de cualquier deber, duda u olvido; el de stand up me recordó dónde se presentaba cada comediante y el de “trabajo” me hace agradecer por los buenos compañeros que me advierten de urgencias y hasta hacen de agenda constante.

Sin embargo, desde que empezó el año hubo un grupo que me aportó información del mercado y dio cuenta de muchos precios. Integrado por seis mujeres, la conversación fue copada por cuatro que ahora se decretaron fervientes seguidoras de un método de adelgazamiento.

Con ellas aprendo qué son y para qué sirven semillas como chía, qué es maca (un vegetal que se parece al rabanito), con qué se combina el jengibre o qué proveedor ofrece ese preciado ingrediente que escasea en el mercado. Si no fuera un diálogo de comidas, diría que todas andan en cuestiones raras porque a las 7:30 am aparecen frases como: “tengo medio quilo, lo comparto, arreglemos” o “no salgas a buscar nada, yo te dejo el paquete en la oficina”.

Las fotos de ese grupo sobran. Hay batidos de todos los colores, que dicen ellas que son deliciosos aunque yo vea solo líquidos verdes que parecen sopas. Definitivamente, lo que más valoro de este grupo son los precios. “Hoy es día de comprar piña, 2 x $ 150 y ojo que ayer compré una a $ 120”. Lo que para unas es la base de su dieta para mí es información del mercado.



Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)