INN CONTENT PARA CHIVAS REGAL

Chivas Regal: tres nuevos caminos hacia el deleite real

La marca de whisky escocesa renueva sus opciones con tres exquisitas mezclas: Extra, XV y Mizunara, cada una de ellas con características particulares y novedosas.

Chivas botellas

Uno de los máximos valores de un whisky, además del sabor, es su tradición. Si se tiene en cuenta que —de acuerdo a varios historiadores— una de las primeras referencias documentadas al whisky en Escocia data del fin de la Edad Media, se entiende que esa bebida lleva en sí siglos y siglos de elaboración, avances, contratiempos, refinación y, finalmente, consagración.

Con esa tradición y orgullo nacional escocés, se comprende cabalmente que cuando una marca con tanta historia como Chivas Regal saca nuevas mezclas se trata de un acontecimiento que remueve al mercado global de la bebida dorada.

Cuando John y James Chivas emprendieron la aventura de crear una bebida espirituosa que apelara tanto a los más sofisticados paladares, como a los curiosos que querían descubrir a los mejores artesanos de las bebidas alcohólicas, seguramente no imaginaban que en unos años serían proveedores de la Corona de Gran Bretaña. “Regal” dejó de ser un mero nombre, para convertirse en el verdadero significado de lo que la botella llevaba en su interior.

Eso ocurrió a principios del Siglo XIX, cuando uno de los hermanos convenció al otro de dejar lo que estaban haciendo hasta el momento y fundar una compañía que lograra una mezcla que, al mismo tiempo, acariciara la garganta y dejara tras sí una impresión de fiereza y personalidad, un carácter firme e inconfundible.

La idea rectora de la marca es poder ofrecer experiencias nuevas sin renunciar a lo que que distingue a Chivas Regal


Con esa idea como faro en el horizonte, fueron probando mezcla tras mezcla, método tras método, hasta alcanzar una identidad que resultara reconocible al instante pero que aún así deparara gratas sorpresas al degustarse. Y una vez alcanzada la alquímica fórmula, la casa la mantuvo con la misma determinación con la que recorrió el camino para encontrarla.

Después de varios años de cuidar y conservar tres variantes que cumplían con las expectativas más exigentes —Chivas 12, Chivas 18 y Chivas 25 años— la empresa decidió recientemente dar un paso hacia la innovación y la evolución. Eso, por supuesto, sin descuidar todo aquello que ennoblece a Chivas Regal y que se fue acumulando año tras año en barricas y botellas cuidadas por generaciones de maestros artesanos.

Chivas fiesta

El primer paso en el nuevo recorrido fue Chivas Extra, una mezcla basada —como todas las de la marca— en la malta Straithisla, oriunda de la ciudad Aberdeen y que también da nombre a la más antigua destilería de la zona escocesa de los Eastern Highlands. Imbuida en un intenso rojo como color de presentación, la botella de de Chivas Extra contiene un sabor que se va sedimentando a lo largo de 12 años en barriles que antes cuidaron los gustos y los aromas de vinos de jerez. La combinación de madera impregnada de jerez y la nueva mezcla de whiskies resultan en una experiencia que va de lo frutal al jengibre, con destellos de especias como vainilla y gustos como el de las almendras, entre otras notas.

El segundo avance fue XV, otra apuesta a lo más refinado y deleitable. Con 15 años de reposo, cuidado meticulosamente por los maestros de las mezclas de la casa Chivas, el XV se deposita en recipientes que antes contuvieron coñac de la región francesa de Grand Champagne, ahí donde se produce el más fino coñac. Los tres lustros de añejamiento en esos barriles convierten a XV en un whisky con un aroma y un sabor dominados por frutas como peras, naranjas y pasas de uvas rubias, aunque también se cuelan trazos de caramelo y canela. Toda una experiencia de gustos impulsados por la maestría para cruzar tradiciones británicas con francesas. O en otras palabras: la cruza de Britannia con Bretagne.

Finalmente, la coronación en este impulso por refrescar la tradición de la marca sin perder el sello distintivo se llama Chivas Regal Mizunara. El mejor whisky de Escocia se fue a buscar inspiración al Lejano Oriente, al país del Sol Naciente, para conseguir una mezcla que provocara a los sentidos con nuevos gustos e inesperadas combinaciones. Con la contención de la madera del roble Mizunara, un árbol autóctono de Japón y cuya madera es de frecuente uso para los whiskies de ese país, el Chivas Regal Mizunara tiene el característico sabor de Chivas, pero con sutiles presencias de vainilla, cáscara de naranja y notas de madera.

La más reciente idea fue darle a Chivas Regal un toque del Lejano Oriente gracias a barrilles de roble Mizunara


Con estas tres apuestas, una de las marcas con más historia ofrece nuevas experiencias sensoriales que permiten vislumbrar posibles caminos hacia el disfrute responsable de la bebida, compartida por millones de personas que buscan esparcimiento, elegancia y un sabor único.

Todos aquellos que compartan el deleite de un sabor con tradición, tienen ahora también la posibilidad de acercarse al presente y experimentar en su paladar cómo una marca con tanta historia, se adentra en los nuevos tiempos con la misma osadía y espíritu explorador que los hermanos John y James tuvieron cuando decidieron unir su trabajo y talento para crear el mejor whisky posible.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados