COVID-19

Científica mexicana descubre cómo debilitar el coronavirus

Mónica Olvera de la Cruz encabezó a un grupo de investigación de la Universidad de Northwestern. Este hallazgo permitirá crear fármacos contra el COVID-19.

Pruebas para vacuna contra el coronavirus. Foto: Reuters
Pruebas para vacuna contra el coronavirus. Foto: Reuters

La científica mexicana Mónica Olvera de la Cruz encabezó a un grupo de investigación que ha descubierto un método para debilitar la infección del COVID-19, esto luego de detectar una vulnerabilidad en la proteína spike del coronavirus SARS-CoV-2.

Olvera de la Cruz se licenció en Física por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en 1981 y obtuvo el título de doctora en la Universidad de Cambridge durante 1985. Originaria de la Ciudad de México, la especialista se centra en el desarrollo de modelos de autoensamblaje de moléculas heterogéneas, es decir la recuperación de estas a partir de una distribución planeada.

Fue en 1986 cuando se incorporó a la Universidad Northwestern, donde ha hecho su más reciente descubrimiento en torno al SARS-CoV-2

El descubrimiento: cómo debilitar el COVID-19

Un grupo de investigadores descubrió una vulnerabilidad de la proteína spike del coronavirus SARS-CoV-2 que permitiría el desarrollo de un tratamiento contra el COVID-19.

Científicos de la Universidad de Northwestern hallaron que la proteína también conocida como “S”, responsable de permitir que el virus se incorpore a las células humanas, cuenta con un sitio conocido bajo el nombre de “sitio de escisión polibásico”, característico por su carga positiva, el cual logra una fuerte unión con las células de nuestro cuerpo que a su vez están cargadas negativamente.

A partir de este resultados los investigadores se dieron a la tarea de diseñar una molécula cargada negativamente para unirse al sitio de unión cargado positivamente, para de esta forma producir un bloqueo del sitio, impidiendo así que el virus se una a la célula huésped, se indicó en Phys.

"Nuestro trabajo indica que bloquear este sitio de escisión puede actuar como un tratamiento profiláctico viable que disminuye la capacidad del virus para infectar a los seres humanos", dijo Mónica Olvera de la Cruz, científica mexicana y líder de la investigación.

En esta investigación, las mutaciones de la proteína spike del SARS-CoV-2 afectaron la transmisión del virus gracias a los aminoácidos que lo conforman y que se ubican en los sitios de escisión, que son altamente infecciosos y esenciales para llevar a cabo el proceso de transmisión.

Olvera de la Cruz y Baofu Qiao, profesor asistente de la investigación, descubrieron que el sitio de escisión polibásico se encuentra a 10 nanómetros de los receptores de células humanas, un hallazgo que los sorprendió sobremanera.

"No esperábamos ver interacciones electrostáticas a 10 nanómetros", dijo Qiao. "En condiciones fisiológicas, todas las interacciones electrostáticas ya no ocurren a distancias superiores a 1 nanómetro", advirtió el experto.

Por su parte, Olvera de la Cruz afirmó que la escisión es un factor indispensable para que los contagios se efectúen, pues parece que el virus se une con la enzima “furina”, que abunda en los pulmones, “lo que sugiere que el sitio de escisión es crucial para la entrada del virus en las células humanas".

Ante estos nuevos hallazgos los científicos planean sumar a su estudio la colaboración de los farmacólogos de la Universidad de Northwestern para diseñar un nuevo fármaco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados