TECNOLOGÍA

Los datos protegidos

Desde mañana, la Unión Europea aplica un arsenal de normas para cuidar la información de cada persona.

ciberseguridad
Foto: Archivo

Los europeos dispondrán a partir del 25 de mayo de un arsenal de nuevas reglas para "tomar el control" de sus propios datos personales, una medida poco conocida hasta el estallido del escándalo mundial que sacudió Facebook.

El Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) europeo otorga nuevos derechos individuales y estrictas obligaciones para las empresas que recaban o tratan informaciones personales en la Unión Europea (UE), independientemente de donde tengan su sede.

Páginas de comercio en línea, bancos o incluso organismos públicos deberán plegarse a esta nueva legislación, al igual que las grandes plataformas como Facebook, Google o Twitter para las que los datos representan una mina de oro, especialmente para estrategias de publicidad dirigida.

"Son sus datos, ¡tome el control!", exhorta la Comisión Europea en su "Guía para los Ciudadanos", que recoge las garantías incluidas en el RGPD contra el uso no consentido de datos, una práctica en el corazón del reciente escándalo de Cambridge Analytica.

El controvertido uso de los datos de decenas de millones de usuarios de Facebook por esta compañía británica, implicada en la campaña presidencial de Donald Trump, se convirtió rápidamente en un golpe de suerte para las autoridades europeas.

La comisaria de Justicia y Consumidores, Vera Jourova, llegó incluso a dar en rueda de prensa las "gracias" al jefe de esta red social, Mark Zuckerberg, tras reconocer que hasta ese momento había estado buscando cómo hacer la campaña para dar a conocer la nueva legislación europea.

Selva.

El escándalo muestra que "vivimos realmente en una especie de selva, donde nos perdemos incluso nosotros mismos", explica la comisaria en una entrevista con la AFP, satisfecha de ver cómo la iniciativa europea se tiene en cuenta en Estados Unidos y convencida de que la UE está creando estándares internacionales.

cyberseguridad
Foto: Archivo

"La confianza es un imperativo. Se tarda años en construirla, pero se pierde en pocos segundos. Es triste, pero los gigantes digitales han aprendido la lección brutalmente", dijo recientemente la eurodiputada del PPE (derecha) Viviane Reding.

Esta excomisaria europea, que puso sobre la mesa en 2012 el RGPD frente al rechazo de "grupos de presión y gobiernos nacionales", celebró también que los europeos "afortunadamente" hayan puesto en marcha leyes "para recuperar la confianza".

Con el nuevo reglamento, la ciudadanía cuenta con un "derecho a saber" quién trata sus datos y con qué finalidad, así como con un derecho para oponerse a su tratamiento con fines de exploración comercial.

Los europeos podrán obtener también la supresión de sus datos ("derecho al olvido") y se les deberá advertir si se produce un acceso no autorizado a su información, como el padecido en 2016 por la empresa Uber y que salió a la luz mucho más tarde.

El uso de datos necesitará un acuerdo explícito del usuario, especialmente en el caso de los menores, que deberá contar con el consentimiento de los padres hasta los 16 años como máximo. Los países tienen margen para reducir ese límite hasta los 13 años.

Si no respetan estas reglas, las empresas se exponen a sanciones de hasta 20 millones de euros (23,9 millones de dólares) o el 4% de su facturación mundial anual.

Las autoridades europeas consideran no obstante que estas nuevas obligaciones beneficiarán a los actores económicos, ya que permitirán restablecer la confianza de los consumidores y pondrán fin a un abanico de diferentes legislaciones nacionales.

Todos los países de la UE no han adaptado todavía sus legislaciones a pesar de los dos años de los que disponían. Según los servicios de la Comisión, ocho países no estan listos.

Las plataformas como Facebook, WhatsApp, Instagram o Twitter comenzaron a modificar sus condiciones de uso y comunicárselo a sus usuarios.

En el mundo.

Facebook, Twitter, AirBnb, las grandes plataformas estadounidenses han comenzado a notificar a sus usuarios europeos de los cambios en sus condiciones de uso, en línea con la nueva legislación europea.

El proyecto inicia este jueves iniciará en Londres, Nueva York, Chicago, Washington y Sidney. Foto: Pixabay
 Foto: Pixabay

Las grandes plataformas deben sobre todo asegurarse que tienen el consentimiento "libre, específico e informado" de sus usuarios en cuanto al uso de sus datos personales.

Facebook, por ejemplo, comenzó a pedir la autorización de sus usuarios europeos para la orientación publicitaria y el reconocimiento facial.

Pero no está claro qué empresas estadounidenses aplicarán el RGPD para sus clientes y usuarios y qué empresas la reservarán a los europeos.

"Tenemos intención de aplicar las mismas reglas (de confidencialidad) a todos en todos lados, no solo en Europa. ¿Pero se hará bajo el mismo formato? Probablemente no", declaró Mark Zuckerberg, el patrón de Facebook, en pleno revuelto tras las revelaciones sobre el uso de datos de la red social por parte de Cambridge Analytica.

Zuckerberg: decidió no ir a Lodnres a explicar al Parlamento británico. Foto: Reuters
Foto: Reuters

Para Sam Pfeifle, un especialista estadounidense de la Asociación Internacional de Profesionales de la Privacidad (IAPP, por sus siglas en inglés), un número de empresas estadounidenses no tendrán otra opción que aplicar a todos el reglamento europeo.

Algunas compañías han transformado esta decisión pragmática en una "herramienta marketing". Exhiben el respeto del reglamente europeo como una muestra del respeto a la vida privada, explica Pfeifle.

Al contrario, otras han dicho que no se someterán al RGPD, y que por lo tanto rechazarán a partir del 25 de mayo a los usuarios europeos.

En China, la sensibilidad frente a la cuestión de la vida privada es menos fuerte, por lo que el reglamento europeo será visto más como una restricción.

"Por supuesto que respetaremos el RGPD para nuestros clientes europeos", aseguró un europeo que trabaja para un gigante chino de internet, bajo condición de anonimato.

SIN DEMORA
Productos. Amazon apuesta por una tecnología que permite a las cámaras duren hasta dos año con dos pilas AA de litio. (Foto: Archivo El País)
Presentan demanda en Francia

La ONG Quadrature du Net presentará mañana, al regir el nuevo reglamento europeo, una demanda ante CNIL, el organismo competente de Francia, contra Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft.

actitud
Servicios. Pese a la restricción, Apple tiene disponible en China su sistema de pagos electrónicos Apple Pay, entre otros. (Foto: AFP)
Usuarios toman conciencia del riesgo

Sylvain Steer señala que hay entre los usuarios una "toma de conciencia progresiva" del peligro que supone dar sus datos personales a Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft para usar sus servicios.

CUIDADO
Pensando en los "hackers", se elaboró un proyecto que seguramente será ampliado.
Buscan evitar los pirateos masivos

El reglamento europeo refuerza las obligaciones de las empresas en materia de seguridad para evitar pirateos masivos de datos y restringe el uso e estos para evitar un nuevo caso Cambridge Analytica.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados