Sin tregua

Las cianobacterias no aflojan y sitian la capital

Al menos 15 casillas de guardavidas de Montevideo tenían ayer la bandera sanitaria, de playas no aptas para baños.

Cianobacterias en playas uruguayas. Foto: Leonardo Mainé
Cianobacterias en playas uruguayas. Foto: Leonardo Mainé

Las cianobacterias no dan tregua; al menos en las playas de Montevideo. Desde hace una semana, los microorganismos continúan en las costas de la capital y hasta la tarde de ayer en al menos 15 casillas de guardavidas estaba colocada la bandera roja con la cruz verde indicando un riesgo sanitario.

La playa Ramírez era una de ellas, al igual que la zona comprendida entre Buxareo y José Martí, en Pocitos, y desde Misisipi y San Marino en Malvín. Gran parte de la zona Oeste tenía también colocada la bandera sanitaria, como la playa del Cerro en las bajadas de Bogotá y Polonia, la playa del Frigonal, Punta Yeguas, Zabala, Pajas Blancas, La Colorada y Punta Espinillo. Hacia el Este, en tanto, había bandera verde en todas las casetas de guardavidas.

En Maldonado, en tanto, la situación difiere a la registrada en la capital. Allí, los vientos en los últimos días provocaron, de acuerdo con los guardavidas, que los microorganismos se esfumaran. "Por ahora, en la playa Mansa y en la Brava no hay nada. Por suerte hubo una sudestada bastante fuerte y limpió todo", dijo a El País Carlos Curbelo, coordinador del Servicio de Guardavidas de Maldonado. Según contó, hasta el domingo el Arroyo Solís y algunas zonas de Piriápolis permanecían inhabilitadas para baños, "pero ya volvieron a la normalidad y no tienen bandera sanitaria".

De todas formas, informó que con los fenómenos ocurridos en los últimos días siempre llaman al Departamento de Medio Ambiente de Maldonado para que monitoreen el agua y hagan controles en los laboratorios. "Pero además, con la directora del área, Betty Molina, nos pusimos de acuerdo en que si a alguno de los guardavidas le parece necesario colocar la bandera sanitaria, puede hacerlo y enseguida se avisa para que saquen muestras", explicó. Hasta hace pocos días, en cambio, debían aguardar los resultados de los estudios para colocar o no la advertencia.

Para los próximos días, un aumento en las temperaturas y una disminución en la salinidad del agua podría provocar que las bacterias regresen a las playas del Este. "Estamos monitoreando constantemente. Esperamos que todo siga igual", dijo Curbelo.

Ante la preocupación de algunos turistas que aseguran haber visto ayer cianobacterias en las aguas de Punta del Este, la directora de Medio Ambiente de Maldonado aseguró que "las bacterias nunca se van, porque son parte del agua. El problema es cuando hay mucha cantidad. Ayer había baja concentración y no había riesgo sanitario para las personas, por lo que no ameritaba poner bandera", dijo Molina a El País. Sin embargo, advirtió que la situación "puede cambiar en cualquier momento".

Problemas.

Frente a la presencia de cianobacterias, los expertos recomiendan no meterse en el agua en esas zonas y evitar que los niños jueguen en la arena donde haya restos de manchas verdes, ya que son más propensos a ingerir agua o arena y los efectos en ellos son mayores.

Sugieren, a su vez, que si alguien detecta la presencia de cianobacterias en baja concentración cuando ya ingresó al agua (con aspecto de yerba mate dispersa), remueva mediante un buen lavado cualquier resto de esa sustancia que pueda haber quedado en la piel y en la ropa.

Las toxinas de las cianobacterias pueden afectar al sistema nervioso, al hígado, a las células y a la piel, provocando irritación en la epidermis, diarrea o vómitos, entre otros síntomas. A diferencia de otras bacterias, no ingresan por vía cutánea, sino que lo hacen por la boca y al respirar. Puede ocurrir cuando se traga agua. O en el caso de los niños ocurre que muchas veces comen arena, otra de las formas de recibir la bacteria.

En cuanto a la respiración, pueden ingresar cuando la ola rompe en la orilla y se aspiran las "mini gotas" que de allí salen.

Usualmente las concentraciones de toxina corresponden a riesgo moderado o bajo, según la Organización Mundial de la Salud, pero aún así pueden aparecer distintos efectos.

En caso de que aparezca cualquier síntoma fuera de lo habitual, los expertos recomiendan consultar al médico.

20.000 kilos de residuos en la playa tras Iemanjá

El domingo 3 de febrero se recolectaron alrededor de 20.000 kilos de residuos de las playas de Montevideo, tras la celebración de Iemanjá.

Desde la hora 6:30 de la mañana, un grupo de 30 trabajadores de la Intendencia y de distintas organizaciones sociales realizaron tareas de limpieza. Además de la recolección manual, se trabajó con tres palas mecánicas y fueron utilizados cinco camiones para trasladar los desechos al vertedero de Felipe Cardoso.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)