Tecnología

Hacer otras cosas durante una reunión virtual: estrategia para preservar la mente

Un nuevo estudio arrojó que la mayoría de las personas hace otras cosas mientras está en reuniones virtuales. Esta estrategia preservaría la salud mental de las personas. 

Foto: Shutterstock
Foto: Shutterstock

La historia se repite: María confiesa que barre mientras participa en las reuniones de Zoom de su trabajo; Eugenia lava los platos o aprovecha para caminar en una cinta que tiene en su casa mientras participa de un seminario virtual; y Juan asegura que más de una vez hizo las compras durante los anuncios virtuales de su empresa.

Tras más de un año de pandemia por la COVID-19, las presentaciones virtuales, los mensajes en los teléfonos y hacer muchas tareas al mismo tiempo se convirtieron en moneda corriente, especialmente desde que el hogar se convirtió en la oficina.

Un artículo publicado en la revista Wired recoge un estudio de la compañía Microsoft que analiza cómo se comportan las personas mientras participan en reuniones o trabajan de forma remota. Para lo que se considera el mayor estudio sobre multitasking y trabajo remoto, investigadores de Amazon, Microsoft y University College London examinaron los registros del correo electrónico de Outlook y la actividad de los archivos en la nube de OneDrive de casi 100.000 empleados de Microsoft en EE.UU.

La investigación arrojó que hacer otras cosas mientras se participa de actividades en plataformas de Internet es un mecanismo para proteger la salud mental ante el exceso de este tipo de eventos.

El documento remarca que ese tipo de conductas no tiene que ver con ser descortés, sino que al estar sobrecargadas, las personas hacen muchas tareas al mismo tiempo.

En este sentido, el psicólogo Roberto Balaguer explicó a El País que “uno de los grandes desafíos es lograr separar las diferentes tareas y generar distintos ámbitos aunque coexistan en el mismo tiempo y espacio”.
Para el especialista, desarrollar esas habilidades ya era una necesidad del pasado, pero con la llegada de la virtualidad obligada por la pandemia esas habilidades se volvieron más necesarias.

“Estábamos muy acostumbrados a que las actividades fueran secuenciales: una comienza cuando termina la otra y es en determinado horario. Sin embargo, muchas veces existen tiempos muertos dentro de las reuniones que quedan más a la vista en la virtualidad”, aseguró.

Entonces, a su juicio, la duración de las reuniones debería revisarse en esta situación, porque “si la mente no necesita atención plena de una situación se dedica a resolver otras pendientes”.

El resultado para Balaguer es que se termina generando más estrés sobre el individuo: “Como se fuerzan las actividades, las personas terminan pensando en otras cosas que deben hacer y se enfrentan a la disyuntiva de si está mal realizarlas. Esto es producto de esta nueva estructura de trabajo”.

Vale recordar que el cerebro no hace varias cosas a la vez, sino que cierra los procesos de a uno.

“El desafío está en reformatear las actividades para que realmente cumplan con su verdadero cometido y que, si necesitan de la atención, esta sea plena. Cuanto más tecnología en el mundo, más pestañas abiertas y más canales de comunicación, la atención se seguirá fragmentando y provocando más estrés”, dijo el psicólogo especializado en nuevas tecnologías a El País.

Estrategias para desintoxicarse

Adaptarse a la nueva normalidad y encontrar los espacios para la desconexión digital es clave para no seguir sumando tensión. Para poder cumplir con las tareas, Balaguer señaló que hay que buscar y apartar los espacios de desconexión y desintoxicación. Estos son vistos por él como “nutrientes” porque “permiten volver a la conexión con más fuerza; además, el cerebro los precisa”, remarcó.

Muchas veces se habla de mantener 50 minutos de conexión y 10 de descanso para lograr ese equilibrio, por lo que esta podría ser una forma de encontrar esos espacios necesarios.

Una estrategia puede ser silenciar las notificaciones en las computadoras o dispositivos móviles. “Las notificaciones son como un bols lleno de caramelos arriba de nuestra mesa. Nos tientan y nos reclaman atención; silenciarlas puede ser una forma de darles la atención cuando elijamos hacerlo y no porque nos lo reclaman”, concluyó.

La neblina digital que nubla la mente

Para Roberto Balaguer, un concepto interesante sobre el acto de emprender muchas tareas al mismo tiempo es el de “neblina digital”.

El psicólogo lo definió como “la sensación de que se trabajó en muchas cosas o se concretaron muchas cosas y, en realidad, al pasar la raya no llegaron a consolidar o a procesarlas en función a lo que se percibe”.

Por eso para el especialista es fundamental encontrar la desconexión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados