SALUD

Clínica de Salto comienza a “educar” a sus pacientes

Para que conozcan sobre las enfermedades que tienen.

El Rotary se fundó en 1930, 25 años después que naciera a nivel internacional. Foto: Luis Pérez
El Rotary se fundó en 1930, 25 años después que naciera a nivel internacional. Foto: Luis Pérez

El Rotary Club de Salto ha emprendido un nuevo proyecto vinculado al tema de la salud. Sus autoridades, con la colaboración del Rotary Club Bologna Sur de Italia y familiares de Tomaso Zappoli, se encuentran instrumentado a través de la Clínica Kenny, una de sus obras, un programa que apunta a la “alfabetización del paciente”. Según Néstor Campos, presidente de la clínica, esto se hace con el objetivo de que la persona pueda acceder a los conocimientos necesarios sobre sus enfermedades cuando es tratada.

Clínica Kenny fue creada en 1968 por el Rotary para tratar las secuelas de las diferentes enfermedades. Y con el cambio en la salud, esas funciones fueron tomando otros rumbos a través del Sistema Integrado, razón por la cual la comisión encara una nueva etapa en base a sus postulados de brindar servicios a la comunidad para continuar con su vigencia.

“La idea es comenzar a trabajar para hacer un cambio de la actividad que tiene Clínica Kenny, en aspectos fundamentalmente educacionales. Cada vez se le da más importancia a lo que se llama “alfabetización del paciente”, que es una manera por la cual las personas pueden saber sobre sus enfermedades”, dijo sobre este emprendimiento el doctor Campos.

El presidente de la clínica indicó que esta iniciativa se pretende desarrollar en conjunto con los prestadores de servicios de salud; “ya que nosotros no lo somos”, acotó, remarcando en cambio que la institución está para ayudar a favor del paciente, en este caso con la alfabetización del mismo para que conozca su patología como se está haciendo en el mundo.

Campos trajo a colación también la obra que impulsó el Rotary cuando años atrás se puso a funcionar el Centro Recién Nacidos Problemas (Cerenap) para la atención a prematuros, hoy convertido por ASSE en un servicio de medicina intensiva pediátrico para la región, dentro del Servicio Integrado de Salud. “Esas instalaciones hoy tienen un gran valor. Y son usadas no solo por el sector público, sino por el privado también”, sostuvo el referente del Rotary Club Salto.

Apoyo.

Sobre los emprendimientos que se plantea el Rotary Salto, su presidenta, Ana Inés Guimaraens, destacó que la institución está muy comprometida con lo que son sus objetivos y destacó la reciente ampliación del edificio donde funciona la sede propia, subrayando el apoyo para las obras de los amigos del Rotary Club Bologna Sur de Italia, que en el acto de inauguración estuvieron representados por Eugenia Gentili y familiares de Tomaso Zappoli, que hicieron posible esta nueva etapa.

“Estamos proyectando el Rotary Club Salto situándonos en el presente, en nuestra propia casa y aprovechando lo que tenemos, no solamente en la parte de la amistad, que es lo que significa Rotary, sino también en proyectos hacia la comunidad”, dijo Guimaraens.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)