Con paneles genera toda la energía que consume, Hecha por uruguayos

La casa uruguaya

El proyecto de la casa uruguaya se presenta como solución a los problemas que tienen las viviendas sociales, tipo de propiedad en la cual la vivienda está en manos de una autoridad gubernamental, de una organización sin fines de lucro o de una combinación de ambas, en general destinadas a personas de bajos recursos que no pueden acceder a una vivienda propia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La casa uruguaya, con paneles solares en el techo, competirá en un mundial.

El concurso en el que participarán universitarios uruguayos, está diseñado en su totalidad para realizar viviendas sociales que sean de bajo costo pero que cuenten con estándares de confort y eficiencia energética al más alto nivel. Los uruguayos diseñaron un modelo que puede montarse en 10 días y que no vale más de 50.000 dólares. Su primera meta es conquistar un primer lugar en el certamen; la segunda, montar este tipo de estructuras para que las puedan disfrutar uruguayos con necesidades de vivienda.

Faltan seis meses para que una casa creada por jóvenes arquitectos uruguayos se enfrente a colegas de toda América Latina con el desafío de conquistar el podio del Solar Decathlon, la competencia de arquitectura sostenible más grande del mundo.

Por arquitectura sostenible se entiende el tipo de diseño y construcción que optimiza los recursos naturales y los sistemas de edificación, de tal modo que minimicen el impacto ambiental de los edificios sobre el medio ambiente y sus habitantes.

A fines de 2014 el equipo de uruguayos (la mayoría estudiantes, docentes y egresados de la Universidad ORT) recibió la noticia de que había sido seleccionado para participar de la competencia.

Entonces, comenzó el proyecto para crear una casa de interés social que utilizara tecnología de vanguardia y sistemas innovadores "a costos acordes al contexto", con la mayor eficiencia energética y el máximo confort para demostrar que el uso de estas herramientas era (y es) accesible.

Había nacido "La casa uruguaya", como denominaron al proyecto, que este jueves fue lanzado al público junto a la construcción de un sector de la vivienda. "Si no estuviéramos convencidos desde el alma de que esto es posible no nos habríamos presentado", expresó el arquitecto Eliseo Cabrera, docente de ORT y coordinador del proyecto.

"Estamos seguros de que es factible hacer una vivienda 100% autosustensable con energía solar", remarcó Cabrera en la presentación, de la que participaron también el presidente de UTE Gonzalo Casaravilla y el embajador de Alemania Heinz Peters. La presencia de este último se debió a que el proyecto uruguayo se inspiró en una construcción montada en el último Foro de Ciudades Sustentables con el nombre de "la casa alemana".

Cabrera contó que su prototipo sirvió de motivación para que los orientales crearan una casa que también fuera autosustentable pero con las condiciones uruguayas, las necesidades locales, la realidad económica nacional y las aplicaciones posibles de una construcción de sus características.

Desde que recibieron el anuncio de la clasificación, los uruguayos han sido evaluados por las autoridades del concurso desde el punto de vista de los mensajes que brindan y cómo logran llegar a la población con los valores que emergen del concurso, (sostenibilidad, energía solar y eficiencia energética), además del modo en que gestionan su aparición en redes sociales, entre otros criterios.

Por dentro.

"La casa uruguaya" será una vivienda de unos 80 metros cuadrados en la que podrán habitar cinco personas (dos adultos y tres niños), para lo cual contará con tres dormitorios, cocina, escritorio, baño y living comedor. Uno de los aspectos pintorescos y pragmáticos que tendrá será que el baño podrá ser compartimentado. Es decir, el usuario podrá separar la ducha del inodoro y la bacha. De esa forma, aseguran los decathletas (así se llama a los participantes del certamen), la casa ganará en practicidad y no será necesario construir un segundo baño.

Energía propia.

La casa uruguaya se basará en una batería de paneles solares colocados sobre el techo. La energía que capten alimentará un equipo denominado inversor o conversor, que transformará la energía en 220v y 50hz.

Asimismo, contará con un sistema de refrigeración nocturna que, según Cabrera, será aplicado por primera vez en Uruguay. "Se basa principalmente en que los techos bajan alrededor de seis grados su temperatura por la noche porque miran hacia el cielo y se pasan toda la noche disipando calor".

Los especialistas tradujeron esa realidad en acumular frío del lado de adentro, valiéndose de tecnología innovadora y equipos poco comunes en la construcción de viviendas en Uruguay. Si bien la primera meta del equipo es ganar el concurso, el trabajo conjunto con la empresa Ñandé (constructora de viviendas sostenibles) apunta también a que pueda materializarse en viviendas confortables y económicas para familias uruguayas.

Ante los líderes de la vivienda sustentable.

Desde 2002 y cada dos años, el departamento de energía de Estados Unidos organiza el Solar Decathlon evento en el que los participantes deben diseñar el prototipo de una casa autosuficiente, confortable y tecnológicamente innovadora. Este año será el primero que participarán uruguayos. Unos 36 universitarios competirán contra equipos de Alemania, Chile, España, Inglaterra y otros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)