TECNOLOGÍA

Combate al engaño en Internet

Google retiró 1.700 millones de anuncios engañosos durante 2016.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Miles de usuarios reciben información que no es real y la redistribuyen. Foto: Shutterstock

Google retiró 1.700 millones de anuncios en 2016 que incumplían su política publicitaria, el doble que el año anterior, un incremento que respondió al cambio de sus normas para combatir los contenidos engañosos o abusivos.

La compañía tecnológica hizo público ayer un informe sobre los anuncios retirados, Bad Ads Report, en el que detalla su actuación contra la publicidad de productos ilegales, la actividad de estafadores y otras malas praxis que persiguen, por ejemplo, engañar para obtener información personal o infectar los dispositivos con software malicioso.

Según Google, el incremento de los anuncios retirados se debe tanto a su nueva política publicitaria, que censura las ofertas engañosas y abusivas, como a la implementación de tecnologías que detectan y retiran con mayor rapidez los anuncios prohibidos.

La compañía de Mountain View (California, EE.UU.) asegura que eliminó 112 millones de anuncios tipo trick to click —seis veces más que en 2015—, en los que aparece una advertencia para lograr que el usuario cliquee y, sin saberlo, descargue software.

Retiró asimismo 68 millones de anuncios de productos que infringían normas sanitarias —frente a los 12,5 millones de 2015— y otros 80 millones por considerar que engañaban, mentían o asustaban a los usuarios.

Además, acabó con 17 millones de piezas publicitarias que no respetaban las normativas legales de apuestas.

En julio, Google anunció que prohibiría los anuncios de créditos vinculados a sueldos por estar asociados a "pagos insostenibles y altas tasas de morosidad" y desde entonces hasta finales de año retiró cinco millones de anuncios de este tipo.

"A medida que mejoramos nuestros sistemas para encontrar malos anuncios, las acciones de los individuos malintencionados para estafar a los usuarios también mejoran o cambian", explica Google en el informe, donde precisa que acabó con siete millones de piezas publicitarias que intentaban engañar a sus sistemas tecnológicos.

Sitios y noticias falsas.

Por último, la compañía californiana destaca que su estrategia de castigo de maniobras publicitarias no permitidas ha conllevado la adopción de acciones no sólo contra los anuncios, también contra las páginas web de los productos y servicios publicitados.

En 2016 actuó contra 47.000 sitios fraudulentos que promocionaban contenidos y productos relacionados con la pérdida de peso, contra 8.000 páginas que publicitaban préstamos vinculados a sueldos y eliminó 6.000 páginas webs que trataban de vender objetos falsificados.

Por otro lado, la publicidad que contenía software no deseado dentro de sus contenidos motivó la eliminación de 3 millones de anuncios y la actuación contra 15.000 páginas asociadas. En la misma línea, recientemente se anunció que Alemania será el primer lugar en el que la red social Facebook estrenará sus nuevas herramientas para marcar noticias sospechosas y comprobar su veracidad. La red puso en marcha una campaña para combatirlas.

Facebook, a través de un portavoz, ha confirmado que están en conversaciones para añadir el servicio en más lugares. También que negocian acuerdos con diferentes medios para que colaboren a la hora de contrastar las noticias.

En Estados Unidos sellaron una alianza con una división del Instituto Poynter cuya misión es comprobar hechos. "Hemos actualizado la política", explicó un portavoz de Facebook al diario Wall Street Journal. La idea es añadir los portales de noticias falsas a una lista de fuentes prohibidas.

"Hacemos cumplir nuestras políticas y tomaremos acciones contra los sitios y las aplicaciones que lleven a cabo este tipo de violaciones. Nuestro equipo seguirá vigilando todos los posibles editores para garantizar su cumplimiento", añadió el portavoz de la red social.

A fines de 2016 un informe del Centro de Investigaciones Pew relevó que dos tercios de los adultos estadounidenses consideraban que las noticias falsas estaban causando confusión sobre los hechos del momento, especialmente en tiempos de elecciones.

Casi una cuarta parte de los participantes dijo que habían compartido una historia falsa, según el sitio 20minutos.com. El 14% compartió una noticia que sabía que era ficticia, mientras que el 16% se dio cuenta después de compartirla.

Debido a que el sondeo estuvo basado en respuestas de los participantes, no está claro cuántos compartieron noticias falsas de las que nunca se percataron que lo eran, apuntó el sitio. En base a EFE

Medios colaboran con Facebook.

Ante la circulación de tantas noticias falsas a través de Internet, algunos medios como la BBC, han comenzado a crear equipos de profesionales para comprobar o desmentir su veracidad. Bajo el nombre de Reality Check, el grupo deberá constatar la veracidad de las historias más populares que circulenpor las redes. "La BBC no puede editar Internet, pero tampoco permaneceremos pasivos frente a este fenómeno", declaró el jefe de redacción James Harding a The Guardian. "Estaremos trabajando con Facebook, tratando de encontrar formas de ser más eficientes", añadió. Psicólogos sociales de la Universidad de Cambridge analizaron el tema difundiendo noticias verdaderas y noticias falsas y concluyeron que la información errónea "puede ser contagiosa, al propagarse y reproducirse como un virus".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados