CIENCIA

Científico uruguayo premiado

Rafael Radi recibe uno de los mayores galardones de Iberoamérica.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Elegido: uno de los científicos uruguayos más distinguidos. Foto: gentileza Rafael Radi

El uruguayo Rafael Radi recibió el Premio México de Ciencia y Tecnología 2016, uno de los galardones más importantes que puede recibir un científico a nivel iberoamericano.

Esta distinción, que será concedida por el presidente de México, se otorga desde 1990 a una persona de "reconocido prestigio profesional" que haya "contribuido de manera significativa al conocimiento científico universal o al avance tecnológico, que su obra científica sea de gran impacto internacional".

Según un comunicado del gobierno mexicano, es "importante" que esa persona haya formado una escuela y que lo haya hecho en "instituciones localizadas en el área".

El premio le fue adjudicado por sus "excepcionales aportes en el área de la biomedicina, particularmente en el campo de la investigación a nivel molecular y celular de patologías asociadas con estrés oxidativo y su extrapolación a nivel clínico, así como también por su relevante contribución a la formación de investigadores en este campo".

Un total de 52 candidaturas de Iberoamérica participaron del premio cuya postulación debe hacerse con las instituciones en las que el científico trabaja. Radi lo hizo en acuerdo entre la Universidad de la República y el Programa de Desarrollo de las Ciencias Básicas (Pedeciba).

Radi es el segundo uruguayo en ganar este premio, luego de que el matemático José Luis Messera lo obtuviera en 1997.

El premio tiene una dotación de U$S 41.000 que se acompañan con medalla y diploma. Tras la ceremonia de entrega del galardón (que aún no tiene fecha, pero que estiman será en el primer trimestre del año próximo), Radi dictará una serie de conferencias en instituciones de educación superior y de investigación científica y tecnológica de México. Estas actividades serán coordinadas con la embajada y con representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores. No fue la única distinción que se le hizo a Radi este año. En julio, el consejo superior de la Universidad de Buenos Aires (UBA) le otorgó el título de Doctor Honoris Causa por iniciativa de su Facultad de Medicina.

La universidad argentina destacó su "notable trayectorias", los numerosos premios nacionales e internacionales y su pertenencia a consejos asesores internacionales de ciencia y tecnología. Según la UBA, "las publicaciones del doctor Radi han tenido un importante impacto en áreas de la medicina, la biología y la bioquímica y está en el nivel más alto de los científicos latinoamericanos referenciados".

Emoción.

Cuando Radi recibió el llamado que le anunciaba el premio, sintió mucha emoción. "Es uno de los reconocimientos más altos que recibí y que puede recibir cualquier científico", aseguró en diálogo con El País.

El año pasado, Radi fue el primer científico uruguayo en ser incluido en la Academia de Ciencias de Estados Unidos. Un selecto grupo de extranjeros es reconocido por "sus distinguidos y continuos logros en originales líneas de investigación"

En este caso, el biomédico uruguayo esperaba estar en una lista entre los cinco o seis primeros. "Pero estar en el primer lugar es muy movilizador y sorpresivo", manifestó.

Trabajo.

Radi, profesor titular del Departamento de Bioquímica de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República y actual presidente de la Academia Nacional de Ciencias de Uruguay, ha publicado 240 trabajos originales en revistas internacionales de "alto impacto", según reseña un comunicado de la Udelar. Entre las que se destacan: Proceedings of the Nacional Academy of Sciences, Nature y Nature Reviews, Journal of Biological Chemistry, Journal of the American Chemical Society, Journal of Neuroscience, Chemical Research in Toxicology.

A lo largo de sus 26 años de trayectoria, Radi ha descubierto "rutas bioquímicas en células y tejidos que explican fenómenos de muerte celular".

Estos descubrimientos han colaborado en poder atacar el problema. "Nos ha dado herramientas para intervenir en las células desde el punto de vista farmocológico y genético para regularizar esos procesos de respiración y prevenir el desarrollo de enfermedades", apuntó Radi.

A lo largo de los años, y gracias a la experiencia que Radi ha tenido, lo condujeron su departamento se ha constituido en un centro mundial de referencia por lo que recibe personas de todo el mundo a realizar pasantías con él y su grupo de trabajo.

Ganar el premio Nobel, un sueño no planificado.

Tras obtener las máximas distinciones científicas a nivel regional, Rafael Radi cree que la posibilidad de ganar un premio Nobel de Medicina es "extremadamente baja". "Incluso, para los científicos ubicado sen los mejores países del mundo", manifestó.

El científico uruguayo considera que es un evento "hiperexcepcional" y que a "ese nivel" no puede tener expectativas en ganarlo.Si bien cree que la chance "no es cero", es algo en lo que no está pensando.

A nivel regional ya fue conseguid. Entre los argentinos, lo ganaron César Milstein (Nobel de Fisiología y Medicina en 1984), Bernardo Houssay (Nobel de Fisiología y Medicina en 1947) y Luis Leloir (Nobel de Química en 1970).

Además obtuvo dos Nobel de la Paz (Carlos Saavedra Lamas en 1936) y Adolfo Pérez Esquivel (en 1980).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)