EDUCACIÓN

El centro educativo Los Pinos lanza sus cohetes y amplía sus instalaciones

Ubicado en el barrio de Casavalle comenzó otro año de aprendizaje basado en proyectos, además de llevar adelante la ampliación de su edificio siguiendo un diseño regalado por Carlos Ott.

Los Pinos
El primer lanzamiento de cohetes se realizó en 2018, cerrando el curso de tercer año de liceo.

"Empezamos el 2020 tirando cohetes”, bromeó Gregorio Medina, director del Centro Educativo Los Pinos. Pero no es broma. Los alumnos de tercer año del área científica de este liceo de Casavalle realizarán este año el lanzamiento de los cohetes meteorológicos que construyeron en 2019.

Los Pinos es un liceo que funciona en base a proyectos. El de tercer año corresponde a los cohetes. En primer año arman autos que se mueven con energía solar, en segundo construyen brazos hidráulicos y en cuarto se enfocan en temas de tecnología satelital.

Los Pinos
La Escuela Militar Aeronáutica de la Fuerza Aérea presta sus instalaciones para la actividad.

En el área de ciencias sociales, en tanto, los alumnos de primero y segundo año se mezclan para trabajar en una revista digital en la que se van encargando de distintos artículos periodísticos.

En tercero y cuarto año el proyecto es de voluntariado. Deben cumplir determinada cantidad de horas de trabajo en distintas organizaciones. En la Fundación Pérez Scremini realizan actividades con los niños con cáncer, en Movimiento Lucero salen a repartir comida en las calles y en un Techo Para Mi País construyen casas.

Otros equipos pueden optar por realizar talleres de alfabetización para los niños más chiquititos de Los Pinos que integran el Club de Niños. En tercer año también está el proyecto para trabajar en áreas de medioambiente, que implica que, munidos de guantes y medidas de protección, lleven adelante la limpieza de basurales de Casavalle según un programa que ellos mismos diseñan al proyectar cómo debería quedar el lugar.

En los años en los que se abre la presentación de proyectos para el Presupuesto Participativo de la Intendencia de Montevideo, se insta a los estudiantes a que eleven propuestas. Algunos incluso pueden después votarlas ya que con 16 años ya se puede participar en la elección. El último año hubo dos propuestas de Los Pinos entre las elegidas.

Robótica.

Otra gran área que se trabaja en Los Pinos es la de robótica.

El año pasado el equipo de este centro educativo obtuvo el primer premio en la competencia científica First Leo League, que organiza el Plan Ceibal. Eso significa que clasificó para el Open de Robótica que debería celebrarse en junio de este año en Rio de Janeiro. Viajarían cinco alumnos a un evento en el que compiten 30 países.

Además, este año el área de robótica se incorpora también al Club de Niños, con clases de programación de primero a sexto año de escuela. Para ello se suma una empresa argentina que fabrica muñecos parecidos a los legos que se llaman rasti, siempre siguiendo la metodología de aprendizaje basada en proyectos. “Es el primer colegio de Uruguay que implementa el trabajo con esta marca”, destacó Medina.

Por otro lado, está la nueva edición del Space Challenge de la NASA, que el año pasado tuvo lugar en las instalaciones de Los Pinos con participación de representantes de las facultades de Ingeniería de la Universidad de la República, la Universidad de Montevideo, la ORT y la Universidad Católica, más estudiantes de bachilleratos de todo el país y alumnos de Los Pinos.

Dos equipos uruguayos llegaron a ubicarse entre los 10 mejores del mundo y competir por un viaje a la NASA con lanzamiento de cohete incluido.

El desafío final de este año es terminar la construcción de la ampliación del edificio de Los Pinos de acuerdo al diseño que les regaló el arquitecto Carlos Ott. “Eso nos va a permitir ampliar todos los programas que ya tenemos y que abarcan a unos 500 jóvenes, adolescentes y niños”, anunció Medina sobre la obra que esperan esté terminada para fines de este año o principios del próximo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados