Ciencia

Clima ardiente mundial

El verano en el hemisferio norte muestra que no se está preparado para meses de temperaturas muy elevadas y sus efectos.

Cynthia Rosenzweig: “Ya no es un llamado de atención, sino un hecho para millones en el mundo”.
Cynthia Rosenzweig: “Ya no es un llamado de atención, sino un hecho para millones en el mundo”.

El verano ardiente y sofocante en el hemisferio norte se parece mucho al futuro del que nos habían advertido los científicos en la era del cambio climático, y ha revelado en tiempo real lo poco preparada que está gran parte del mundo para la vida en un planeta más caliente.

Las perturbaciones a la vida diaria han tenido un largo alcance y han sido devastadoras. En California, los bomberos estuvieron a la carrera intentando controlar lo que se convirtió en el incendio más grande en la historia del estado. Se espera que las cosechas de granos esenciales como el trigo y el maíz disminuyan este año, en algunos casos de forma muy pronunciada, en países tan disímiles como Suecia y El Salvador. En Europa, las plantas de energía nuclear han tenido que dejar de funcionar porque el agua de río que debe enfriar los reactores está demasiado tibia. Olas de calor en cuatro continentes han provocado que las redes eléctricas colapsen.

A nivel global, este año promete ser el cuarto año más caluroso que se haya registrado. Los únicos más calurosos han sido los tres años anteriores. Esta cadena de récords es parte de un aumento acelerado en la temperatura desde el inicio de la era industrial, lo cual según los científicos es una clara evidencia del cambio climático ocasionado por las emisiones de gases de efecto invernadero.

"Ya no se trata de una llamada de atención", dijo Cynthia Rosenzweig, quien dirige el grupo de impactos climáticos en el Instituto Goddard para Estudios Espaciales de la NASA, respecto al cambio climático y las pérdidas humanas. "Ahora es un hecho para millones de personas en todo el mundo".

Frecuentes.

Las temperaturas siguen aumentando y, hasta el momento, los esfuerzos para combatir el calor han fracasado. Los científicos concluyen que las olas de calor van a volverse más intensas y más frecuentes a medida que se eleven las emisiones. En el horizonte se vislumbra un futuro de fallas en los sistemas en cascada que amenazarán el suministro de necesidades básicas como el alimento y la electricidad.

Para muchos científicos, este es el año en el que empezaron a vivir el cambio climático en lugar de solo estudiarlo.

Katherine Mach, climatóloga de la Universidad de Stanford, afirmó que algo ha cambiado. "Hace algunas décadas, cuando el problema del clima comenzó a estudiarse, el impacto se veía como algo que afectaría a otros, es decir, a las generaciones futuras o quizá a comunidades que ya batallaban con eso", explicó, y añadió que la ciencia se ha vuelto cada vez más capaz de relacionar sucesos climatológicos específicos con el cambio climático.

"Dentro de nuestra creciente incomodidad húmeda y llena de esmog, ahora es ciencia que se aprende de memoria explicar cómo los gases que atrapan el calor han aumentado los riesgos", dijo Mach. "Se trata de un cambio que estamos viviendo juntos".

A nivel mundial, el récord del año más caluroso lo obtuvo el 2016. No fue algo completamente inesperado, pues ese año se presentó El Niño, el fenómeno climático del Pacífico que por lo general incrementa el calor.

Desequilibrio.

Lo sorprendente fue que el 2017, un año en el que no se presentó ese fenómeno, fue casi igual de caluroso. De acuerdo con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés), ese ha sido el tercer año más caluroso que se tenga registrado; según la NASA, ha sido el segundo más caluroso.

Durante la primera mitad del 2018 tampoco hubo presencia de El Niño, pero fue el cuarto año más caluroso que se haya registrado, de acuerdo con lo que indica la NOAA.

¿Cómo se resume todo esto? En el enfoque de Daniel Swain, climatólogo de la Universidad de California en Los Angeles, esto comprueba la precisión de los modelos matemáticos de la comunidad científica, aunque no necesariamente brinda tranquilidad.

"Vivimos en un mundo que no solo es más caliente de lo que solía ser, sino que aún no alcanza su nueva normalidad", advirtió Swain. "Esto no es una estabilización".

Aumentan fallecidos por el calor extremo

Hubo decenas de fallecimientos relacionados con el calor, en Japón, lo que representa una muestra de que podría incrementarse la mortalidad por calor extremo, como advierten los expertos. Un estudio publicado en la revista Plos Medicine pronosticó un incremento de cinco veces en kis fallecimientos en Estados Unidos para 2080. En Filipinas, los investigadores prevén un aumento de 12 veces.

Poblema 1 - Nivel como nunca en la historia

Los expertos señalan que las emisiones industriales de dióxido de carbono crecieron hasta alcanzar niveles históricos en 2017, después de manterse en parámetros de estabilidad los tres años anteriores.

Problema 2 - No se había visto en 800.000 años

Los expertos descubrieron que el récord alcanzado en las emisiones en 2017, se tradujo en la presencia de carbono en la atmósfera en el nivel más alto en 800.000 años. Los países no cumplen los acuerdos.

Problema 3 - Incumplen emisiones de carbono

El presidente Donald Trump fue duramente criticado por los europeos por retirarse del Acuerdo de París. Lo cierto es que la mayoría de los países no logra cumplir los objetivos de reducción de las emisiones,

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)